NVIDIA GeForce GTX 295

NVIDIA GeForce GTX 295

por

Más vale tarde que nunca, hoy les mostramos el rendimiento de lo que se transformó en la tarjeta gráfica más rápida del momento. Hablamos de la GeForce GTX 295, una tarjeta de doble procesador que dará que hablar.

Desde el lanzamiento del GT200 junto con la GTX 280 en Junio del año pasado que NVIDIA no lanzaba algo nuevo y que no fuera un simple cambio de nombre de otro producto anterior, es más, pocos pensaron que se podría lograr una tarjeta doble GPU con el GT200 debido a su alto TDP y todas las miradas en ese entonces se comenzaron a volcar sobre ATi con su serie HD 4000, que ha sido acierto tras acierto.

Luego de 7 meses NVIDIA dio el paso final para concretar la mentada tarjeta doble GPU, esto solo es posible gracias a que el GT200 tiene una nueva revisión, el GT200b, construida en 55nm versus los 65nm del GT200 que traen las GTX 280 y GTX 260.

Además de este cambio en el GPU, que por cierto era necesario para hacer viable una tarjeta gráfica doble núcleo tipo sándwich, NVIDIA no se conformó con solo introducir un GT200b basado en la GTX 260, sino que este nuevo chip que aborda la GTX 295 tiene el mismo stream processors que una GTX 280, pero tiene la cantidad de memoria, con las frecuencias de GPU, memoria y shaders de una GTX 260 por cada GPU, raro pero cierto.

Esta tarjeta es una combinación del mejor aprendizaje que ha obtenido NVIDIA en el último medio año condensado en su clásica solución doble GPU tipo sándwich que siempre que llega al mercado parte rompiendo límites.

Mucho se hablo de que el GT200b y la GTX 295 sería la combinación perfecta para que NVIDIA diera el paso a GDDR5, tal como lo hizo ATi en su momento, pero no fue así. De forma más conservadora, los muchachos de Santa Clara prefirieron seguir con GDDR3, que les ha dado muy buenos resultados de momento. Es posible que a futuro veamos las nuevas tarjetas NVIDIA con GDDR5, siempre y cuando esto involucre un menor costo, ya que la guerra de precios con ATi esta que arde y el mínimo ahorro en cientos de unidades se traduce en cientos de dólares para la casa.

Como muy bien lo explico nuestro amigo Nicolás Rencoret en este extenso artículo, el GT200 es un chip con doble funcionalidad, ya que es posible hacer cálculos, tal como un procesador, y además es posible usarlo para procesar gráficas, esa es la ventaja con la que NVIDIA intenta impregnar a sus generaciones actuales de tarjetas de video, pero que a decir verdad le ha costado un poco.

Las especificaciones de la tarjeta que verán a continuación, en comparación a lo que ya conocen de GT200 son las siguientes:

Ahora solo nos resta invitarlos a seguir leyendo nuestra revisión de la NVIDIA GeForce GTX 295, la nueva tarjeta más poderosa del mercado gráfico.