Palm Pre: La recta final

El Palm Pre esta en la puerta del horno, este fin de semana se lanza en conjunto con Sprint para los Estados Unidos. Sprint, uno de los pocos operadores en el planeta que aun ocupan CDMA, usara el primer modelo de Pre que hemos visto, que efectivamente es 3G CDMA. El resto del planeta, probablemente ocupe la versión GSM, que pudimos ver en la Mobile World Congress de Barcelona.

Ya aparecieron los primeros análisis del Palm Pre y la conclusión es más bien uniforme, se trata de un excelente equipo y lo que es más, un excelente sistema operativo. Las acciones de Palm en tanto, han crecido en un 600% desde el anuncio de este aparato y todo pareciera ser, que estamos ante la resurrección de esta compañía.

Sin embargo, el éxito a nivel mundial y lo que podría posicionar a Palm, como uno de las compañías emblemáticas en telefonía móvil, no radica exclusivamente en que su producto sea ganador, sino también en que sepa manejarlo de una buena forma.

La fama del Palm Pre no pareciese radicar en el hardware, sino en WebOS. Ya hemos escuchado que Palm prepara nuevos aparatos basados en este sistema operativo y esto será importante si quieren acaparar un mercado transversal donde los intereses de los usuarios son diferentes.

Por otro lado, tendrá que tener una estrategia de expansión agresiva al resto del planeta y a nuevos operadores en Estados Unidos. Si bien Sprint tiene la exclusividad por 6 meses, no hablamos de un operador que sea líder en su mercado. Esto, que claramente será una restricción para maximizar su base de usuarios, va a tener que ser compensado haciendo buenas alianzas en Europa y el resto del mundo.

Por ultimo y como si fuera poco, una vez hechas estas alianzas y si su equipo resulta ser el éxito, que muchos creen será, tendrá que tener la capacidad de satisfacerla, producir equipos en masa y mantener una logística impecable.

Palm se juega la vida y no es una compañía grande. Lo que para otros jugadores parece ser sencillo, para Palm puede no serlo. No tiene la experiencia de despachar cientos de miles de móviles por semana y aun no comprende del todo las relaciones con las compañías de telecomunicaciones (razón por la cual, sus equipos con contrato siguen siendo caros respecto a la competencia). Si logra empujar WebOS a lo largo de una linea transversal de productos con disponibilidad mundial, precios competitivos y con más de un operador por país, antes que su tecnología este obsoleta, podemos estar ante el inicio de un nuevo Palm. De lo contrario, puede ser el ultimo suspiro de una compañía que aun no logra conectarse con la realidad actual del mercado.

Esperamos la próxima semana entrar en contacto con este equipo y te tendremos las novedades y nuestras impresiones como de costumbre.