[NB Labs] The Dishwasher: Dead Samurai (XBLA)

[NB Labs] The Dishwasher: Dead Samurai (XBLA)

Uno de los juegos más sangrientos en XBLA, ¿pero es tan bueno como parece?

The Dishwasher: Dead Samurai es un proyecto independiente que fue diseñado por James Silva utilizando las herramientas de desarrollo XNA, y que fue el ganador del concurso Dream Build Play organizado por Microsoft siendo premiado con un contrato para distribuir su juego en Xbox Live Arcade.

Este título tuvo un largo proceso de creación que comenzó desde que Silva trabajaba como lavaplatos en un restaurant y que cuando se sentía incómodo muchas personas lo animaban recordándole que el gran Bruce Lee alguna vez tuvo el mismo empleo, lo que lo llevó a planear el desarrollo de este juego que fue primeramente concebido como un shooter con vista en tercera persona y que al final resultó un side-scroller en 2D del género conocido como beat ’em up.

De esta manera, tomarás el control de un curioso personaje – lavaplatos por supuesto – que es una mezcla entre un zombie y un samurai, y que decide emprender una jornada épica contra un ejército maligno que está compuesto de robots y muertos vivientes. Toda la historia se narra a través de tiras de cómics al inicio de cada nivel (aunque a decir verdad el guión es lo menos importante en este tipo de juegos “aprieta botones”) y que sirven como antesala a la acción.

Encontrarás varias modalidades de juego con el modo historia como el más importante de ellos ya que cuenta con una extensa duración y permite la incorporación de un segundo jugador para hacer el trabajo de manera cooperativa que en ocasiones resulta bastante útil además de divertido. Aún así, necesitarás recolectar amuletos suficientes para activar esta posibilidad de recibir apoyo al conectar otro control o incluso un periférico de guitarra (de Rock Band o Guitar Hero), en este último caso controlarás a una guitarra (si, una guitarra) para realizar solos y aprovechar el sensor de movimiento para desatar ataques letales, ayudando así a acabar con todos los enemigos en pantalla. Además de la campaña principal encontrarás el modo arcade que te pondrá en cuartos para acabar con hordas de enemigos utilizando armas determinadas, retos y la opción de jugar en línea con amigos a través de Xbox Live.

El sistema de juego es simple pero adictivo, presentando una obvia inspiración en Alien Hominid pero en versión sangrienta. Los ataques dependen de tres botones que son ataque fuerte, ataque leve y agarre, que se combinan con la capacidad de esquivar hacia adelante o atrás del personaje y que cambian de intensidad dependiendo el tipo de arma. Al principio tendrás solamente unas cuchillas de carnicero, pero conforme avances a través de los niveles y derrotes enemigos recibirás nuevas armas como una espada samurai, un combo de ametralladora con escopeta, una sierra eléctrica y un kama. Todos puedes utilizarlos para desencadenar poderosos combos que te ayudarán a acabar con los rivales de manera más sencilla, y en donde por cierto podrás aplicar ejecuciones finales al oprimir un botón determinado a tiempo frente al enemigo moribundo. Además, tendrás otro as bajo la manga ya que contarás con una especie de magia que podrás ir adquiriendo y que es satisfactoria utilizar en momentos complicados.

Hablando de adquirir, es importante señalar que cada enemigo que derrotes te dejará espirales (y corazones que rellenan tu barra de salud al realizar ejecuciones correctamente), los cuales te servirán para comprar diversos artículos, opciones e incluso poder aplicar actualizaciones a tu armamento.

Gráficamente el juego es muy atractivo, siguiendo un estilo muy similar al utilizado por The Behemoth (Alien Hominid, Castle Crashers) pero con entornos más sombríos y violentos, que aunque tiene llamativos efectos en ocasiones se siente que hizo falta más en lo que respecta a entornos. Aún así, se respeta el ambiente que se pretendía y que se complementa de buena manera con el audio, con música ad hoc a la ocasión y efectos que cumplen a secas.

The Dishwasher: Dead Samurai es un buen juego de XBLA que en verdad sorprende que haya sido desarrollado por una sola persona, y que aunque ofrece más diversión que muchos competidores si es evidente que se queda corto ante otros como las ya mencionadas ofertas de The Behemoth. Vale perfectamente los 800 Puntos de Microsoft (USD$10) que cuesta, sobre todo si disfrutas de estos juegos 2D que nos hacen recordar a aquellos de la vieja escuela.

Lo Imperdible:

  • Esquema de controles sólido
  • Diseño artístico bastante singular
  • Acción con un reto bastante alto
  • Incluye algunas características novedosas como la compatibilidad con las guitarras

Lo Impresentable:

  • La dificultad puede llegar a frustrarte
  • Los entornos lucen monótonos en algunas ocasiones
  • Puede llegar a ser tedioso después de un rato
  • El uso de la guitarra pudo haberse implementado de mejor forma