Desmenuzando Windows 7: Otros aspectos y conclusión

Desmenuzando Windows 7: Otros aspectos y conclusión

por

Durante casi un mes nos hemos dedicado a hacer un minucioso análisis del nuevo sistema operativo de Microsoft. A través de los cinco artículos presentados, se han mostrado sus cambios, fortalezas y debilidades, por lo tanto, solo quedaría entregar algunos detalles finales sobre Windows 7 y en base a ello llegar a una conclusión de lo que esperamos para este sistema operativo cuando sea lanzado.

Funcionalidad Adicional y Aplicaciones

Como ha sido comentado constantemente en muchas noticias, las aplicaciones base de Windows, las venerables Paint, Wordpad y la calculadora han sido completamente rediseñadas. Las primeras dos, han sido modificadas de tal manera que su interface sea muy similar a la que emplean las aplicaciones de Office.

Debido a la funcionalidad mínima de estas aplicaciones y a la gran variedad de alternativas gratuitas presentes, cada vez más estas aplicaciones están relegadas al olvido. Por eso, es cuestionable si vale la pena esforzarse por modernizarlas dado que poca gente las usa. Sin embargo, Microsoft extendió la funcionalidad de dichas aplicaciones lo suficiente como para que sirvan para salvarnos de apuros.

Otra aplicación que se ha sido actualizada es el reproductor de Windows Media el cual ha adquirido algunas características que valen la pena destacar. Por una parte, por fin Microsoft reconoce que hay códecs más populares de video que WMV y por ende, la empresa ha agregado soporte nativo para DivX, Xvid, MPEG-4 y H.264.

También, la aplicación es un poco más inteligente para reproducir el contenido pues ahora por defecto, al abrir un MP3, la venta que se despliega es pequeña, lo cual es más apropiado para el tipo de archivo a reproducirse. Lo mismo ocurre con los archivos de video, los cuales al abrirlos el contenido se despliega en la totalidad de la ventana y los controles de reproducción se esconden.

Finalmente la característica más interesante que Microsoft ha agregado a la nueva versión del reproductor de Windows Media se llama Play To. Esta función permite reproducir los archivos de medios almacenados en un computador en cualquier otro dispositivo que tenga o Windows 7 o sea compatible con DNLA (Digital Living Network Alliance, un estándar para reproducción de medios por red ampliamente utilizado por empresas de productos de electrónica de consumo). Esta función, por ejemplo permite que en algún computador de la casa, uno tenga guardada toda la librería de música y uno la pueda reproducir fácilmente, vía WIFI en el equipo de sonido del living, sin prácticamente esforzarse.

Junto con actualizar estas y algunas otras aplicaciones incluidas en Windows, Microsoft por otro lado ha decidido eliminar del sistema operativo sus aplicaciones de correo, contactos, calendario y Movie Maker y reemplazarlas por una descarga en línea de dichas aplicaciones (junto con otras tales como Messenger y Writer) llamada Windows Live Essentials. Algunos se han quejado que no tiene sentido eliminar dicha funcionalidad del sistema operativo base y las comparaciones con Mac OSX en este aspecto se han hecho presentes.

Sin embargo, la lógica de Microsoft detrás de esto es muy simple, este tipo de aplicaciones suelen actualizarse más rápido de lo que se suele actualizar el sistema operativo (ciclos de 6 meses comparados con ciclos de dos o tres años) por lo que hace sentido que no pertenezcan a la base de archivos de Windows 7. Bajo esta lógica, lo propuesto por Microsoft hace mucho sentido, pero no quitará el hecho de que muchos sientan que se le ha quitado funcionalidad de forma indebida al sistema operativo.

Ediciones

Al igual que en el pasado, Microsoft anunció que existirán diversas versiones de Windows 7 tal como han existido en el pasado. Desde un punto de vista de ventas, sigue siendo una jugada acertada de Microsoft pues le permite ofrecer su producto a muchos rangos de precio para que el producto sea disponible para todos los segmentos. Sin embargo, desde el punto de vista del consumidor, es algo muy negativo pues esto significa que seguirá siendo costoso tener la versión de Windows que incluya todas las características con las que fue concebido (Ultimate).

Ahora, si el consumidor resulta vivir en un país que no sea desarrollado, la situación es aún peor pues Microsoft insiste en sus inútiles versiones Starter y Home Basic para estos mercados. Básicamente , estamos hablando de productos tan limitados, que mas convendría llamarlos cualquier cosa menos Windows. Los periodistas como Paul Thurrott (máximo defensor de Microsoft) no critican este aspecto de Windows 7 pues en la realidad que gente como él vive, nunca se verá enfrentado a un PC con la edición Starter de Windows.

Sin embargo, en regiones como Latinoamérica, la práctica de incluir Windows Starter como sistema operativo (y aun más vergonzoso, promocionarlo) para abaratar sus costos es dolorosamente común. Esto termina causando que muchas personas compren computadores con funcionalidad tan limitada (como no poder abrir más de tres ventanas simultáneas) que para ese caso, es mejor ahorrarse la licencia por completo e instalar cualquier distribución de Linux.

En la realidad de los países desarrollados, la estrategia de versiones de Microsoft es coherente, pues esta se asemeja mucho a la de Windows XP: existirán tres versiones: Home Premium, Professional y Enterprise/Ultimate. Cada versión inferior será un subconjunto de las versiones superiores, lo que significa que, a diferencia de Windows Vista, escoger la versión profesional no significara perder características de Home Premium, sino que simplemente tendrán la base completa del primero y se les agregarán más características para convertirse en la edición “Professional”.

Pero por muy coherente que sea, sigue siendo sin sentido tener varias versiones de Windows, mas sabiendo que esto eleva el precio de un sistema operativo que en su versión anterior, tuvo precios extremadamente inflados para las versiones más completas. Por último, en vista de que Microsoft no piensa cambiar esta estrategia de segmentación, esperemos que la empresa ajuste sus precios a la realidad económica actual no solo a nivel mundial sino a nivel de cada región.

Conclusiones Finales

En el primero de estos artículos, se mencionaba como el nuevo sistema operativo de Microsoft ha sido muy alabado, por su estabilidad y velocidad aun cuando siga en estado de Beta. La percepción general es que esta versión preliminar es mucho más cercana a lo que debiese haber sido Vista en su lanzamiento y de hecho, se ha considerado tan superior en su actual estado que hasta peticiones en línea se han hecho para que Microsoft lance su sistema operativo al mercado ya, tal cual como esta.

Sin embargo, al haber usado por un periodo de tiempo extenso Windows 7, todas estas nociones y percepciones (las cuales también las tuve) se han ido desvaneciendo lentamente debido a que el aspecto más importante del sistema operativo a mi juicio, su rendimiento, no ha mejorado tanto como en un principio aparentaba. Tal como fue mencionado en el articulo relacionado al rendimiento de 7, mientras no se le exija mucho este SO responde perfectamente ante todas las eventualidades, pero al momento de que se le demande un poco más, este colapsa tan fácilmente como Vista.

La experiencia personal que he tenido es que las 15 a 20 veces que he necesitado que el computador responda rápido a lo que le pido con urgencia, Windows 7 me ha defraudado. Cosas tan simples como copiar con extremada urgencia archivos a una memoria USB han terminado en operaciones que he cancelado por su larga demora. Otras, como realizar un conjunto de actividades simultaneas para ahorrar tiempo, al final han logrado el efecto contrario.

La vara que Windows 7 tiene que superar no es Windows Vista, sino XP. Desde ese punto de vista para trabajo crítico sigue sin haber una versión de Windows diferente a XP en la que pueda confiar. Me encantaría considerar a Windows 7 como mi siguiente sistema operativo, pues sus mejoras en la interface me atraen mucho, pero tal como está 7, seguirá siendo un sistema operativo secundario en mi computador a menos que se hagan mejoras sustanciales en la versión definitiva.

Mi punto de vista particular sigue llevandome a que siendo que siempre me ha gustado Windows, cada vez miro mas de cerca migrar a Linux para no quedar relegado a un sistema operativo que ya muestra su edad (Windows XP) o no depender otros modernos sobre los que no he podido depender (Vista y 7).

Al final de no haber cambios sustanciales de aquí a la versión final, Windows 7 será recibido de forma positiva por el público y la prensa en general, pues efectivamente se ve y se siente muy superior a Windows Vista. Pero una vez que la novedad pase, empezaran todos los reportes que dirán que 7 no era tan bueno como todos decían en un principio. Dichos reportes empezarán a ser publicados en el momento en que la gente comience a frustrarse cuando, aun realizando tareas mundanas, un computador último modelo se sienta tan lento como uno de esos primeros PCs que eran “Vista Capable” y se caracterizaban más por dar la sensación que no lo eran.

NOTA: Toda la información presentada en esta serie de artículos se han basado en la versión publica preliminar de Windows 7, por lo que las opiniones vertidas con respecto a su funcionamiento y desempeño pueden variar de aquí a la versión final. En base a lo anterior, una vez se lance definitivamente Windows 7 al mercado, se hará un nuevo artículo en el cual se corrijan y se actualicen los datos que carezcan de validez.

Comente este artículo