Las disqueras quieren competir con Youtube

por

Uh oh

Esto es como para hacer un seminario: “Competir con Youtube: posible o imposible?”. Hace dos años hubiésemos dicho que era imposible, pensando que le llevaba una ventaja tan pero tan abrumadora a todos sus competidores, y alcanzando 100 millones de impresiones diarias ya a mediados del 2006.

Pero había que pensar fuera del molde. No intentar hacer un sitio social sino uno netamente comercial, cargado sólo de contenido premium (Series, películas) financiados por una publicidad frontal y mucho menos sutil que los discretos avisos de Youtube y, sobretodo, sin videos aficionados. El servicio del que hablamos se llamó Hulu, y partió como un proyecto de NBC/Universal y Fox. Sestaba generando más o menos las mismas utilidades y tenía hacia donde seguir subiendo.

¿Entonces? Se puede, y por lo que hemos leído hoy los grandes sellos se están organizando para hacer lo mismo que Hulu, salvo que si este servicio era la respuesta de las productoras y cadenas de TV, el servicio que planean sería la respuesta de los sellos y tal vez la RIAA.

Todo esto parte un poco por despecho, basándose en el súbito rompimiento entre Youtube y Warner, pero se enmarca en un problema mayor. En este momento, tal como ocurría con Warner, cada vez que se reproduce un video cuyos derechos pertenecen a los cuatro grandes sellos (Universal, EMI, Sony y el mentado Warner) Youtube les paga un royalty. Pues bien, Youtube está presionando por bajar esa tarifa tentando la ira de los sellos.

Como siga presionando por pagar menos, llegará el momento en que a éstos les convenga sumarse a Hulu o jugársela con un servicio propio.

En fin, nada de esto nos extraña, porque aunque nos acusaron de alarmistas fuimos los primeros en decirlo: que una vez en manos de Google, Youtube sería el objeto de la codicia de todos.

Fuente: BizJournal