[NB Labs] Velvet Assassin [NB Labs] Velvet Assassin

Revisamos un juego donde una asesina sabe muchas formas de matar a un soldado nazi.

[NB Labs] Velvet Assassin

Revisamos un juego donde una asesina sabe muchas formas de matar a un soldado nazi.

Revisamos un juego donde una asesina sabe muchas formas de matar a un soldado nazi.

¿Qué resulta de Splinter Cell, Metal Gear, Medal of Honor y más estrógeno de lo normal? Velvet Assasin, un juego de espionaje e infiltración que nos muestra que una mujer como Violette Summers puede ser muy letal en las sombras de una época donde la supremacía de una guerra se valía por pequeños granitos de arena, que a medida que avanza, más afloja.

Pura y sana infiltración

Las apariencias engañan. Velvet Assassin parece a simple vista un excelente juego y muy original, valiéndose del espionaje e infiltración auténtico matando nazis como un buen asesino ninja, de esos que matan 10 y sólo lo logras saber cuando sale la noticia en el periódico.

El juego se basa en la vida real de Violette Szabo, una espía aliada muy habilosa en tiempos de guerra que fue capturada y ejecutada a los 23 años de edad. En esta ocasión representamos el mismo papel de espía pero convertida en Violette Summers, protagonizada por la angelical modelo y actriz alemana Melinda Cohen, siendo un arma mortal con dos patas y un cuchillo. Nada mal, especialmente porque tendremos variadas animaciones de asesinatos con cuchillos e incluso con pistolas y la culata de una escopeta.

Ya al principio notamos que la mecánica de juego es muy simple. Debemos ocultarnos en las sombras del escenario hasta que nuestros enemigos no estén pendientes el uno del otro, para luego matar sigilosamente a uno de ellos, y no dejar rastro del cuerpo. Pocas veces iniciaremos una guerra campal con escopetas o pistolas, y mucho menos usar el “Modo Morfina”, que nos permitirá ir directamente a un enemigo y darle el golpe de gracia. El resto es recolectar ítems, ganar experiencia y crear trampas para volar a uno o varios enemigos a la vez.

Y otra vez…

La mecánica de juego es interesante en un principio pero pierde su atracción cuando ya vas por la quinta vez de “esperar el momento justo para aniquilar a tu enemigo”. A veces debes esperar bastante y repetidas veces, y cuando algo resulta mal, vuelta a empezar. Sí, los checkpoints muchas veces están ultra-súper-pésimamente-mal colocados. En una operación de sigilo completo, un simple error te podrá llevar de vuelta a pasar todo el nivel completo hasta el principio. Es muy tedioso tener que hacer lo mismo una y otra vez, se extraña bastante un guardar rápido, o por lo menos checkpoints en lugares estratégicos. Si alguna vez hubo uno, por lo menos el juego no gastó bytes en decírmelo.

La fórmula más recurrente para matar a alguien es por silenciosamente detrás de sus ojos.

El modo “Morfina” es muy efectivo pero sirve más para escapar de situaciones donde no durarías mucho tiempo con vida, en vez de matar a un enemigo imposible de tratar sigilosamente. Si lo haces, muchas veces perderás en números porque te descubrirán y serás queso gruyere. Cuando debes dejar tu oscura cobertura para entrar en batalla, la IA responde de forma muy rara, corriendo hasta un punto donde se quedan quietos y a veces estúpidamente corriendo hacia a ti.

La inteligencia artificial es rarísima y muchas veces limitada. En más de la mitad del juego encontrarás nazis que siguen un patrón de recorrido y de eso se trata la mayoría del juego; contadas veces encontrarás algún enemigo saliéndose de sus patrones de forma inesperada agregándole más tensión al nivel. Eventualmente al encontrar un cuerpo se detendrán ahí pero al rato seguirán su camino predeterminado como si nada. A veces los nazis saben dónde estás aunque no te hayan visto. Sobre las limitaciones, son varias, no pueden escalar rejas o subir escaleras, y se siente como si en realidad fuera una limitación de la IA que una respuesta realística de un soldado alemán. Para qué decir cuando haces ruido, instantáneamente sabrán que eres tú por arte de magia.

El modo de experiencia es rara y toma muy poco protagonismo. Para darle más habilidad a nuestra asesina debes coleccionar ítemes especiales, los cuales están escondidos y detrás de rutas alternativas con algunos nazis más. Obviamente son opcionales, pero realmente se sienten más una molestia que una ayuda – porque un fallo fatal en esa ruta significa volver a empezar – para que el juego sea más fácil, o por último escale con la dificultad del juego mientras avanzas. Puedes aumentar tu Sigilo, tu Salud o una mayor duración del Modo Morfina hasta en 5 estrellas, sin embargo no noté grandes diferencias al maximizar el modo Sigilo.

Definitivamente, en vez de dar bonos de salud por matar sigilosamente a un enemigo, deberían dar bonos de experiencia. Prácticamente podría pasarme medio nivel disparando para evitar gastar 7 minutos de mi tiempo escabullándome y matando uno por uno a cada nazi, pues de la salud simplemente debo encontrar un botiquín o ver si el cadáver tiene uno.

A ella le gusta con la luz apagada

La iluminación es excelente en conjunto con el detalle de la mayoría de las texturas en los escenarios, que los hace sentir únicos a cada uno. Que puedas ver más en la oscuridad a diferencia del resto no molesta para nada la experiencia de juego. Algunos escenarios son interesantes especialmente por el manejo de luz, y el manejo de la linterna de parte de los enemigos es interesante, dándole un poco más de variación a tus tácticas en la oscuridad.

No hay nada que decir, la iluminación en los escenarios es extraordinaria.

Pero no está exento de bugs y errores. Desde traspasar puertas abiertas, manos y piernas que cruzan polígonos y paredes, hasta nazis que “patinan” en un sector o desaparecen de un nivel. Los efectos de fuego parecen de esos juegos de hace 5 años o más. El juego dice estar poderoseado por NVIDIA PhysX, pero no lo aprecias en ninguna parte. Al parecer, sólo está presente en las físicas de los cuerpos caídos, pero eso hoy en día no es espectacular.

Faltan algunas animaciones. Abrir puertas, subir y bajar escaleras, son algunos ejemplos de animaciones que son cortadas por una pantalla negra y le quita fluidez al juego, cuando tenemos checkpoints que intentan el efecto contrario.

Para satisfacer la vista de los más sádicos, animaciones de muertes hay de sobra.

Para qué decir sobre la historia la cual se siente inexistente: trata de crear expectación al sentir que estamos jugando los recuerdos de una asesina postrada en cama pero nada hila como debería cuando llega el momento de contar cómo. Algunos “flashbacks” o lo que sea que se llamen esas visiones durante el juego no aportan en nada más que confundirte un poco más.

Desarrollo de personajes casi nula, o por lo menos, muy difícil identificarse con las andanzas Violette Summers en la Segunda Guerra Mundial; y del alguna forma no muestra que haya desarrollado algo importante durante el período para mantenernos cautivos.

El desenlace es anticlimático y pésimamente construido ya que es lo mismo que los niveles anteriores pero más difícil, especialmente por la historia que pareciese ser sólo un recuento por encima de las misiones de Violette Summers lo que no agrega nada de interesante o sorprenderte a las últimas imágenes. Para colmo, no podrás usar morfina durante el último nivel, así que ya es mala idea agarrar experiencia para mejorar ese apartado.

Esta es la misión final

Este juego podría ser recomendado para el que busca un título de espionaje duro y sin mucha variación. Lamentablemente Velvet Assassin se cae tanto en los detalles técnicos y argumentativos que termina siendo otro juego del montón. Podrás jugarlo durante un tiempo e incluso puede que te guste, pero por otra parte, el resto lo encontrará monótono después de un rato, no sólo por la excesiva repetición de “mata al tipo por detrás sin que nadie se dé cuenta” con muy leves variaciones, también por una historia que desarrolla de forma lenta, superficial y anticlimática.

Lo imperdible:

  • Espionaje e infiltración del duro.
  • Varias formas de asesinar a un enemigo.
  • Excelente trabajo de Iluminación en los escenarios.

Lo impresentable:

  • Historia anticlimática, poco interesante.
  • Bugs y animaciones perdidas fáciles de identificar.
  • Jugabilidad repetitiva con muy poca variación.
  • Chekpoints muy mal colocados, no hay “Salvar/Cargar Rápido”.
  • PhysX no se nota para nada.
  • Acumulación de experiencia molesta.
  • El final…
Mediocre
Lamentablemente Velvet Assassin se cae tanto en los detalles técnicos y argumentativos que termina siendo otro juego del montón”