Google y drama con Fibertel

Google y drama con Fibertel

por

Fibertel es un ISP Argentino perteneciente a Cablevisión. Hace unos días atrás, se anunciaba que la gran G y Fibertel habían firmado un acuerdo exclusivo con el fin de mejorar la experiencia de uso y optimizar la velocidad de los servicios de Google, como GoogleEarth, GMail o YouTube para los usuarios de banda ancha de Fibertel. Esto se llevaría a cabo implementando un enlace privado entre el ISP y Google, mientras que además se instalarían en las oficinas de Fibertel servidores propios de Google.

En primera instancia, se podría pensar: “Genial, más velocidad para boludear en YouTube”. Pero este razonamiento esta ciertamente equivocado: uno como cliente, está pagando una buena suma de dinero por un servicio de banda ancha, el cual debería de tener cierto nivel de calidad y cumplir con las expectativas del cliente (como puede ser, ver un video en YouTube de manera ininterrumpida). Esto debería de ser equitativo para cualquier usuario sin importar su ISP, siempre y cuando estemos hablando de un servicio de banda ancha que… realmente sea banda ancha. En otras palabras, y como bien argumenta Mariano en Denken Über:

Cuando un proveedor de contenidos goza de una red “particular” y diferente a la de sus competidores se destroza literalmente el campo de igualdad que permitió que todos los startups que hoy conocemos nazcan y crezcan.

Google, claramente estaría violando el principio de neutralidad de la red que tanto defiende Vinton Cerf.

¿Y qué pasó con su premisa “Don’t be evil”?…

Resulta que dicho comunicado de prensa, no había sido aprobado por Google. Fue así que Alberto Arébalos, director Comunicaciones y Asuntos Públicos para América Latina de Google preciso sobre el asunto en declaraciones que hizo a lanacion.com, en las que indicaba que la implementación hecha con Fibertel permite que la información más solicitada por sus clientes quede almacenada en el ISP, reduciéndole de esta manera los costos de comunicación entre E.E. U.U. y Argentina. Además, agregó:

Esta implementación es transparente para los usuarios, que no van a encontrar diferencias si se conectan a Internet con otros proveedores

Arébalos también indicó que este servicio ya se aplicó en otros países emergentes donde es relevante priorizar los costos de comunicación y aclaró que a nivel nacional esta implementación tampoco es exclusiva, ya que han tenido experiencias similares con Iplan.

Por su parte, Google salió a defenderse y aclaro la situación en su blog para Latinoamérica. Como bien aclara la gran G, esto no corrompe la neutralidad de la red, pero:

Si los proveedores de banda ancha se aprovecharan del control que ejercen sobre la “ultima milla” para discriminar entre quienes ofrecen servicios y aplicaciones eso sí afectaría la Internet abierta y la innovación que esta permite y alienta. Pero nosotros creemos que los proveedores de broadband deben tener la flexibilidad para desarrollar actividades como “caching” en una forma no discriminatoria.

Links:
– Diario lanacion.com (Parte 1 y Parte 2)
Blog de Google Latinoamérica