Dirigible ultraligero funcionará como plataforma aérea para vigilancia y telecomunicaciones

Dirigible ultraligero funcionará como plataforma aérea para vigilancia y telecomunicaciones

Enviar un satélite para el control de las comunicaciones es una buena solución, aunque muy cara. Después de muchos años de cavilaciones, finalmente las autoridades gringas tomaron una decisión interesante y económica: mandar un dirigible dentro de nuestra atmósfera para cumplir esa misión.

La empresa Lockheed Martin fue escogida por la agencia DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency), dependiente del Pentágono, para crear un modelo gigantesco que cubra las necesidades de vigilancia y telecomunicaciones.

El equipo se llamará HAA (High Altitude Airship), medirá unos 73 metros de largo por 21 de diámetro y su fabricación costará “apenas” 400 millones de dólares. Su despegue está previsto para el año 2013.

La gracia de este vehículo es que será más liviano que el aire, gracias a tejidos de alta resistencia, y podrá volar a una altura de 70.000 pies (21,3 kilómetros), en una posición geoestacionaria. Desde allí, el sistema será capaz de mantener los aparatos que monitorearán áreas de hasta 970 km de diámetro.

Sus tareas serán la vigilancia aérea, transferencia de datos, telecomunicaciones y previsiones meteorológica, un dirigible totalmente multitask. El modelo definitivo flotará y enviará información por 10 años o más.

Link: Lockheed Martin desarrollará UAV geoestacionaria más ligera que el aire (airvoila.com vía FayerWayer Brasil)