La furia de Fuure y Wii Sports La furia de Fuure y Wii Sports

Wii Sports es el juego más vendido de la historia... y Fuure no se contiene.

La furia de Fuure y Wii Sports

por

Wii Sports es el juego más vendido de la historia... y Fuure no se contiene.

Wii Sports es el juego más vendido de la historia, y al parecer, yo soy el único que está triste por eso…

¿Y por qué triste?, obvio, porque desplazó del primer lugar a Super Mario Bros. de NES, y para uno que es un poco más viejito (25 años) este hecho es un poquito más significativo para mi, que en estos momentos estoy en la fase final de un proyecto donde al mirar a la costa se pueden ver claramente nubes con formas fálicas que me auguran temperaturas duras y largas por el resto de la jornada… que para el cabro de 15 que en este preciso momento está discutiendo con su madre porque esta última no le deja prender la Wii antes de lavarse los dientes.

Si señores, para mi este es un día muy, pero muy particular, el cual odiaré por siempre…

Porque este fue el día en que una obra maestra fue reemplazada por una tontera que aburre a los dos minutos, por una tontera en la que para “jugarla” hay que pararse y moverse como un idiota (Si quieren lucir como idiotas, reirse a mas no poder y no tener cargos de consciencia, jueguen Pictograma ebrios), donde unas basuras cabezonas nos representan en escenarios sin vida que en ningún momento reemplazan a los originales… la rabia me consume, me encarcela y cancela, me bloquea y me pudre.

Porque hoy fue el maldito día donde los abuelos le quitan la consola a los nietos y no se aburren a los 30 segundos de mover el rectangular y nunca ergonométrico control para tratar que esos 80×80 pixels “salten”, donde la magia fue reemplazada por la chabacanería y el entretenimiento “fácil”, donde la idea de crear una consola “para todos” fue la excusa mas barata para envasar excremento, ponerlo en una caja blanca y venderlo como pan caliente.

Porque este fue el día donde me convertí en una de las cosas que más odio, un idiota melancólico sumergido en aquél pensamiento mediocre de “El tiempo pasado fue mejor”.

Hoy, oficialmente, una parte de mi ha muerto.

Fuente: VGChartz