Futurología: Stanford trabaja en un nuevo OS que optimiza la energía

por

Las palabras clave son energía, seguridad y partir de cero. Con este norte en el horizonte, investigadores de la Universidad de Standford se están quemando las pestañas para diseñar un nuevo OS para dispositivos móviles que no deriva de ningún otro.

Lo llaman Cinder (Ceniza) y prometen que será completamente distinto a todo lo que hemos visto. Concebido para evitar las fugas no deseadas de batería, Cinder tratará de asegurarse de que un teléfono pueda ejecutar una aplicación por el tiempo que los usuarios necesitan.

¿Cómo lo hará? La idea bajo Cinder es que el sistema operativo tenga un férreo control sobre los recursos que está consumiendo cada aplicación y que pueda “apagar” algunos procesos en beneficio de otros, según se necesite.

Así, el sistema operativo podría distribuir el poder sobre la base de cuánto tiempo un usuario quiere utilizar una aplicación. Por ejemplo, si alguien se interesa en ver una película durante dos horas, Cinder podría derivar todos los recursos de la batería al software del reproductor de vídeo para utilizarlo durante ese período de tiempo.

Además, las aplicaciones incorporadas en el teléfono tendrían una configuración por defecto para controlar el consumo de energía basado en cómo las personas las utilizan (Para las aplicaciones nuevas el sistema se iría adaptando con el tiempo). Por otra parte, Cinder entregaría información mucho más detallada sobre la carga de la batería de un teléfono en su pantalla de inicio.

Sin embargo, lo más espectacular de todo, es que si una aplicación no está corriendo tan rápido como el usuario quiere, Cinder podría incluir un botón para aumentar la energía asignada a ese proceso.

Sobre su publicitada seguridad, aunque no se sabe mucho en concreto, el equipo de desarrollo de Cinder ha adelantado que permitiría a los usuarios descargar y ejecutar cualquier código de forma segura, utilizando un modo llamado “caja de arena”.

Hasta ahora, los amigos de las batas blancas ya han sido capaces de correr el sistema operativo en un procesador ARM y ahora van por repetir la gracia en un T-Mobile G1.

Link: Will the Next Major Mobile OS Come from Stanford University? (Pocketnow)