Motorola restringe a ex-empleados

por

Para que no trabajen en RIM

Motorola y RIM, la empresa detrás de Blackberry, están agarrados del pelo (o más bien de las antenas ojojoj) debido a un acuerdo que había entre ambas empresas de no levantarse empleados mutuamente.

La discordia proviene de la gran masa de empleados despedidos por Motorola los cuales estaban bastante cerca de terminar su desempleado peregrinaje bajo el paraguas de RIM. Según Motorola, al contratar a sus ex-empleados de todos modos están violando el acuerdo puesto que por muy despedidos que estén, igual manejan información confidencial de su ex empleador.

RIM, por su parte, no sólo considera absurdo que el pacto de no levantarse empleados abarque ex-empleados, sino que además apunta a que ese acuerdo venció en Agosto por lo que si quiere puede levantarle hasta a los gerentes.

Al final, las compañías se han demandado mutuamente en una corte de Chicago, y será un juez el que dirima no sólo la validez y vigencia del acuerdo sino la fuente de trabajo y sustento para miles de profesionales que en este momento son sólo carne de cañón en una guerra corporativa.

Fuente: Fudzilla