Lo mejor de El baúl de los recuerdos Lo mejor de El baúl de los recuerdos

Una pequeña revisión a esos viejos clásicos, solo para nostálgicos.

Lo mejor de El baúl de los recuerdos

Una pequeña revisión a esos viejos clásicos, solo para nostálgicos.

Antes de continuar con otro capítulo más de El baúl de los recuerdos, juegos clásicos llenos de polvo y arañas de rincón, vamos a hacer un recuento de lo que hemos escrito hasta la fecha en caso de que algún old school gamer se haya perdido de algo. Nos remontamos al año 2007, fecha en que escribí el primer recopilatorio.

El baúl de los Recuerdos: The Loom.
Un clásico de LucasArts. Ya no hacen juegos como antes, snif.

El baúl de los recuerdos: Alone in the Dark.
Para los amantes del terror al estilo H.P. Lovecraft.


El baúl de los recuerdos: Doom, I parte.
Compilatorio de todos los jefes finales de esta saga infernal.

El baúl de los recuerdos: Rally-X.
Como no recordar aquellas carreras de autos chiquititos y el inolvidable humito para despistar a los malos.

El baúl de los recuerdos: El regreso al castillo Wolfenstein.
¿Quieren eliminar nazis y salvar al mundo? Por aquí caballeros.

El baúl de los recuerdos: Quake, I parte.
Juego FPS que no era ni chicha ni limonada, salvo una aventura llena de seres medievales y armas futuristas.

El baúl de los recuerdos: Prince of Persia, I parte.
Otro clásico de clásicos, la historia que ha inspirado a toda una saga, y con película incluida.

Espero que hayan disfrutado de esta revisión. Seguiremos con más clásicos para todos los gamers nostálgicos de corazón. ¡Hasta la próxima!