EEUU destina US$7.2 mil millones para Plan Nacional de Banda Ancha

EEUU destina US$7.2 mil millones para Plan Nacional de Banda Ancha

Corea del Sur quiere que sus habitantes tengan banda ancha de 1 Gbps antes del 2012 y Australia quiere garantizar al menos 100 Mbps antes de 2019. Sin embargo, Estados Unidos, el padre de internet, está quedando atrás en su propio juego. Por eso la administración Obama quiere un cambio.

No sólo quieren volver a ser los primeros en el ranking global de banda ancha, quieren que la banda ancha ayude en “aumentar la participación ciudadana en el Gobierno, seguridad pública y nacional, desarrollo comunal, acceso a servicios de salud, independencia energética, eficiencia y educación”.

Dentro del multimillonario plan de estimulo económico de Barack Obama, se han destinado US$7.200.000.000 para que todo Estados Unidos tenga acceso a banda ancha de verdad. Sin embargo, a diferencia del plan australiano donde el Gobierno será dueño de la conexión, en este caso los fondos van a terminar en manos de las empresas privadas de telecomunicaciones, pero con condiciones. El Gobierno de Estados Unidos pasaría a ser un inversionista, no controlador, de las empresas de que reciban estos fondos y se comprometan a ejecutar el plan.

Obama en toda su campaña apoyaba abiertamente la neutralidad de la red y se pretende que el “Plan Nacional de Banda Ancha” (como se ha bautizado este estímulo a la conectividad), va a exigir que los beneficiarios de este capital no puedan discriminar el tráfico sobre sus redes en base a contenido o aplicación utilizada. Garantizando que el mercado se mantenga competitivo y justo para los consumidores.

Aunque el 57% de Estados Unidos tiene acceso a banda ancha, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) define como banda ancha cualquier conexión sobre los 786 kbps, debajo de los 1.000 kbps definidos por la UIT como “banda ancha”. Aún así, el ancho de banda promedio en gringolandia es actualmente de 5 Mbps, una cifra elevada para los que estamos en América Latina, pero muy lejano a los 63 Mbps promedio de Japón, o los 49 Mbps promedio de Corea del Sur. Su idea es elevar el promedio a una cifra entre 10 a 50 Mbps.

Pero la velocidad no es todo. Aparte de garantizar la neutralidad en la red y un mayor ancho de banda promedio, uno de los principales objetivos es aumentar la cobertura al 100% de la población, especialmente en zonas rurales. Es por esto que US$2.5 mil millones del total serán aportados por el Ministerio de Agricultura, siendo el resto de la cuenta cubierta por el Ministerio de Hacienda.

Si el plan parece algo vago, es porque todavía está en desarrollo. De hecho, la FCC tiene un año completo para analizar, estudiar y presentar su plan. Recién el 17 de Febrero 2010 vamos a conocer la estrategia de gringolandia para que sus habitantes tengan banda ancha para todos, pero de verdad.

Link: US drawing up national broadband plan (Yahoo! News)