Hablando de sexo en los videojuegos

Jenna Haze

El sexo parece ser un tema prohibido en los videojuegos, para muestra basta el revuelo que se armó por el Hot Coffee de GTA San Andreas. Rockstar se vio obligado a eliminar el contenido “bloqueado” para evitar que su juego fuera catalogado como exclusivo para adultos. Con esto confirmamos que los distribuidores y fabricantes de consolas no están preparados para apoyar un juego con esta clasificación.

El sexo será el tema que veremos en el reto anual de diseño de la Game Developers Conference de este año, titulado Mi primera vez. El procedimiento es sencillo, tres profesionales tienen que generar un concepto original basado en dos temas inexplorados en los videojuegos: El sexo y la autobiografía. Los participantes este año son Steve Meretzky (Planetfall), Kim Swift (Portal) y Sulka Haro (Habbo Hotel) los cuales contarán una hora para presentar una idea viable de juego. Al final los asistentes votarán por la mejor propuesta.

Hasta ahora el coito poligonal no tiene cabida en una industria tan conservadora; tal vez funcionaría integrándolo de manera inteligente en la jugabilidad y no como estandarte polémico para generar ventas.

¿Valdría la pena intentar o mejor nos quedamos con Stoya y Jenna Haze?