El primer juego zen para PlayStation 3, en donde cambiarás las balas por pétalos

Tratar de describir Flower con palabras no es algo sencillo, ya que este título disponible para descargar desde la PSN de PlayStation 3 es completamente diferente a lo que estamos acostumbrados y su fortaleza radica en la sensacional experiencia audiovisual que proporciona al usuario.

Flower fue desarrollado por el mismo equipo detrás de flOw, quienes siguen con su línea de presentar conceptos poco convencionales, y en esta ocasión nos proporcionan un “juego” que independientemente de su sencillez puede tocar y manipular nuestros sentimientos más recónditos. Pongo juego entre comillas porque para muchos podría ser considerado arte interactivo, y es que puede verse de tan distintas maneras que puede ser desde una opción de relajamiento hasta entretenimiento puro.

En resumidas cuentas se podría decir que es como controlar el vuelo de pétalos a través de los aires utilizando solamente el sensor de movimiento del control SIXAXIS, pero en realidad Flower es mucho más que eso ya que pone como protagonista al entorno y deja un mensaje individual en cada uno de nosotros. A través de seis niveles con diferentes metas, temáticas y dificultades podrás avanzar para conocer los contrastes entre el mundo urbano y la naturaleza, en donde comenzarás como el simple pétalo de una flor flotando en un enorme paisaje. Para moverte simplemente basta inclinar el mando y al oprimir cualquier botón enviarás ráfagas de viento, lo que te permitirá desplazarte por el vasto territorio que está frente a tus ojos. Dependiendo de la etapa en la que te encuentres tendrás distintos objetivos como pueden ser darle color al mundo, eliminar obstáculos o proporcionar energía a elementos que nos permitirán darle vida a la lúgubre ciudad.

Comenzando con un solo pétalo, tendrás que pasar volando sobre otras flores señaladas para ir activando secuencias, con esto irás añadiendo pétalos de diferentes colores al enjambre, afectarás el entorno y podrás avanzar a nuevas áreas del nivel. Además de las flores obligatorias, por así decirlo, encontrarás otras sin marcas que tienen distintas funciones como puede ser tomar impulso o simplemente musicalizar. En realidad no hay un reto complicado ni un complejo guión a seguir, todo fluye conforme al momento con un trasfondo tan básico como lo es el bien y el mal dentro de un marco artístico de alto nivel.

Dentro del desarrollo cabe remarcar el cambio de enfoque en cada etapa, comenzando sin muchas exigencias a manera de dar una introducción a la mecánica de juego y de permitir disfrutar la relajante experiencia, aumentando poco a poco la dificultad como puede ser la intervención del viento que nos conduce a través de un cañón a altas velocidades o la necesidad de una mayor precisión al esquivar torres de alta tensión. Afortunadamente el control responde perfectamente dándonos lo necesario para ejercer un dominio total sobre lo que queremos ejecutar.

Sabiendo esto debes haber deducido que Flower no es para todos, es más bien para quienes están abiertos a una experiencia diferente, para quienes no tienen miedo de salir de la rutina. Aún así, tanto jugadores casuales como obsesivos le encontrarán el gusto, ya sea que busquen una forma de relajarse o buscando los secretos ocultos para desbloquear los famosos trofeos.

Ahora, pasando al apartado audiovisual debo decir que es uno de los juegos más bellos que he visto, aun considerando que se trata de un juego descargable. Thatgamecompany ha hecho un gran trabajo, tanto en el apartado gráfico como en el sonoro que se complementan de gran manera para ofrecer una experiencia poética sin igual. Aunque la ambientación en general es sencilla, todo es elegante e imponente, sin indicadores visuales ni estorbos más que creaciones de la madre naturaleza, lo cual ayuda a reflejar sensaciones gracias a la mezcla con la banda sonora que cambia dependiendo del momento y que tiene como principal protagonista al piano. Destaca dentro de los efectos que al pasar por encima de cada flor se produce un peculiar sonido musical, lo que aumenta la interactividad con lo que escuchamos y que nos brinda un gran resultado final.

Flower es uno de esos juegos que no se ven todos los días, es algo fresco y original que más que divertirnos con las fórmulas clásicas pretende ofrecer una experiencia especial para disfrutar. No esperes encontrar acción, una compleja historia digna de Hollywood o personajes salidos de una tira cómica porque no los hay, esto es un experimento, un concepto que trata de expresarse de una manera diferente para alimentar el espíritu. Definitivamente algo que nunca veríamos en un juego vendido de la manera tradicional, y que tenemos gracias a la existencia de PSN o XBLA. Si pueden no duden en probarlo, no hay nada mejor para relajarse después de una buena dosis de Killzone 2 en línea.

Lo Imperdible:

  • La belleza del entorno
  • La Banda Sonora
  • La sensación de tranquilidad que logra transmitir
  • El excelente uso del sensor de movimiento del SIXAXIS

Lo Impresentable:

  • Es algo corto con solamente seis niveles
  • En momentos se siente muy lineal y se desearía más libertad

Link: Flower