Experimentos con la jugabilidad... justo cuando no son necesarios [Opinión]

Experimentos con la jugabilidad... justo cuando no son necesarios [Opinión]

Siguiendo con la tónica de los berrinches, aunque esta vez sobre ruedas.

Hace un par de semanas, y aprovechando un ofertón de un generoso retailer chilensis, agregué a mi colección Banjo-Kazooie: Nuts & Bolts (Baches y Cachivaches según el manual del juego). Aunque ya me habían advertido por ahi que el juego tenía una mecánica -nunca mejor dicho- muy particular, había que arriesgarse, y por ese precio, no fue difícil decidirme.

Después de unas cuantas horas de juego, un par de mundos desbloqueados y una buena cantidad de vehículos y esperpentos de vehículos hechos por este humilde editor, el juego me causa una sensación que podríamos describir como algo parecido a la tristeza.

El humor tan particular de la saga sigue ahi, los personajes siguen ahi, visualmente es espectacular y técnicamente roza lo impecable… pudo ser, pudo ser el plataformas definitivo de la consola.

Quiero dejar algo en claro: Nuts & Bolts no es en absoluto un mal juego. Todo lo contrario. Está bien planteado desde el punto de vista jugable. La escencia del juego son los vehículos, pero yendo mas al núcleo, es el editor de vehículos. No es demasiado complejo como para estar 20 minutos tratando de encontrarle la vuelta, pero si lo suficientemente flexible por si me dan ganas de dedicarme a crear monstruos sobre ruedas. Intuitivo y efectivo.

La culpa no la tiene el juego. No se a quien echarle la culpa en realidad. Pero del estante de “estilos de juegos”, el cajón que dice “Plataformas” no es precisamente el que no se puede cerrar porque está lleno. En ese mismo estante, los shooters ocupan bastantes cajones, los de deportes ídem, los sandbox van para el segundo cajón, y asi. Hay una escasez alarmante en el género en esta ya-no-tan nextgen. La serie Ratchet hace rato que dejó de ser de plataformas puros y duros para mezclarse con acción y armas. Kameo es quizás un buen representante del género, pero el ser demasiado lineal le quita bastantes puntos. De Jak & Daxter ni luces (al menos no en PS3), y eso sin tomar en cuenta que solo el primero cuenta como plataformero, porque los siguientes derivaron en algo mas de aventuras y acción que personalmente no me terminaron de convencer. Sonic normalmente anda a los tumbos. En ese sentido, Wii es la consola con la mejor oferta del género, y sin ir mas lejos, tiene al mejor representante de esta generación sin discusión (un tal Mario Galaxy), y Super Paper Mario por ahi cerquita. Pero al hacer la suma de las 3 consolas de tele, nos quedamos cortos.

El trasfondo de Nuts & Bolts no me parece malo, al contrario. Cualquiera que haya jugado con legos o que tuvo algún mekano, y le llame la atención la mecánica automotriz está en la obligación de al menos probar el juego. Pero lo que me revienta las pelotas es poner el disco y siempre terminar pensando en lo que pudo ser o lo que debió haber sido. Mirar los escenarios super coloridos y dignos de cualquier Mario, pero siempre desde la perspectiva de ir dentro de un vehículo, o corriendo una carrera, o haciendo una misión… sobre ruedas. Claro, también puedo bajarme y recorrer Ciudad Duelo o los mundos a pie, pero difícilmente voy a superar alguna misión. Necesito un vehículo o nada. Al final, el plataformeo y la exploración del juego quedan reducidas a recolectar notas musicales sobre los techos o en partes que no se puede llegar con autos, dar vueltas por la plaza de Ciudad Duelo, y sería.

No estoy en contra de innovar, al contrario, ahi está el caso de Braid, un juegazo de plataformas por donde se le mire. El problema es el riesgo que se corre, sobre todo cuando se utilizan sagas conocidas por su calidad y de las que todos esperan la siguiente entrega como Banjo-Kazooie, que no es como esperar el Guitar Hero de la semana. Cada mes aparecen 20 shooters, cual de todos mas genérico ¿Qué les costaba agarrar uno, meterle ollas y comida y armar algo en plan Cooking Mama meets Perfect Dark? ¿Por qué experimentar jugablemente justo con lo que no sobra?

En esta generación necesitamos mas plataformas. Y Rare me debe un Banjo-Kazooie. Uno de verdad.

p.d.: el juego no lo vendo, no lo regalo, ni está tirado por ahi a la mitad, pero cuando lo termine, lo mas seguro es que tome el sabio consejo de una de las pantallas de carga: “si no te gustan los vehículos, siempre puedes conseguir el Banjo-Kazooie original en el bazar”. Los malditos lo sabían.