Enorme espaldarazo a Google Android

por

13 empresas se unen a la Open Handset Alliance

De la Open Handset Alliance hay muchas definiciones. Casi todas involucran palabras de buena crianza como “Impulsar un modelo abierto de bla bla… comunicaciones… bla bla open source bla bla…” pero para lo que importa, queridos lectores, lo que la distingue de otras iniciativas igual de móviles y abiertas como “Symbian, es que Open Handset Alliance es la facción de Google, la que respalda a Android.

Pues bien, esta tarde nos enterábamos por Wayerless que Sony Ericsson se ha unido al lado Google de la fuerza acogiéndose a la Open Handset Alliance. Al rato supimos, via un comunicado de la misma alianza, que no es sólo SE sino otras doce empresas: AKM Semiconductor Inc., ARM, ASUSTek Computer Inc., Atheros Communications, Borqs, Ericsson, Garmin International Inc., Huawei Technologies, Omron Software Co. Ltd, Softbank Mobile Corporation, Sony Ericsson, Teleca AB, Toshiba Corporation y Vodafone.

Algunas empresas, como Sony Ericsson, claramente insinúan la construcción de modelos que utilicen Google Android. Otros, como ARM, reiteran el compromiso de correr Android sobre sus CPUs -algo que ya sabíamos en todo caso- otros colaborarán con la provisión de sus propias especialidades como la funcionalidad de GPS en el caso de Garmin, la conectividad en el caso de Vodafone y en fin… cada cual con lo suyo. Hay un par ahí cuya única contribución es ser tan desconocidos que hacen brillar a los demás.

Pese a que felicitamos a Google por este logro, es nuestro deber señalar que la adición de jugadores al pabellón Open Handset Alliance no implica exclusividad. Verán, Sony Ericcson no tiene por qué renunciar al uso de Symbian por el hecho de respaldar a Google. Vodafone no tuvo que renunciar a la Linux Mobile Foundation tampoco, ¿Me siguen?

Técnicamente todos los jugadores podrían hacerse parte de todas y cada una de las tres iniciativas móviles y abiertas, lo cual es lo mismo que decir que no ponen las manos al fuego por ninguna.

Fuente: Comunicado de Open Handset Alliance