Dragon Age: Origins y el momento de los juegos de rol en consola Dragon Age: Origins y el momento de los juegos de rol en consola

BioWare decide arriesgarse con un juego fuera de tiempo

Dragon Age: Origins y el momento de los juegos de rol en consola

BioWare decide arriesgarse con un juego fuera de tiempo

Dragon Age: Origins (c) Bioware

Seguro que uno o muchos de ustedes jugaron Baldur’s Gate, ese clásico juego de rol de BioWare en en el cual podíamos pasar horas desarrollando a nuestro personaje, aprendiendo hechizos y siguiendo una la compleja trama. Para nuestra tristeza ese tipo de juegos fueron borrándose de los planes y con la transición a consola, lo último decente que pudo entregar la compañía fue Neverwinter Nights.

En todo este proceso es cuando me surgió la pregunta ¿Por qué al jugador de consola se le subestima? Pareciera que es un imbécil al que obligan a escoger entre el ser casual y hardcore con su respectiva lista de características. Juraría que los juegos también se polarizan pero no es verdad, basta cambiar un poquito el control y bajarle la dificultad para que se distinga uno de otro.

Las experiencias en juegos de rol no son muy distintas, la interrogante se genera de nuevo y tenemos que elegir entre una “Oriental” vida infantil llena de traumas, acompañada de combate por turnos y cinemas de la mejor calidad o de plano irse a lo “Americano” con un juego de rol del tipo Sandbox.

Títulos como Fallout 3 o Elder Scrolls IV: Oblivion son un claro ejemplo de cómo se debe de iniciar un juego y cómo NO debe terminarse. Al plantear un sistema de juego no lineal debe equilibrarse para que el usuario se mantenga pegado al asiento y evolucione de manera gradual. Tanta libertad termina por arruinar la experiencia de juego

The Elder Scrolls Oblivion (c) Bethesda Softworks

Oblivion falla al proponer múltiples misiones ubicadas en escenarios clonados mientras que Fallout 3 carece de situaciones en las que el jugador de verdad se adueña de su personaje. Las calificaciones son altas, en todos los sitios de prensa los chulean y en algunos como Niubie, se les critica. Puede que la culpa sea de los tiempos de desarrollo, de la presion del publisher o de plano que ya tenemos tanta hueva que necesitamos situaciones digeridas.

BioWare por su parte, goza de un prestigio similar a Bethesda en juegos de rol y al igual se ha visto forzada en entregar 3 versiones del mismo juego variando escenarios: Star Wars, el Viejo Oriente y la Galaxia. Tal ha sido el éxito de su primera versión que ahora se ha metido al mercado de juegos con Star Wars: The Old Republic, el primer masivo que habla de todo, menos de la experiencia de jugar con miles de personas.

Con todo esto me pregunto si Dragon Age: Origins podría generar ruido al lanzarse en consola. BioWare lo presenta como el sucesor espiritual de Baldur’s Gate, con el mismo estilo de juego de pausar y ajustar los ataques, desarrollar a tu personaje y generar nuevos módulos con las herramientas de desarrollo que vendrán incluidas. El sistema de control es similar al de un RTS, un género que parece no encajar mas que en la PC.

Dragon Age: Origins (c) Bioware

El juego se encuentra en una etapa muy avanzada de desarrollo por lo que podría ver la luz este año. De hecho la fecha de lanzamiento estaba planeada para principios de año sin embargo BioWare anunció que se tomará todo el tiempo que tienen de colchón para pulir más detalles de jugabilidad y gráficas.

Ya sea a principio o final de año BioWare apuesta a una plataforma que se encuentra en transición, dominada por el mercado independiente y el torrent. Tal vez haga su aparición demasiado tarde, cuando la base de usuarios que disfruta estos juegos de rol se hace más pequeña y el universo restante no esta de humor para arriesgarle a lo complicado.

Es una pena porque un juego de esta categoría no merece pasar desapercibido.

Link: Dragon Age: Origins (BioWare)