El problema del PS3 no radica sólo en el hardware El problema del PS3 no radica sólo en el hardware

La opinión de Hubert Nguyen, veterano desarrollador de gráficos 3D

El problema del PS3 no radica sólo en el hardware

La opinión de Hubert Nguyen, veterano desarrollador de gráficos 3D

Hubert Nguyen. Foto (cc) Brian Solis

Al leer las palabras de Kaz Hirai respecto a que el PS3 es una consola difícil de programar no pude evitar cagarme de risa. Desde tiempos de Ken Kutaragi y Phill Harrison se han hecho declaraciones de este tipo, en realidad una más a la lista ya sorprende a nadie. Sin embargo, para entender bien las cosas hay que conocer la opinión de un experto, así que decidí preguntarle a Hubert Nguyen, desarrollador retirado de NVIDIA.

Hubert tiene amplia experiencia en el desarrollo de gráficos, comenzó a inicios de los noventa en el movimiento conocido como DemoScene. En los años subsecuentes estuvo en 3dfx interactive y NVIDIA, donde programó un par de demos para las series Geforce FX y Geforce 6 y editó el libro de GPU Gems 3. Si hay alguien al que puedo consultar para saber si Kaz Hirai nos toma el pelo o no, es él.

A continuación su opinión:

¿Es complejo programar juegos para la PS3? Claro, si es que la comparamos con un Xbox 360 ya que programar para la consola de Microsoft se hace bajo un esquema similar al de la PC. La PS3 es todo lo contrario gracias a las monerías incluidas en su arquitectura (como el Cell) qué la llevarían a rendir un tanto más que un Xbox 360, siempre y cuando domines su lenguaje.

La mayor ventaja de la consola irónicamente es su talón de Aquiles: El Cell. Si los desarrolladores no son capaces de entender el funcionamiento del Cell y su relación con los demás componentes, como el chip RSX, difícilmente podrán generar algo decente. Pero a Sony no le importa el software, para la compañía el hardware siempre ha sido el plato fuerte.

Sony se está quedando atrás en el mercado y no solo es porque su consola sea difícil de programar. Está comprobado que la PS2 y PS eran más difíciles que la PS3 y lograron un éxito sin precedentes. Pero en este tiempo Sony se ha dormido y en pleno sueño Microsoft le ha ido quitando exclusivas como GTA o Final Fantasy. Parece que la compañía decide guardarse las canicas para que sus estudios internos sean los únicos que le saquen todo el jugo a la consola; ahi tienes ejemplos como Killzone 2 o Uncharted, juegos muy bien ejecutados.

Es dificil programar para PS3, pero eso en realidad no importa

Hubert concluyó diciendo que al final del día no puedes echarle la culpa al hardware y su complejidad. La consola ha llegado tarde, el precio no ha sido accesible y después de tantas promesas de un rendimiento superior, los resultados no son contundentes. Ese pedacito que podría sacarle de ventaja a la Xbox 360 no es suficiente como para arriesgar los tiempos o tener dos estudios produciendo un juego por separado, a menos que sea una franquicia bien establecida.

Da risa que Sony todavía se mantenga en la posición de misterio, asegurando que la PS3 no ha mostrado todo su potencial. Las compañías no están para estas bromas, desean obtener la información necesaria para hacer juegos de calidad, lo que hace fuerte a tu consola siempre será el software. Pero si no abres el SDK, la cartera para pagar las exclusivas y le quitas 100 USD al precio del equipo, los desarrolladores terminarán por irse a la competencia.

Afortunadamente Hubert decidió redactar un artículo para exponer su punto de vista a detalle en Ubergizmo.