El clásico de PSOne ahora en la PS3 y PSP. Lo jugamos de nuevo y te contamos como fue vivir de nuevo las aventuras de Cloud.

Si bien todavía no existe un juego de video que pueda considerarse como el ejemplo perfecto que defina a la industria por igual, la gran mayoría de los géneros cuentan ya con un título específico que establece el momento más importante de su historia. En el caso de los juegos de rol “modernos”, esta división tuvo su inicio el 31 de enero de 1997, cuando SquareSoft lanzó en Japón la séptima entrega de Final Fantasy VII en exclusiva para el PS One. Rodeado de polémica, gran expectativa y contando con una producción que se ha mantenido como inspiración y punto de comparación para todos los juegos que le siguieron –tanto de la propia serie como de su competencia- Final Fantasy VII se ha mantenido como uno de los más grandes videojuegos de la historia, el cuál puede disfrutarse nuevamente en la comodidad de tu hogar o en camino a ninguna parte gracias a la PlayStation Network.

El clásico está de vuelta

Avalanche, un grupo de ecoterroristas que se ha levantado en contra de la poderosa corporación Shin-Ra, compañía que ha encontrado en el flujo vital de la tierra, una forma de obtener energía y ha logrado que la población entera dependa de ella sin saber que, a larga, interrumpir este ciclo acabará con la vida del planeta. Final Fantasy VII comienza durante la primera misión de Cloud Strife, personaje central del juego, quien se ha unido como un mercenario que no esta en contra de Shin-Ra, pero tampoco a favor de Avalanche hasta que sus empleos con el grupo terminan por enfrentarlo con un legendario soldado de la corporación, cuyos origenes encierran el secreto detrás de esta compañía y de nuestro héroe, los cuáles afectarán la vida de un extenso reparto de personajes entrañables y da lugar a uno de los títulos más memorables en la historia de los videojuegos de rol.

Toda una generación sabe los grandes logros y contados fracasos que ha tenido Final Fantasy VII, los cuáles van desde contar con un reparto de personajes TAN grande y memorable que dejaron atrás la historia que protagonizaron para hacerse íconos en la industria, hasta un modo de juego tan complejo y envolvente que todo aquel que lograba dominarlo estaba listo para un examen de licenciatura en administración. Obviamente, a todo esto se le suman momentos trágicos, retos interesantes (como la lucha contra las Weapon –jefes opcionales- y la búsqueda del Chocobo Dorado), un estupenda banda sonora y además, todo un escenario lleno de mini-juegos que bien vale la pena por si sólo.

Es un RPG que marcó un momento importante en la industria.

Con más de doce años de existencia, durante los cuáles generó una inmensa cantidad de fanáticos y se volvió en el primer videojuego que contó con un fenómeno mediático a su alrededor (que extendió la historia del primer juego en títulos para celular, consolas portátiles, películas, animaciones y comics), Final Fantasy VII es un título que ya esta más allá del bien y del mal, así de simple. Claro, hay muchos títulos que han logrado superarlo en modo de juego, presentación y narrativa; de hecho su precuela, Crisis Core: Final Fantasy VII para el PSP es muy superior en esos mismos puntos, pero nada puede lograr acercarse a lo que esta primera parte logro.

Afortunadamente para los fanáticos de la serie y los que quieran probar el juego por primera vez, “Final Fantasy VII” esta disponible en todas las regiones del PlayStation Netowork para descargarse y jugarse directamente en el PS3 o el PSP, ocupando, apenas un poco más de 1GB de espacio. Desafortunadamente, como todo clásico de PS One disponible en este servicio, el título es idéntico a la versión original en gráficos, música y desarrollo, aunque la esperanza de que Square utilice las capacidades del PlayStation 3 para hacer una nueva versión seguirá vigente.

Lo Imperdible:

  • Edición original, idéntica a la del PS One.
  • Puede trasladarse al PSP y podrás jugarlo donde quieras.
  • Historia y personajes siguen contando con la misma chispa de hace 10 años.
  • Sus valores de producción siguen manteniéndolo vigente.

Lo Impresentable:

  • Edición original, idéntica a la del PS One.
  • No cuenta con soporte para trofeos.
  • Modo de pantalla completa en HD hace que el juego se vea horrible.
  • El primer RPG que vale la pena en el PS3 tiene más de 10 años de edad.
Un clásico
…un juego obligado para todo aquel que se diga gamer.”