La RIAA gana casi US$ 2 millones en su último caso

La RIAA gana casi US$ 2 millones en su último caso

por

Las cosas no parecen ir bien en la lucha contra las disqueras en Estados Unidos, pues la RIAA acaba de ganar la apelación de su último caso contra Jammie Thomas-Rasset, quien fue encontrada culpable de infringir derechos de autor en 24 canciones de su computador.

En la primera instancia, el jurado encontró a Jammie culpable y la sentenció a pagar USD$9.250 por canción para un total de USD$222.000, pero Jammie decidió apelar la decisión con resultado catastróficos, pues el jurado aumentó la cifra a USD$80.000 por título para un total de impresionantes USD$1.920.000, una cifra estratosférica para lo que serían más o menos dos discos de música.

Jammie no atacó la labor del jurado, pero si lo hizo contra la RIAA, y en sus propias palabras les deseo “Buena suerte tratando de obtener [el dinero] de mí… será como exprimir sangre de un nabo”, dejando en claro su intención de continuar su lucha contra las compañías de música, mientras estas últimas se defienden alegando que desde el primer día están (y siguen estando) dispuestos a solucionar el caso fuera de las cortes.

Link: Thomas verdict: willful infringement, $1.92 million penalty (Ars Technica)