[NB Labs] Ninja Blade

[NB Labs] Ninja Blade

¿Valdrá la pena o es simplemente un clon descarado de Ninja Gaiden?

Ninja Blade es un juego exclusivo para Xbox 360 desarrollado por el estudio From Software perteneciente a un género definido por sus mismos creadores como acción cinemática, que aunque cuenta con el respaldo de nombres importantes como Norihiko Hibino y Keiji Nakoka, ha sido criticado por su gran similitud con otros títulos reconocidos como Ninja Gaiden y God of War.

Como podrías esperar, está completamente enfocado a la acción, mezclando elementos de diversos géneros para narrar la historia con la finalidad de que nunca se pierda la intensidad. De esta manera encontrarás básicamente un juego hack and slash con numerosos enemigos en pantalla combinado con secuencias QTE (Quick Time Events) y algunas otras de disparos, que aunque por momentos sube la emoción al máximo lamentablemente no logra mantenerse.

La historia de Ninja Blade tiene como protagonista a Ryu Hayabusa Ken Ogawa y se desarrolla en Tokio durante el año 2015, en donde un terrible virus se ha desatado en la ciudad transformando a las personas en violentos monstruos. Para contener la infección y evitar una catástrofe de proporciones épicas el gobierno ha enviado al grupo especial GUIDE, formado por habilidosos ninjas comandados por Kanbé Ogawa – padre del personaje principal. Toda esta aventura es contada de manera interactiva, y aunque por momentos se asemeja a una película Clase B no cabe duda que se adapta perfectamente al género y sirve de excusa para lo que en realidad buscamos que es acabar con enemigos a diestra y siniestra.

Para salir adelante ante la horda de criaturas tendrás a tu disposición varios tipos de armas, principalmente tres espadas que podrás intercambiar rápidamente en tiempo real y que te servirán para lograr diferentes objetivos. Una es pesada y poderosa ideal para romper armaduras y acabar con murallas, una es más estándar al equilibrar el poder y la velocidad, y hay otras que son gemelas y que permiten combos espectaculares al tener una especie de cadenas que también funcionan como ganchos. Además no podría faltar un Shuriken, aunque este tiene la ventaja de aprovechar diversos elementos como lo son el fuego, la electricidad y el viento que permiten interactuar con el entorno y eliminar rivales de manera sencilla y vistosa. Por si fuera poco tendrás la posibilidad de hacer uso de habilidades especiales tales como la Visión Ninja que te permite visualizar el entorno de manera detallada para detectar claves, caminos secretos e información oculta en el entorno, así como encontrar puntos débiles en los enemigos. También podrás correr por superficies verticales y realizar mortíferos ataques como el denominado Todomé que causa graves heridas y que te será de mucha ayuda en enfrentamientos complicados como contra los jefes y subjefes de cada nivel.

Con cada muerte recibirás orbes (¡qué original!) que te servirán para adquirir mejoras para tus armas, la armadura y desbloquear nuevos combos para darle más profundidad al sistema de combate.

Los famosos Eventos en Tiempo Real (QTE) requerirán de toda tu atención y buenos reflejos, ya que deberás oprimir la secuencia de botones correcta a tiempo para lograr objetivos. Esto ya se ha utilizado en muchos otros juegos y funciona perfectamente al romper con la monotonía, pero a mi parecer en Ninja Blade se han excedido con estas secuencias y termina por perjudicar al romper el ritmo de la acción que se llevaba. Igualmente la duración de las escenas interactivas y la necesidad de estar atento para accionar los botones causa más molestia que entretenimiento. Esto, en mi opinión, creo que es resultado de querer implementar el asunto de la experiencia cinemática más que llevar a cabo un diseño típico.

Igualmente hay algunos otros puntos que ensombrecen el juego como la pobre Inteligencia Artificial de los enemigos que en ningún momento te exigen, ni siquiera los jefes de nivel que con solo aprender y ejecutar sus notorias rutinas los podrás acabar fácilmente a pesar de su atemorizante apariencia.

Gráficamente el juego se ve muy bien, sobre todo por el diseño de la ciudad inspirado en el Tokio moderno y sus animaciones. Aún así, cuenta con un estilo visual que deja que desear, efectos por debajo de lo que ya hemos visto y en general se siente que no supera a otros títulos similares como el mismo Ninja Gaiden 2 que ya lleva un tiempo en el mercado. En lo que respecta al sonido la música es excelente – y no se podía esperar menos de Hibino y el estudio GEM Impact – aunque los efectos y la actuación de voces se quedan por debajo de la media.

Ninja Blade es simplemente un juego de acción pura, sin más pretensiones. Por momentos es muy bueno gracias a sus espectaculares ejecuciones y enormes enemigos, pero por su diseño termina por volverse tedioso al abusar de los QTE y y no ofrecer nada más que repetir lo mismo una y otra vez. Si no buscas más que desatar tu furia contra cientos de monstruos te resultará entretenido, pero si quieres más definitivamente hay mejores opciones allá afuera.

Lo Imperdible:

  • Acción por toneladas
  • Atractivas ejecuciones
  • Enemigos espectaculares
  • Variedad en combos y armas

Lo Impresentable:

  • Efectos de sonido ridículos
  • Excesivo uso de QTE
  • Se vuelve repetitivo
  • Después de acabarlo no hay razón para volverlo a jugar
Réntalo
Ninja Blade es simplemente un juego de acción pura, sin más pretensiones.”