Airbus A380: Redefiniendo el vuelo privado

Airbus A380: Redefiniendo el vuelo privado

¿Lo va a querer con alzavidrios electricos?

Ya les contamos en su momento sobre el Príncipe de Arabia Saudita, Al-Waleed bin Talal, y su Airbus A380 privado; sí, A380, el titan del aire. También sabíamos que iba a gastar prácticamente lo mismo que el costo del avión modificandolo para su ‘comodidad’. Hoy se hace publica esa comodidad y a continuación les contaremos detalles de lo que mucho dinero e imaginación pueden lograr.

  • Escalera de caracol hidráulica

    Lo más sorprendente del A380 del príncipe no es solo su tamaño, sino que instalaran una escalera de caracol dinámica con un ascensor en el centro que permitirá en vuelo moverse entre tres pisos: el primero, que es la zona de carga, el segundo, donde están las áreas comunes y el tercero, donde se encuentran las suites.

    Pero lo interesante es cuando el avión se encuentra con sus ruedas en el piso, que es cuando la escalera puede extenderse, y llegar a tierra firme, para que así el príncipe pueda salir directamente a la pista de aterrizaje y subirse a su Rolls Royce. ¿Rolls Royce? Ya te contamos.

  • Rolls Royce Inside

    Cuando el príncipe vuela, su automóvil también. Mientras el príncipe baja las escaleras, su equipo personal se encarga de descargar del estacionamiento en el primer piso, el auto de preferencia de Al-Waleed (que irónicamente es el mismo fabricante de los motores Trent 900 de su avión). Este se encuentra en la cola, y basta con desengancharlo y poner reversa para estar en la pista de aterrizaje.

  • Piso de ‘vidrio’

    En el área común, en vez de una alfombra, el piso será una gran pantalla que mostrará el lugar por donde vuelan. Básicamente hace el efecto de un piso de vidrio usando cámaras en el exterior de la aeronave. Nada mal…

  • Microsoft Surface

    En la sala de reuniones se encuentran dos pantalla holografías y un Microsoft Surface que permite proyectar información ad-hoc.

Estos detalles se suman al sauna, la sala de conciertos con piano, conectividad WiFi y de teléfono a lo largo de todo el avión, suites de primera clase para 20 pasajeros y como olvidarlo, salas privadas de rezo con alfombras virtuales que apuntan automáticamente a La Meca. Más información y diagramas en el link.

Link: The £300m flying palace… (Daily Mail vía Avión Microsiervos)