El incierto futuro de Wi-Max

por

El futuro de WiMax se vuelve cada vez más incierto. Desde hace algun tiempo la popularidad y las ganas por parte de los fabricantes para desarrollar esta tecnología ha disminuido. Como un claro ejemplo tenemos a Nokia, quien a principios de enero anunció su intención de discontinuar el N810 WiMax edition. Y ahora tenemos a Nortel quien ha decidido dejar de participar en el desarrollo y entrega de servicios WiMax.

Al parecer muchos fabricantes se están concentrando en lo que será LTE (4G), además implementar Wi-Max en los equipos conlleva un alto costo y para que vamos a estar con cosas, si 3,5G es suficiente para navegar decentemente por internet con lo cual Wi-Max se convertiría nada más que en un capricho.