W Labs: Google Android G1 de HTC sobre T-Mobile

Estuvimos jugando, y en muchos momentos, disfrutando con el nuevo G1 recién lanzado. Ya escribimos sobre nuestras primeras impresiones y te mostramos muchas fotos, pero en esta ocasión lo metimos a prueba, tal como lo podrás ver en el nuestro video que dura casi 20 minutos.

Era obvio que lo tuvimos que comparar con el iPhone, aunque la verdad el G1 no pretende ser un competidor directo del aparato de Jobs, por mucho que así parezca.

Diseño

Por mucho que lo hayan criticado por ser demasiado tosco y gordo, la verdad que el G1 se siente increíblemente cómodo en la mano. Tiene el peso y el tamaño ideal, y puede ser usado con una sóla mano cómodamente.

Abrir y cerrar el teclado es muy fácil y puede hacerse rápidamente simplemente usando el pulgar de tu mano.

Absolutamente todos los controles físicos se encuentran en una posición ideal y de fácil acceso intuitivo. Hasta el parlante está situado en una posición que es prácticamente imposible taparlo con la mano.

Interfaz

Es la primera versión de Android, y hay que tomarlo como tal. Tiene sus ideas increíbles, pero también sus falencias imperdonables. Por ejemplo, es muy agradable el navegar por los menús, y si sabes lo que hace cada botón, lo puedes aplicar en cualquier parte en que te encuentres.

Por otro lado, puede ser un tanto confuso el tener tantas opciones en una sola pantalla. A veces se te presenta demasiada información, que, por lo confuso, lo primero que se te viene a la mente es presionar el botón de escape para desenredar la interfaz.

En cuanto a la pantalla táctil, todavía le falta una fluidez que haga que se sienta natural. En varias ocasiones, se nota cierta rigidez. Pero esto es algo que afortunadamente se puede solucionar desde el software.

Conectividad

Como era de esperarse, soporta todas las normas, desde WiFi hasta redes 3G. En nuestras pruebas, no tuvimos ni un sólo problema al momento de conectarnos a nuestro enrutador inalámbrico con protocolo 802.11g ni en saltar a la banda 3G de T-Mobile.

El G1 tiene maneja los perfiles de conectividad de manera automática sin crear confusión alguna, es más, a veces ni te das cuenta si estás en WiFi or en red celular, y eso es bueno, ya que lo que te interesa es estar conectado, no tener que lidiar con protocolos ni configuraciones.

Aplicaciones

Lamentablemente tenemos que decir que son horribles. Estuvimos probando las más populares, y ninguna nos dejo contentos. La verdad no queremos hablar mucho de este tema todavía, ya que este segmento no ha madurado todavía para juzgar.

Ahora, las que vienen pre-instaladas en el G1 son las básicas y funcionan bien. Nada atractivo ni nada sorprendente, pero cumplen su función específica.

Dejaremos pasar unos meses, para que los desarrolladores entreguen más aplicaciones para poder realmente entregar una opinión más elaborada.

GPS

Funciona silenciosa y perfectamente, y, como era de esperarse, su integración con Google Maps es plena y bien implementada.

Probamos el localizador GPS dentro de una casa y al aire libre. En ambos casos captó nuestra posición rápidamente y sin problemas.

Destaca el icono en la barra de estado que indica cuando el GPS entra en funcionamiento. Muy útil para ver que está haciendo tu teléfono.

Navegador

No el mejor, pero tampoco el peor. Un tanto complicado de entender a primera vista, pero en pocos minutos te puedes acostumbrar a usarlo rápidamente. No tiene el poder del Safari del iPhone, pero es sin duda alguna el segundo mejor navegador para teléfonos portátiles que hemos probado, sobretodo si nos acordamos el horrible Windows Mobile o del imperfecto y lerdo navegador de Nokia.

Push mail

Actualmente sólo acepta push si tienes una cuenta Gmail. Funciona muy bien, pero dentro de lo esperado. Nada sorprendente. Esta versión no soporta a Microsoft Exchange, lo que lo hace una mala elección para los usuarios corporativos.

Push mail se refiere a recibir los mails desde el servidor, en vez de pedirlos. De esta manera, no tienes que estar bajando los mails sino que  te llegan al teléfono.

Cámara

Como en cualquier otro teléfono (menos el Nokia n95) la calidad de las fotos es horrible. No tan horrible como la del iPhone, pero igual mala.

Ahora, esto no es por criticar, ya que el G1 en ningún momento pretende reemplazar a una cámara digital, y el propósito de la cámara es el de compartir fotos que uno toma ocasionalmente. Es por eso que no te aconsejemos que la uses para tomar las fotos de tu matrimonio.

Reproductor multimedia

Muy pero muy bueno. Lamentablemente no tan intuitivo de usar como lo es el iPhone o un iPod, pero la calidad de sonido que sale por el parlante es totalmente admirable. Y sí, mucha mejor calidad que el parlante del iPhone, incluso si escuchas música por los auriculares.

Ahora, se nota que el G1 no pretende ser un reproductor multimedia, ya que tiene funciones de reproducción un tanto limitadas.

En cuanto al video, meeehhhh… lo mismo, no de lo mejor, pero está bien para un teléfono que lo quiere ser todo.

Duración de batería

Simplemente horrible. Estuvimos jugando a full por más de tres horas y media, y la batería ya no quería más. Pensamos que era mala suerte, la recargamos, y 4 horas más tarde, nos pedía un enchufe como loco.

Este es lejos el smartphone que más energía quiere para darte placer. Menos mal que puedes cambiar la batería, así que te aconsejamos tener por lo menos 1 batería a mano. Ahora bien, para ser justos, abusamos del teléfono ya que en nuestras pruebas de duración para una persona normal que navega durante el día un par de minutos y chequea su correo y hace llamadas ocasionales, la batería dura más que tu horario laboral.

Comparativa y subjetivamente, la batería dura un 20% menos que la de un iPhone 3G, lo que lo hace ser más que horrible.

Lo Imperdible™

Definitivamente lo mejor de este teléfono es su conectividad y lo bien que funciona para el email. Entre su teclado y el copy/paste, es una poderosa máquina de emails. Su interfaz fluida e intuitiva lo hacen un muy buen teléfono, que no se queda corto en funciones multimedia y con una buena cámara.D

Lo Impresentable™

La horrible calidad de las aplicaciones existentes al momento de hacer las pruebas. Realmente nos asustóó ver un teléfono tan avanzado, tener aplicaciones de terceros tan lerdas, feas y poco atractivas.

El color de las letras en el teclado lo hace casi inútil de utilizar cuando hay mucha luz. Además deberían de estar un tanto más elevadas las teclas, ya que cuesta tener una sensación táctil adecuada. Uno se acostumbra, pero a primer toque incomoda.

Conclusiones

Excelente Smartphone con un interfaz bien pensado, una calidad de audio impresionante y todo lo que una mortal común espera y mucho más de un teléfono en esta categoría. Como nota muy personal, es el segundo teléfono y sistema operativo que más me gusta luego del iPhone. Si no existiera la manzana, este sería mi teléfono sin lugar a dudas. Pero tenemos que ser justos, ya que Apple lleva casi dos años de ventaja.

Links

HTC G1
Google Android
T-Mobile