iPhone 3G S: Un esfuerzo mínimo

Ayer todos vimos como Phil Schiller introdujo el iPhone 3G S, la nueva versión del teléfono de Apple que re-ordena el catalogo de productos de telefonía de la manzana.

Sin embargo, me parece que este lanzamiento es más ruido que productos. Básicamente lo que hicieron fue actualizar el hardware al interior del iPhone 3G, ponerle un nuevo nombre y re-acomodar su oferta para los tiempos que corren.

El iPhone tiene un enorme momento actualmente, gran parte de esto se lo debe a la comunidad de desarrolladores que se creo entorno a él, que ofrecen desde mecheros virtuales hasta aplicaciones que realmente sirven.

Sin embargo el desarrollo de hardware ha estado bastante estancado. Estamos de acuerdo en que el principal motivo del iPhone es su pantalla táctil y sistema operativo. Sin embargo esto no quiere decir que porque brille en estos dos aspectos, tengamos que conformarnos con capacidades mediocres para los tiempos que corren.

Si consideramos que hacerlo más rápido, no es una característica que agregue valor real al usuario medio per se y que la cámara integrada, solo se pone al día con la que la mayoría de los móviles tiene (y bastante menos que muchos de ellos), el iPhone 3G  S es solo más de lo mismo.

Apple como fabricante de hardware, siempre se ha mantenido a la vanguardia en la implementación de nuevas tecnologías; WiFi (Airport), DDR3, USB, pantallas LED y SSD son solo algunos de los casos en que el equipo de desarrollo de productos se ha convertido en ‘early adopter’. Pero en el caso de los teléfonos móviles, cuando ya vemos equipos con cámaras de 8 y 12 megapixeles con capacidad de grabar vídeo en alta definición, con topes máximos de 48 GB de almacenamiento, transmisores FM y pantallas OLED magnificas con resoluciones de pantalla de hasta 800×480, nos parece que el iPhone 3G S, en cuanto a hardware, es un lanzamiento tope de linea del 2007.

El 2007, cuando se lanzo el iPhone original, era perdonable no tener muchas características, considerando que era la primera aventura de Apple en cuanto a teléfonos móviles, pero hoy, si quieren ser los mejores, deben de hacer un esfuerzo bastante mayor.