Google Earth despierta clasismo milenario en Japón

Google Earth despierta clasismo milenario en Japón

por

Japón está probando ser todo un problema para Google, pues después de haber tenido varios inconvenientes con su servicio de Street View en el país oriental, ahora el ojo del huracán está sobre Google Earth, pues su búsqueda de convertirse en una fuente geográfica lo más completa posible está despertando un antiguo sistema de racismo japonés ilegal desde hace 150 años, pero que aún se siente en el aire.

Nos referimos a la antiquísima clase social de los burakumin, un grupo compuesto por personas dedicadas a las ejecuciones, entierros, trabajos en cuero, etcétera, todos oficios considerados tabú en el Japón antiguo, y que por consiguiente eran excluidos de la sociedad y alojados en lo que parecen ser ghettos, debidamente marcados en los mapas de la época, y cuyas residencias también quedaban registradas en el eficiente registro familiar japonés (koseki).

Ahora bien, esto no pasaría de ser una clase de historia de no ser porque la tradición sigue viva a pesar de los esfuerzos del gobierno, y los descendientes de los burakumin siguen marcados por el oficio de sus ancestros gracias a estos registros, y hoy varias agencias de trabajo filtran a los burakumin, algunas familias ordenan investigaciones para saber si un futuro cónyuge es un burakumin, son eliminados en sus solicitudes para entrar a algunos colegios y universidades, entre otras prácticas igualmente discriminatorias.

¿Dónde entra Google en todo este cuento? A través de su alianza con los mapas históricos de Rumsey, Google Earth puede superponer mapas antiguos sobre los planos actuales de ciudades como Tokyo, y estos muestran claramente los domicilios de los antiguos burakumin, y en consecuencia permite identificar fácilmente a los actuales burakumin gracias al koseki.

Ahora, agencias de defensa de los burakumin levantan quejas contra Google por facilitar la identificación de sus protegidos, especialmente porque los mapas antiguos marcan estos sectores con una leyenda que se puede traducir vagamente como “pueblo de escoria”.

¿Quieren verlo ustedes mismos? Abran Google Earth, viajen a Tokyo, activen los “Mapas históricos Rumsey” en el menú Galería del “Uso de Capas” y hagan click en uno de los disponibles para la ciudad.  En lo personal les recomiendo el de 1858.

Link: Google Earth maps out discrimination against burakumin caste in Japan (Times Online)