¿Qué pasa con Microsoft?

El E3 2009 está a la vuelta de la esquina. Como la mayoría sabe, es en esta feria donde practicamente se corta el pastel del año, ya que el impacto mediático que tiene es mayor que la GDC o el Tokyo Game Show que se celebra a finales de año.

Ya en el anterior E3 Microsoft dio la campanada al anunciar que Final Fantasy XIII lo veríamos en 360, un golpe bastante duro para Sony. ¿Habrá este año algo similar?

Los dardos apuntan ipso facto a Metal Gear Solid 4. Desde el punto de vista mediático, es potente. Pero, ¿podría considerarse al nivel de Final Fantasy XIII? Si fuese una versión exclusiva y extendida, tal vez. Pero un port a la usanza, me quedan las dudas, principalmente porque es un juego que ya tiene un año de vida y que vendió lo que tenía que vender en la consola de Sony. Además, los mas fanáticos de la serie seguramente compraron una PS3 por el juego, que en su época moderna a pesar de haber salido en otras plataformas siempre se asoció con la marca Playstation.

Desde mi punto de vista, si Microsoft quiere anotarse un golazo este año es obligatorio que presente algo nuevo, y de preferencia propio, no exclusividades de third parties que al final terminan siendo temporales. Ya sabemos que en ese sentido los de Redmond son bastante cerrados y no anuncian sus juegos hasta poco tiempo antes de la salida (caso Gears of War 2). Pero ya estamos casi a mitad de año, ¿y qué es lo que se sabe?

Alan Wake, como ya comentamos, sigue estando vivo, pero sin fecha aun. Hay rumores que indican que puede salir este año, y de ser cierto, podría ser el gran anuncio gran. Pero todo lo relativo a Alan Wake hay que tomárselo con calma (la misma que se han tomado para desarrollar el juego). Probablemente a nadie le quedan dudas de que Halo 3 ODST va a vender lo invendible, sobre todo para ser una expansión. Pero es eso, una expansión. Sabido es que Peter Molyneux trabaja en un proyecto nuevo, y probablemente se sepa algo en el E3. Rare está en las mismas, y se especula con una tercera parte de Killer Instinct. All Points Bulletin, el juego de los creadores de Crackdown, es casi un experimento al nivel de Halo Wars, menos arriesgado eso si. Es una incógnita, pero hay que darle crédito.

En mi opinión, es hora de que Microsoft mueva ficha. Estamos virtualmente en la mitad de la generación, y necesita mas que nunca que los títulos propios destaquen. La política de Sony con sus first parties está empezando a dar frutos, y sobre todo, está empezando a mostrar que Playstation 3 es superior técnicamente. Killzone 2 fue el primer paso en ese sentido, Uncharted 2 sigue la misma línea, y lo poco que se ha visto de Heavy Rain es espeluznante. Pero todo es consecuencia de la atención que Sony le da a sus estudios internos. Y mientras en Sony los cuidan en todo sentido, Microsoft los deja ir (Bungie), o los disuelve (Ensemble).

Por supuesto, que todo esto es pura especulación, al menos hasta el E3 2009.