Escolar envía 10 mil SMS y padre destruye su celular con un martillo

Cuando al hogar de Gregg y Jaylene Christoffersen en Cheyenne (EE.UU.) llegó la cuenta del celular, casi no lo pudieron creer. Dena, su hija de 13 años, había enviado más de 10.000 mensajes de texto durante el mes y la cuenta llegó a USD$4,756.

Cuando el padre vio la cifra, no lo pensó 2 veces: tomó un martillo y destrozó el celular de Dena, quien durante un mes envió más de 300 mensajes de texto diarios, principalmente desde su colegio en horario de clases. Además de perder su celular, Dena fue castigada hasta que termine el año escolar.

La cuenta tan alta se explica porque el plan de Dena no incluía mensajería, por lo que tanto los 10.000 SMS enviados como también los recibidos fueron cobrados por la compañía Verizon.

Es un hecho que el texting se extiende cada vez más en Estados Unidos, principalmente entre los jóvenes. Tan solo hace unos meses otra escolar le causó un fuerte dolor de cabeza a sus padres al enviar más de 14.000 SMS en un mes.

Link: Teen’s phone meets dad’s hammer after mega-bill (Just Another Mobile Phone Blog)