Ya había visto esto en otros países, tanto en el caso del Snelweg Hack, donde hacen un hack vía WiFi de los letreros luminosos en base a LEDs, como en el caso de Estados Unidos, donde derechamente abren las cajas de control y modifican el mensaje desde ahí, pero nunca había visto tal modificación en un país hispano.

Esto sucedió en Chile, donde la consultora cultural Grifo hizo esta instalacion para humanizar lo que parece ser una infraestructura fría y urbana. No sabemos si fue por la razón, la fuerza o Photoshop, pero en cualquiera de los casos, saca más de una sonrisa.

Link: Soy una autopista, tengo sentimientos (Disorder vía Disfrute con Poco)