LiveJournal, ejemplo del reventón web 2.0

LiveJournal, ejemplo del reventón web 2.0

por

La recesión mundial terminó con la época Web 2.0. No hay liquidez ni entusiasmo para seguir invirtiendo fuertemente en emprendimientos difusos. Ya no hay mecenas que compren sitios de la un día a otro y los que no son sustentables de por sí hoy empiezan a tambalear: en esta noticia, el ejemplo de LiveJournal.

Introducción

Hay gente cuyo aporte a la humanidad vine a conocer cuando ya habían muerto: la culpa me abruma al pensar que no pude apreciarlos en vida. William ‘Count’ Basie, Magritte, Chopin, Andrés Bello, el Rey Arturo y el Pato Donald (1). En fin, con mayor o menor inconveniente en realidad nunca estuve muy cerca de conocer a ninguno de ellos en persona, pero hay suficiente material como para entretenerse con sus hazañas o su legado aunque ya no estén con nosotros.

Lo anterior no se aplica sólo a los personajes: nuestros hijos no sabrán lo que era el Bowling de Apoquindo, Los Ladrillos de Pio Nono, y si nos ponemos pesimistas conocerán los tigres y rinocerontes sólo por video. Finalmente, incluso con los sitios web pasa algo similar: la juventud de muchos de nuestros lectores les impide saber a qué nos referimos cuando hablamos de Virtualia y los fanimanis porque desaparecieron sin que se documentara su paso por la historia de la web hispanoparlante. Para evitar eso, les contaremos sobre LiveJournal, un servicio que tal vez en meses o años ya sea un recuerdo.

¿Qué es LiveJournal?

Pues bien, tal como Bligoo ha logrado hacer con la audiencia latinoamericana, en los Estados Unidos existen grandes servicios de blog con capa social al estilo “crea tu propio blog y usa un subdominio”. Me atrevería a decir que de entre esos servicios, los tres mayores son Blogger/blogspot, WordPress.com y Livejournal.com. Si hacemos caso a Quantcast, en los Estados Unidos los dos primeros (en azul y rojo, respectivamente) ostentan entre 23 y 25 millones de visitas únicas mensuales, mientras que LiveJournal (en verde) les va a la saga con entre 4 y 5 millones de únicas, hablando siempre de visitas sumadas entre todos los blogs alojados en tales redes.

LiveJournal fue fundado en 1999 por Brad Fitzpatrick, quien a su vez vendió la red de blogs a Six Apart el 2005 y éstos la vendieron a la empresa rusa SUP el 2007. Analizando los años (entre el 2005 y el 2007) podemos ver que ambos cambios de manos coincidieron con el apogeo de la burbuja Web 2.0, aquella en donde cualquier servicio chanta con efectos en Ajax levantaba millones de dólares, o cualquier red social de tres pelagatos se vendía en una fortuna.

Pero la Burbuja Reventó

LiveJournal no tiene tres pelagatos, claro. De hecho tiene casi 18 millones de usuarios, pero la burbuja reventó y a estas alturas las empresas que regentan esta clase de sitios, servicios y emprendimientos ya han entendido que deben ser sustentables de por sí, que ya pasó la época en que podías endeudarte, construir castillos en el aire y apostar a que te venderías el todo por una fortuna antes de que te pillara la máquina y quebraras.


Pinche para agrandar

Ayer por la tarde tarde se supo que despidieron a 12 de los 28 empleados, casi todos técnicos e ingenieros. Es más, incluso se duda que tengan caja para pagar las indemnizaciones. Dejaron gente en soporte y operaciones, como para tener a LiveJournal sobreviviendo pero ya no innovando.

El ejemplo de LiveJournal, aunque a nadie le importe y nadie de nosotros lo use (apuesto que salta alguien diciendo “yo lo uso!”) es significativo porque ejemplifica el efecto burbuja que predijimos. Una millonada de visitas no genera valor de por sí. Un simpático servicio en Ajax no genera valor de por sí. Logos en degradé y con reflejo no generan valor de por sí. Al final, más que tráfico tan masivo lo que importa es tener un verdadero plan de negocios, algo sustentable y aterrizado.

Hulu lo ha demostrado con un ínfimo porcentaje de las visitas de Youtube, mientras que en Facebook no logran hacer despegar el negocio publicitario y Digg se ha vuelto invendible porque depende de Microsoft para vender publicidad. He ahí tres ejemplos de sitios que no encuentran cómo profitar del enorme flujo de tráfico que poseen.

Hace 15 meses todo el mundo intuía que un tráfico masivo podía generar una millonada, pero no se preocuparon de cómo hacerlo. Sacaron las chequeras, pagaron millones y luego vino la crisis y se encontraron con que era hora de sincerar la viabilidad de su inversión.

La empresa rusa SUP pagó 30 millones de dólares por LiveJournal hace un año. Pagó por un servicio con un enorme costo fijo y sin un plan de negocios serio porque era una época en la que no necesitabas un plan de negocios: bastaba juntar tráfico, vender el sistema y luego ya era el problema de otro.

Lo malo claro, es que eso le resultó a Six Apart. A SUP le tocó ser “el otro” y en mitad de la crisis, este 2009 abre con un ejemplo patente de lo que le espera a cientos de servicios que sólo tenían sentido mientras durase la burbuja.

via Livejournal, ValleyWag

(1) Errata:  El departamento de sanidad mental de CHW me comunica que El Rey Arturo probablemente nunca existió y que el Pato Donald no ha muerto.

Comente este artículo