Android en tu Auto: La revolución llegará en doble DIN

Android en tu Auto: La revolución llegará en doble DIN

¿Android en tu automóvil? Eso esperamos. Si todo sale bien, antes de terminar el 2009.

Mientras Rio presentaba uno de los primeros reproductores MP3 en 1998, las radios con CD sólo eran estándar en autos de lujo. Cuando Apple popularizó los reproductores MP3 con el iPod en 2001, el reproductor de CD estaba recién comenzando a bajar al segmento medio de autos. Hoy cuando los CDs ya casi no se venden, todavía puedes encontrar al reproductor de CD como estándar en todos los autos. Si bien es cierto que en lugares como Japón, Estados Unidos e Inglaterra es cada vez más común ver sistemas de navegación con reproductores de audio digitales en los autos, sigue siendo exclusivo para la gama alta.

Aunque pareciera que la industria automotriz no ha avanzado mucho desde que Motorola presentara la primera radio para autos en 1930, durante esta lenta evolución hicieron una cosa bien: Eligieron un estándar y lo respetaron. Hoy en día prácticamente todas las radios de auto usan una dimensión estándar. Este tamaño, puede ser de altura simple o doble altura, y debido a esta diferencia es conocida como DIN o Doble DIN.

En 1984 se adoptó el estándar DIN (oficialmente conocido como ISO 7736) en los automóviles, lo que permitió que los mismos propietarios pudieran reemplazar fácilmente la radio de su auto por un modelo más avanzado si lo estimaban conveniente. Pero últimamente es cada vez más común ver autos con el estándar Doble DIN, lo que junto con el abaratamiento de los componentes electrónicos, hace que estemos en vísperas de grandes cambios para la industria automotriz.

Buenos pal Hardware, Malos pal Software: El caso de los celulares

Los fabricantes de productos electrónicos para consumidores nunca han sido muy hábiles con el software. Marcas como Pioneer, Sony, Alpine, Kenwood o JVC hacen excelentes productos en hardware. Pero su software y en especial sus interfaces, siempre han estado bastante más atrasados que la evolución que ha tenido el mundo informático. Por eso a veces sólo falta que algunos importantes representantes del mundo del software se pasen al mundo de la electrónica del consumidor para revolucionar el campo juego. Ya lo vimos con los celulares.

Durante años los teléfonos celulares eran sólo eso, teléfonos. Cuando Palm, un fabricante de PDAs decidió hacer teléfonos, vimos la utilidad de tener e-mail en el teléfono. Posteriormente vimos como muchos fabricantes de celulares empezaron a licenciar Windows Mobile y ofrecer teléfonos inteligentes. Por primera vez empezamos a encontrar la misma funcionalidad de un computador, en el formato de un teléfono — aunque la experiencia de usuario aún no fuera la más sencilla. Hasta que llegó Apple y Google al juego con el iPhone y Android, logrando que finalmente se popularizara el acceso a internet y sofisticados servicios web en los teléfonos a escala masiva.

Ahora es el turno de los autos. Si tan sólo Google o Apple hicieran lo mismo que hicieron con los celulares, y pusieran esa misma funcionalidad en un formato Doble DIN, la “radio” de los autos cambiará para siempre.

Android en tu Auto

Yo apuesto mis fichas por Google. Para empezar, el sistema operativo Android tiene la factibilidad necesaria, tanto de licencia como técnica, para que diversos fabricantes puedan utilizarlo en sus equipos. Sin mencionar, obviamente, que cuenta con prácticamente toda la funcionalidad necesaria para tener el sistema de navegación, comunicación y entretenimiento del sueño de cualquier automovilista.

Imaginate una “radio” de auto (habrá que encontrarle un mejor nombre, ¿computador de auto?), que pueda ser el mejor teléfono de manos libres, que permita utilizar un sistema de navegación GPS con Google Maps incluyendo mapas de todo el mundo con su conexión a internet y que pueda almacenar y reproducir una amplia colección de música en formato digital. Con una sencilla interfaz táctil y una plataforma de software capaz de extender su funcionalidad a gusto del consumidor. Android es la elección ideal, aunque el mismo OS X del iPhone no lo haría nada de mal, pero sólo habría un proveedor y eso no nos gusta. Algo no muy lejano a lo presentado por Volkswagen. Igual que si Sony decidiera usar la excelente interfaz XMB del PlayStation 3 o PSP en un computador de auto.

Evidencias que falta poco

Hace tiempo que existen PCs en formato DIN y Doble DIN para automóviles, pero nunca han sido baratos, ni muy útiles y muchas veces requieren una pantalla externa. Desde el año pasado vemos que en Corea del Sur y Japón venden PCs en formato Doble DIN, con pantalla táctil integrada, corriendo Windows XP o Windows CE por menos de US$1.000. Procesadores x86, 40 GB de disco duro, 512 MB de RAM, pantalla táctil de 6 o 7 pulgadas, GPS, 3G, Bluetooth y conexión USB para conectarle hasta una webcam como retrovisor. Pero XP no fue desarrollado para ser utilizado con un dedo sobre una pantalla pequeña y CE nunca ha sido muy bueno para nada.

Aquí llega Android para salvar el día. A principios de año hemos visto reportes de usuarios compilando y corriendo Android en computadores de similares configuraciones a los PCs Doble DIN. Incluso uno de los principales integradores de sistemas operativos embebidos ha anunciado estar trabajando con grandes fabricantes de la industria automotriz que quieren usar Android en sus autos. El conserje nos dice que BMW podría presentar un auto este año con Android manejando su sistema de comunicación y entretenimiento.

El Sueño

Como soñar no cuesta nada, vamos a hacer precisamente eso. Las piezas están sobre la mesa y sólo falta que alguien las reúna en un paquete y la ofrezca al público por menos de US$600.

¿Que podríamos esperar? Bueno, ya que preguntas:

  • Sistema Operativo: Google Android.
  • Procesador: Intel Atom.
  • Pantalla: 7 pulgadas sensible al tacto, 800×480 pixeles.
  • Disco Duro: 60 GB (SSD, ya que estamos soñando).
  • RAM: 512 MB.
  • Comunicación: Navegación GPS, celular 3G HSDPA, Wi-Fi, Bluetooth.
  • Mucho más: DVD, Lector SD, USB, reproducción de archivos de video, todo el software de Android Market y obviamente todos los servicios web. Algunos incluso podrían interesarse en la sintonización de TV.

Podría ser mucho más, pero yo personalmente encontraría espectacular una oferta como esa.

Obviamente todo con las medidas de seguridad correspondientes. Partiendo de la base que las funciones de mayor distracción, como cualquier reproducción de video, sea únicamente cuando el auto no está en movimiento. Sin hablar de alguna innovación para que no se convierta en el nuevo producto favorito de los amigos de lo ajeno.

No cabe duda que vamos en esta dirección. Ahora solo falta esperar y ver cuanto falta para se haga realidad. Aquí vamos a estar cruzando los dedos y atentos a comunicarles cualquier novedad.