Creative Zii: ¿Producto real o invento de marketing?

Creative Zii: ¿Producto real o invento de marketing?

por

‘Todo lo que sabes esta por cambiar, ¡bienvenidos al futuro de la computación!’ Con esas frases llenas de confianza Creative, famoso por sus tarjetas de sonido, introdujo al mundo Zii, un SoC (system on a chip) que promete ser 1/100 más económico, 1/100 más pequeño y con un 1/100 del consumo que un “supercomputador”.

Leyendo el párrafo anterior, pareciese que estamos ante el lanzamiento de algo revolucionario, sin embargo, el Zii fue presentado en sociedad en la más reciente versión de CES (hace menos de un mes) y las pocas noticias que se presentaron no fueron del todo halagadoras. Los medios no encontraron que el producto anunciado fuera el mesías que Creative está promocionando y por ende la noticia desapareció en menos tiempo de lo que demora la presentación oficial de Zii.

¿Qué paso? ¿Será que Creative pecó de soberbio usando términos que no eran apropiados para el calibre del producto que lanzaban? ¿Los medios no entendieron lo que vieron? ¿Es un producto que está muy adelantado a su tiempo? En base a la poca información disponible sobre el producto y sin querer juzgar sin conocimiento técnico, ahondamos un poco más sobre este nuevo desarrollo para ver que nos trae a la mesa.

Antes de comenzar a detallar la arquitectura, es importante resaltar que el Zii o ZMS-05 como también es conocido, es un chip derivado de un desarrollo previo realizado por 3D Labs, empresa comprada por Creative en Junio de 2002 que la misma Creative se encargó de sepultar (o por lo menos esa es la impresión que dio). El desarrollo de 3DLabs fue el DMS-02, un chip para procesamiento de medios en general que se introdujo durante el 2006 y que se veía conceptualmente así:

Creative Zii

Como se puede ver el chip que introdujo 3DLabs incluía en su interior dos núcleos ARM, 24 elementos de procesamiento (PE), que por su nombre suenan sospechosamente similares a los SPEs del procesador Cell encontrado principalmente en la Playstation 3 y todas las conexiones necesarias para que este único chip incluya todas las funciones para desarrollar aparatos funcionales basados en el. La característica mas promovida del DMS-02 era su capacidad de procesar video en 720p en aparatos de consumo electrónico, aunque mostraba gran flexibilidad para el procesamiento de todo tipo funciones de audio y video.

La idea es muy interesante, y viendo la evolución actual de los GPUs, los SoCs tales como Tolapai y los rumores de la siguiente plataforma Atom, Creative está bien encaminada. Esto además es ayudado de buena forma por la convicción de la empresa de lo relevante que es su producto. Entonces, el Zii debe ser considerablemente superior para la potencia del anuncio. Por eso, sin más preámbulos, les presentamos la apuesta a futuro de Creative, el ZMS-05:

No queridos lectores, no fue un error al subir las fotos, como pueden apreciar, el Zii es prácticamente igual que el DMS-02, la única diferencia visible en el diagrama anterior es que la zona ocupada por un vago termino “interfaces” se reemplaza por una cantidad de acrónimos muy conocidos por todos y un codificador de televisión. Viendo lo anterior, pareciese ser que el “futuro de la computación” ha estado presente con nosotros durante varios años y la gente no está muy interesada en el. Esto, a menos que un proceso de manufactura menor, un núcleo actualizado de ARM y mas megahertz sean la fórmula mágica. Para ello, comparemos el poder de cómputo de ambos chips:

Es cierto, la capacidad de cómputo anunciada es interesante y más cuando esta se ha duplicado, pero aparte del hecho que el cálculo de FLOPS suele ser calculado como el mejor de los casos como se probó cuando analizamos dichos parámetros con los GPUs de última generación, para tanto anuncio hecho por Creative duplicar estos valores en un chip que no tuvo éxito no llama mucho la atención. Lo anterior, también se aplica para las otras características presentadas en la tabla que tampoco reflejan un aumento sustancial como para comenzar a creerles.

Pero entonces, ¿por qué Creative hizo tanto ruido con su anuncio si simplemente no cambio prácticamente nada la arquitectura y el aumento de rendimiento no fue considerable? Una sola frase: desarrollo una plataforma que permite explotar la funcionalidad del ZMS-05. A diferencia del DMS-02, el Zii entrega una plataforma completa que incluye el chip, diseños de referencia y software. Este último punto es importante porque Creative incluye desde un SDK hasta un sistema operativo basado en el kernel 2.6 de Linux. Con lo anterior, es fácil ver que la empresa se concentró en ofrecer herramientas que exploten el potencial teórico de sus productos haciéndolos una opción muy atractiva para sus potenciales clientes.

Pero la estrategia de plataforma no explica lo revolucionario del hardware y más cuando uno hace un análisis un poco más profundo de los núcleos ARM del ZMS-05. Ambos núcleos se basan en ARM9 (específicamente el ARM926EJ-S) al cual se le recomienda una velocidad máxima de 470MHz y resulta ser menos complejo en arquitectura que un ARM11 MPCore, el cual tiene una velocidad recomendada máxima de 620MHz, pero NVIDIA en su chip Tegra lo tiene funcionando a 750MHz. Esta comparación es relevante, pues la empresa verde dice que con su SoC Tegra puede decodificar video H.264 a 1080p, lo cual es una diferencia grande con respecto a los 720p del Zii.

Pensando en lo anterior y solo considerando a Tegra como competidor, la tabla de características que soportan tanto el chip de Creative como el de NVIDIA son muy similares. Por ende, la única ventaja competitiva es que puede tener la primera es que su software permita extraer un rendimiento considerable de sus PEs para realmente ser útil. Sin embargo, considerando que de Tegra no se sabe mucho más que las características de su núcleo ARM, no se puede descartar la posibilidad que la empresa haya incluido en su unidad de procesamiento grafico un diseño muy similar al de sus chips de escritorio con shaders unificados, lo que hablaría que ambos chips serian aun más parecidos.

Con este resumen, es fácil ver como la prensa enterró al Zii a muy pocas horas de su lanzamiento. La idea de la arquitectura era interesante y de hecho si no se supiese de la existencia del DMS-02, incluso estaríamos hablando de un desarrollo significativo por parte de la empresa. Sin embargo, al existir dicho chip y sabiendo que no ha sido noticia en el pasado, con los antecedentes aquí presentados es fácil concluir que el Zii no es más que un trabajo de reposicionamiento de un producto que nunca tuvo éxito.

Por otra parte, quisiera que el chip hiciese su magia y estuviésemos ante un revolucionario producto capaz de reconfigurarse a cualquier tarea, tal como lo plantean las analogías de la página de Creative. Para que el milagro ocurra, el software que desarrolló Creative será la clave y puede, puede que el milagro que se ve difícil en este minuto ocurra y esa era la sorpresa que nadie estaba esperando.

Comente este artículo