Nehalem: Intel Core i7 Extreme 965

Nehalem: Intel Core i7 Extreme 965

por

En estreno mundial, hoy veremos el rendimiento de Core i7 Extreme 965, el primero de la nueva linea de procesadores Intel. Un cambio de arquitectura, un nuevo nombre, un nuevo zócalo y todo lo nuevo de Intel en nuestro análisis de rendimiento del primer Bloomfield del mercado.

Intel, la compañía de semiconductores más grande del planeta, hoy presenta su nueva arquitectura de procesadores. Un hecho que para muchos puede no ser significativo, pero que para los fanáticos de los fierros es un hecho más que interesante.

Con el lanzamiento de Conroe, la arquitectura de los procesadores Core 2 Duo, Intel anunció una estrategia con un horizonte de 8 años, con la cual trabajaría sus mejoras en arquitectura y en procesos productivos. Esta estrategia, de la cual ya hemos hablado suficiente, Tick Tock, quiere decir que cada 24 meses veremos como Intel lanza una nueva arquitectura de micro-procesadores – la cual sera ocupada transversalmente en productos portátiles, de escritorio y servidores – y que en ese mismo periodo, miniaturizará sus procesos. Es así como hace 12 meses la noticia fueron los procesadores Penryn, Conroe en 45nm, hoy es Nehalem, también fabricado en 45nm y en 12 meses más veremos modelos de 32nm de la misma arquitectura que hoy veremos por primera vez.

Claramente los momentos más entretenidos son los cambios de arquitectura, que traen nuevas capacidades por sí mismas, en comparación a las miniaturizaciones que solo traen mayores frecuencias y espacio para nuevos transistores. Y hoy estamos felices, porque es un día de cambios entretenidos…

Barniz Técnico

¿Que es Nehalem?

Nehalem es el nombre código de la nueva micro-arquitectura de Intel. Esta cubrirá tarde o temprano todas las lineas de Intel: Core i7 para escritorio y portátiles, Xeon para servidores, Atom para netbooks, nettops y MIDs y Itanium para servidores de misión critica.

Mientras que hoy veremos la versión para escritorio, las versiones para portátiles, Xeon DP y Atom saldrán el próximo año y en el caso de los Xeon MP e Itanium, ya que se trata de chips cruciales, los veremos una vez que los productos hayan madurado.

Quad Core

La esencia de Nehalem es ser quad core. Mientras los procesadores Core 2 Quad de Intel, hablamos de los procesadores de cuatro núcleos de la firma azul, nos encontrábamos con dos chips de doble núcleo interconectados, en el caso de los nuevos Core i7 (al igual que los Phenom X4 de AMD), estamos ante procesadores de cuatro núcleos compuestos de un solo chip. Esto es lo que llamamos un procesador quad core nativo y acelera la comunicación entre cada uno de los núcleos y permite que los mismos compartan memoria cache.

Memoria Cache

Mientras la arquitectura pasada ocupaba un máximo de dos módulos de 6MB cada uno – para cada par de núcleos respectivamente – de memoria cache de segundo nivel y cuatro módulos de 64KB para cada uno de los núcleos en primer nivel, Core i7 ocupa tres niveles de memoria cache.

La primera y más rápida, la de primer nivel, se mantiene idéntica a la versión anterior, a excepción de sus tiempos de acceso que se reducen en un 25%. En cuanto a la algo más lenta memoria cache de segundo nivel, esta se ve reducida y dedicada a cada núcleo, su latencia en tanto es reducida de 15 a 11 ciclos en comparación a Penryn. Todo esto se debiese ver compensado con la memoria de tercer nivel compartida de 8MB y 39 ciclos de latencia.

HyperThreading

Luego de abandonar a HyperThreading junto a la arquitectura Netburst, y luego implementarla nuevamente en los procesadores Atom de la misma firma, hoy nos encontramos con HyperThreading en el escritorio una vez más.

Esta polémica tecnología, que no siempre dio buenos resultados con los Pentium 4, aparece nuevamente y permite que cada uno de los cuatro núcleos que vemos dentro de Core i7 procese dos hilos al mismo tiempo para un total de 8 hilos por procesador.

Controlador de Memoria Integrado

A diferencia de Netburst y Conroe, las dos ultimas arquitecturas de Intel, y por primera vez en procesadores de escritorio de esta compañía, Core i7 incluye un controlador de memoria integrado en el mismo silicio.

Esto es algo con lo que innovó AMD junto a la disponibilidad de su arquitectura K8, y que hoy Intel incorpora 5 años más tarde. Esto trae implicancias de rendimiento en el ancho de banda de memoria – que debiese de ser mayor – y una manera escalable de alimentar de datos a los núcleos abordo del procesador.

Así mismo, por primera vez es implementada la posibilidad de ocupar tres módulos de memoria RAM en modalidad triple channel, lo que aumenta el ancho de banda desde y hacia el procesador de los 128-bit que entregan las configuraciones dual channel a 192-bit.

Intel QuickPath Interconnect

Nehalem es el primer procesador que irá montado sobre las lineas de QuickPath Interconnect, un bus que convierte al FSB o bus frontal en un concepto obsoleto. Usando una topología similar a HyperTransport – punto a punto – el QPI implementado en nuestra combinación de procesador y placa madre tiene un ancho de banda de 25,6GB/s, más del doble de los 10,7GB/s que entrega un FSB a 1333MHz.

Intel Turbo

Seamos realistas, aun hay muchísimas aplicaciones que no son capaces de aprovechar más de un núcleo  y por ende no ven una ventaja en ser corridas en procesadores multi-núcleo. Intel esta al tanto de esto – aun cuando no le gusta mucho hablar al respecto – y decidió incluir una característica llamada Turbo.

Esta aplicación no hace más que desactivar dos o tres núcleos y aumentar la frecuencia de aquel o aquellos que queden funcionales. Desactivando núcleos se reduce la generación térmica y consumo eléctrico, cuyo espacio es llenado aumentando frecuencia en uno o dos núcleos, respetando el empaque termal y energético.

Más de cerca

Sin ser adivinos ni mentalistas creemos que lo primero que haría cualquier conocedor de hardware con una plataforma que no sabe lo que tiene dentro es utilizar este conocido y tan útil programa para ver que es lo que tienen en frente. Una simple descripción del sistema X58 – Core i7 Bloomfield es la que nos entrega CPU-Z.

Primero tenemos la presentación del procesador con la frecuencia de cada uno de los núcleos, el multiplicador, la frecuencia de BUS y la del QPI. Podemos ver que la revisión del procesador es la C0, esto implica que Intel tuvo que reparar algo de la revisión B0.

Acá tenemos una descripción de cada uno de los distintos niveles de caché con que cuenta el Bloomfield Extreme 965.

La placa madre, que es fabricada por Intel. Es necesario decir que el BIOS que tiene en la captura no es el que traía originalmente, ya que fue necesario cambiarlo porque tuvimos algunos inconvenientes con el triple canal de memorias. La plataforma se negaba a partir con el triple canal activo, por lo que tuvimos que pasar por dos BIOS distintos hasta que dimos con el adecuado, permitiéndonos realizar todas las pruebas sin problemas.

El triple canal en funcionamiento junto al doble canal. Cabe recordar que Core i7 soporta doble y triple canal, así que no será tan tortuoso el cambio desde los procesadores Core 2 a Core i7, en cuanto a memorias.


Plataforma

La primera fotografía de la sesión es la correspondiente a la plataforma utilizada con la nueva micro-arquitectura de Intel. Como pueden ver la placa madre combina de forma perfecta con la NVIDIA GTX 280 y el Noctua NH-U12P.

Desde otro ángulo se puede observar que la VGA cubre algunos puertos SATAII, limitando el uso de todos estos. También pueden ver montado un kit de memorias Patriot DDR3, siendo esa disposición funcional para doble canal y también útil para triple canal, siendo necesario agregar un módulo más entre los Patriot.

El disipador Noctua hace un juego perfecto con la placa madre y esta construído de forma tal que no topa en ninguna parte con algún disipador o sistema de refrigeración de la placa madre.


Intel Smackover DX58SO

Para comenzar tenemos a la X58 junto al Core i7 Extreme 965 en todo su esplendor. La placa tiene una disposición nueva de los componentes como memoria y puente norte, ya que ahora el IMC esta en el procesador.

Las memorias puede ser utilizadas en doble o triple canal. Como puede observar las tres ranuras azules son para el triple canal y doble canal, mientras esa misteriosa ranura negra es parte del canal A de memoria. Sin un manual ni nada que describa la placa madre se nos hizo francamente imposible adivinar cual era la función real de esta ranura de color negro, pero sabemos que es parte del canal de memorias A, mientras que las restantes ranuras son el canal A, B y C.

Los puertos de expansión no escapan de lo que hemos visto en otras placas madres y el conector tipo molex de poder se hace usual en sistemas que requieren mucha energía en los puertos PCIe 16x.

El puente sur ICH10R esta rodeado por los puertos SATAII, los puertos para conectar los cabezales USB del gabinete y también podemos apreciar el disipador de aluminio con la calavera Intel. Este disipador esta literalmente pegado con una compuesto disipador de aspecto gomoso.

Este conector de poder tipo SATA es lo más inusual que hemos encontrado en la placa madre, ya que siempre se acostumbra a usar los conocidos conectores tipo Molex para darle energía extra a la placa madre. Algo que debemos decir es que este puerto cobra importancia cuando se utiliza una configuración de triple canal, siendo inminente su uso para que el sistema encienda normalmente.

El WPCD376I es un super I/O con un puerto infrarrojo integrado de bonus, puerto que esta placa posee pero que necesita del respectivo diodo infrarrojo para hacer la interfaz.

El TI TSB43AB es un conocido controlador de puertos IEEE 1394 que muchos fabricantes usan en la actualidad en reemplazo de los controladores ITE.

El generador de relojes en la placa es este chip SLG505Y, muy utilizado en placas madre producidas por Intel.

La puerta LAN RJ45 es controlada por el Intel WG82567, entregándonos una máximo de 1Gb/s de transferencia.

El sonido esta a cargo del Realtek ALC889, controlador archi-conocido por todos y muy utilizado por su bajos costo y alto rendimiento.

El panel trasero de salidas destaca por la ausencia de los puertos PS/2 de teclado y mouse, en lugar de ellos hay dos conectores eSATA. Con esto Intel dio el paso para erradicar los teclados y mouse PS/2 de los mercados mundiales, en reemplazo de ellos tenemos los USB.

Este chip Marvell controla ambos puerto eSATA que ocupan el lugar de los "antiguos" puertos PS/2.

El sistema de refrigeración del puente norte es por lejos uno de los más acabados que hemos visto en placas madre Intel, se nota lo acabado del trabajo en esta plataforma y la preocupación puesta hasta en los más mínimos detalles. El sistema de refrigeración se compone de un disipador de aluminio anodizado, dos soportes que van por la parte posterior de la placa y el ventilador con iluminación azul que completa el conjunto.

Bajo el disipador encontramos al X58, que esta vez no viene cubierto con un IHS. El tamaño que ocupa es similar al que posee el X48 y sus derivados. En cuanto a disipación térmica tenemos un chipset calmo que no genera una gran cantidad de calor para tener un gran disipador, pero que necesita de disipación activa o un sistema de refrigeración pasiva muy acabado y eficiente.

Así luce la mitad superior de la placa madre, ocupada por completo por zócalo LGA 1366, por las ranuras de memoria, por el puente norte X58 y los respectivos conectores de poder de 24 y 8 pines.

Un acercamiento a las fases de poder del X58.

Luego de remover los disipadores de las fases de poder del procesador contabilizamos solo 6 fases, lo que deja claro que el sistema de alimentación del procesador a sido más que remozado.

Así luce una fase de poder del procesador. No son digitales pero son lo mejor que hay en fases análogas.

Mucho tiempo se critico que Intel no utilizara una placa posterior al zócalo para evitar la flexión excesiva de la placa madre, solución que su competidor AMD implemento hace muchísimo tiempo, pero más vale tarde que nunca así que bien por Intel que implemento esta solución para transferir la presión de forma uniforme en una mayor superficie.

El BIOS es del tipo SPI y posee un zócalo muy inusual pero que tiene como gran pro la posibilidad de cambiar el chip en caso de fallo. Gran parte de los fabricantes suelda estos chips a la placa madre, eliminando en parte la posibilidad de reemplazo.

Otra vez la calavera con un tatuaje Intel en pleno hueso.

Intel Core i7 Extreme 965

Este procesador es el principal avance de Intel en el último tiempo, ya que incorpora en su interior el controlador de memoria. La producción de estos procesadores se llevo a cabo en la planta de Intel en Costa Rica.

Por el reverso vemos que el han aumentado las conexiones del procesador, pero se sigue manteniendo el sistema LGA para conectar el procesador a la placa madre.

De izquierda a derecha tenemos el Core i7 Extreme 965 Bloomfield, Core 2 Extreme QX9650 Yorkfield y el Core 2 Duo E8400 Penryn. Con esto pueden notar cuanto creció el Core i7 respecto a sus antecesores. Todo esto producto de la incorporación del controlador de memoria en el procesador.

El zócalo LGA 1366(cuéntenlos si gustan) no es continuo en la distribución de los pines como lo es el LGA 775, además la mitad de las conexiones en el LGA 1366 se alinean de forma opuesta a la otra mitad.

El zócalo LGA 775, para que comparen visualmente ambos zócalos.

Sistema de Refrigeración

Este disipador es el que viene acompañando al Core i7 Extreme 965, un disipador de aletas de cobre y aluminio de tamaño compacto. El ventilador es transparente, silencioso e iluminado con diodos led azules como el ventilador del puente norte.

Este sistema esta compuesto por un heatpipe central y un gran número de aletas de cobre y aluminio, en resumen, tenemos lo mejor de las disipaciones actuales en un solo sistema de refrigeración.

Por la parte inferior se mantiene la X junto con los seguros rápidos y la base de cobre que contacta el IHS del procesador.

Este pequeño interruptor posee dos posiciones que controlan el régimen de revoluciones del ventilador del procesador, donde las opciones disponibles son lento (y silencioso) y rápido (no tan silencioso).

BIOS DX58SO

Si bien hoy la alma de la fiesta es el Core i7, creemos pertinente hacer una pequeña pasada por la BIOS de la placa madre que venia junto al computador: la Intel Desktop Board DX58SO "Smackover". Sin embargo y antes de hacer los comentarios propios de este apartado debemos recordarles que Intel nunca se ha caracterizado por hacer placas madres ricas en opciones para los entusiastas y que en el mediano plazo, a medida que vayamos revisando nuevas placas madres para Bloomfield, iremos viendo más opciones que seguro satisfacerán necesidades transversales.

En System Setup no hay nada nuevo bajo el sol. A primera vista pareciera que estuviésemos frente una X38 Bad Axe, si no fuese por el apartado de QPI.

El monitoreo de estatus de nuestros componentes es más bien basico, pero cumple con su labor.

Como es tradición en placas madres Intel, el apartado de overclock es criptico y poco amigable. Vemos cómo aquellos menús que fueron estandarizados en el pasado, Intel gusta nombrarlos de otras formas y en vez de permitir el uso de números enteros debemos hacer cálculos porcentuales. Nada fácil, tanto para el overclockero novato como para el experimentado.

Ya que el Core i7 carece de FSB, el cálculo de la frecuencia final del procesador se hace mediante un generador de reloj externo, el cual en este modelo viene configurado a 133MHz, sin embargo permite aumentarlo a 240 en BIOS (que no quiere decir que efectivamente va a partir a esa frecuencia).

No hay que ser un genio para darse cuenta de que si el generador de reloj corre a 133MHz y la frecuencia final del Core i7 Extreme 965 es de 3200MHz, estamos ante un modelo con multiplicador 24. En la siguiente pantalla esto es confirmado y además nos da una interesante informacion: Turbo, la modalidad en la cual uno o dos de los núcleos son overclockeados cuando no hay demanda por los cuatro de ellos, es dinamicamente manejado por multiplicador y no por frecuencia del generador de reloj.

La DX58SO permite aumentar el voltaje de nuestro procesador en hasta 494 mV o casi medio volt. Si bien esto parece más que suficiente, no nos extrañaria que en el corto plazo veamos modelos de placas madres de terceros fabricantes con un abanico aun más amplio de opciones.

Entrando a tierra derecha, la configuración de tiempos de acceso de memoria trae lo justo y necesario para enredar a los más novatos y dejar insatisfechos a los más exigentes. Justo en la delgada línea de la indefinición.

En cuanto a voltaje, de ser necesario, puedes fijar hasta 2,5 voltios para tus modulos DDR3. Sin embargo Intel te advierte que al usar más de 1,6 v, estas bajo riesgo de quemar el controlador de memoria de tu costoso procesador.

Por último y para cerrar este capitulo, les mostramos pantallas con los voltajes máximos para QPI, PCI Express y PCI:


Plataforma y Metodología

Plataforma X48 Intel Core 2 Yorkfield

ECS X48T-A
Intel Core 2 Extreme QX9650 @ 3000MHz
Patriot DDR3 @ 1066MHz 7-7-7-20 1.5V
Super Talent Project X DDR3 @ 1066 7-7-7-20 1.5V
NVIDIA GeForce GTX 280
Noctua NH-U12P LGA 775
CoolerMaster Real Power Pro 850W
Hitachi Desktar 82GB
Kingston MiniFun Max 4GB

Plataforma X58 Intel Core i7 Bloomfield

Intel Smackover DX58SO
Intel Core i7 Extreme 965 @ 3200MHz
Patriot DDR3 @ 1066MHz 7-7-7-20 1.5V
Super Talent Project X DDR3 @ 1066 7-7-7-20 1.5V
NVIDIA GeForce GTX 280
Noctua NH-U12P LGA 1366
CoolerMaster Real Power Pro 850W
Hitachi Desktar 82GB
Kingston MiniFun Max 4GB

Software

Microsoft Windows Vista Ultimate 32-bit SP1
Intel INF v9.1.0.1002 alpha
NVIDIA GeForce drivers 178.24 WHQL
Adobe Photoshop CS4
Cinebench R10
CPUz 1.48
Everest Ultimate Edition v4.6
Futuremark 3DMark 2006
Futuremark PCMark05
HDTach 3.0.4.0
Mainconcept H.264
Pov-Ray v3.7 beta 29
ScienceMark v2.0
SiSoft Sandra 2008
SuperPi Mod XS 1.5
WinRAR 3.8
Crysis Warhead
Far Cry 2
S.T.A.L.K.E.R: Clear Sky

Metodología de Pruebas

Como podrán apreciar tenemos gran variedad de programas que componen la batería de pruebas y como no, si estamos ante un cambio de arquitectura y queremos detallarles completamente cada aspecto de esta nueva tecnología.

Las pruebas de sistema se realizaran de forma que sean comparativas entre ambas plataformas, manteniendo en común memorias, fuente de poder, tarjeta de video, disco duro, lector óptico y el disipador. De esta forma tenemos una confrontación entre la pareja X48-QX9650 y X58-Extreme 965.

Para las memorias tendremos una configuración de 1066MHz con tiempos 7-7-7-20 2T 1,5v (CL-tRCD-tRP-tRAS, CR, voltaje respectivamente) para ambas plataformas y para los dos kits de memorias utilizados. Para el triple canal de la plataforma Core i7 mezclamos un kit Patriot DDR3 con un módulo Super Talent Project X, ya que ambos kit poseen especificaciones similares y se comportaron muy bien durante todas las pruebas.

En cuanto a los juegos tuvimos un dilema bastante importante al iniciar las pruebas, ya que siempre se ha visto que los procesadores se prueban a resoluciones muy bajas para ver cual obtiene una mayor ventaja, pero en este caso, ¿Qué sentido tendría probar 1280×1024 pixeles o una resolución menor con una GTX 280 y dos de las plataformas más potentes a las cuales se puede acceder hoy bajo la insignia de Intel? Creemos que no tiene mucho sentido así que decidimos ver qué tal nos iba si nos poníamos el sombrero de jugadores adinerados y teníamos la oportunidad de comparar ambas plataformas para ver cual es mejor para correr juegos en alta resolución.

Para sorpresa nuestra al probar resoluciones muy bajas obtuvimos la misma diferencia(porcentual) que si subíamos al máximo posible la resolución en nuestro monitor. Es por esto que verán los resultados con la máxima resolución de nuestro LCD y la máxima calidad en detalles para Devil May Cry 4, S.T.A.L.K.E.R: Clear Sky y Far Cry 2, en el caso de Crysis Warhead lo dejamos en nivel de detalles jugador. Para Devil May Cry 4 se uso filtrado MSAA en C16xQ mientras que para Far Cry 2 se usaron 4x AA.

En todos los gráficos podrán ver que nos referimos a cada una de las plataformas por el procesador que tiene montado y el tipo de canal de datos(en el caso de Core i7), es por esto que verán las simbologías DC y TC, que significan doble-canal y triple-canal de memorias respectivamente.

Pruebas de Sistema

Para comenzar, vemos el rendimiento global de nuestro sistema de Core i7. Lo que llamamos pruebas de sistema no es nada más ni nada menos que separar nuestra batería de benchmarks en aquellos que tengan relación con el sub-sistema gráfico y el resto.

Comenzamos con Cinebench y vemos como nuestro Core i7 Extreme 965 de 3200MHz es aproximadamente un 30% más rápido que el Core 2 Extreme QX9650 de 3000MHz, lo cual nos da la primera pista de que la nueva arquitectura Nehalem es más rápida que la anterior.

En rendimiento OpenGL la escalada es algo menor, pero aun así bastante impresionante. Otro punto para el nuevo chico del barrio.

Midiendo el ancho de banda de memorias, nos encontramos con que el nuevo controlador de las mismas definitivamente es un paso adelante y tal como lo esperábamos, este programa nos señala es el doble de ancho que en el pasado.

Sin embargo también nos encontramos con otro fenómeno y es que el uso de memoria de triple canal no nos muestra una mejora significante respecto al uso de la plataforma en configuración de dos módulos.

HDTach nos permite medir el controlador de almacenamiento de X58 versus aquel de X48. Si se fijan, los resultados son prácticamente idénticos, siendo algo más bajo el de X58. Recordemos que esto es responsabilidad de la placa madre y debemos recordar que la que hoy estamos utilizando no es un modelo de producción y todo puede mejorar al momento de su disponibilidad.

Decodificando videos en H.264 es otro de los escenarios donde Core i7 se luce. Vemos una mejora en rendimiento más que notable respecto a la arquitectura anterior y también nos encontramos con que el uso de memorias en triple canal da un beneficio en esta arena.

PCMark, un software sintético que mide el rendimiento global de nuestro sistema ironicamente no muestra mejoras en el uso de un Core i7. Sin embargo debemos recordar que no se trata de un software de productividad sino de uno puramente para emular carga y entregar un resultado. Mientras el resto de las aplicaciones – de uso real – no nos indiquen lo mismo que PCMark, no tiene mucho sentido ahondar sobre esta posible inconsistencia.

Pasamos a Photoshop CS4 y tenemos grandes noticias para los diseñadores, el Core i7 acorta el tiempo de aplicado de Radial Blur en un 25%.

POVRay nos abre los ojos y nos hace ver que en rendimiento mono-núcleo, sin importar que el Core i7 Extreme 965, con sus 200MHz más y su capacidad de aumentar la frecuencia de uno o dos de los núcleos cuando no esta ocupando el total de ellos, es algo más lento que el del QX9650.

En ScienceMark vemos una ventaja no tan importante como en otras pruebas por parte del Core i7 y esto es algo bastante extraño si tomamos en comparación que históricamente esta prueba nos ha mostrado ser muy sensible al ancho de banda de memorias, algo que fue muy mejorado en esta nueva arquitectura.

Sandra, otra prueba sintética a la que hay que creerle lo justo y necesario, nos muestra una mejora numérica que equivale prácticamente al doble de rendimiento del QX9650.

SuperPi, la carrera de cuarto de milla de los procesadores modernos se ve gratamente acelerado por Core i7, un hecho que será muy comentado entre los fanáticos del overclock 2D.

WinRAR, una prueba de día a día es más del doble de rápido al usar un Core i7 que un Core 2 Extreme. Ya queremos empezar a celebrar y comentar los datos recién expuestos, pero antes de eso pasaremos al apartado gráfico.

Pruebas Gráficas

Comenzamos con las pruebas gráficas, el apartado favorito de los jugadores de PC. Debemos admitir, sin embargo, que no esperamos muchas mejoras en juegos de video, recordemos que a diferencia del 99% de la prensa especializada que busca resultados de laboratorio con resoluciones bajas – forzando al procesador a trabajar – nosotros probamos una configuración apegada a la vida real, que es la configuración de calidad máxima que nuestra plataforma pueda mover sin problemas.

Partimos con 3DMark06 y no nos encontramos con mayores novedades. Un aumento del 10% en el puntaje total producto exclusivo de la prueba de CPU que incluye esta suite de benchmarks. El sub-sistema gráfico como tal, ver solo mejoras marginales.

Crysis Warhead a 1920×1200 estresa en gran medida la tarjeta gráfica y no el procesador. En este exigente titulo vemos como el Core i7 presenta mejoras leves respecto al QX9650.

Pasamos a Far Cry 2, uno de los juegos más esperados del ultimo tiempo y vemos un panorama muy similar al que vimos recién con Crysis Warhead: mejoras marginales pero mejoras al fin y al cabo.

S.T.A.L.K.E.R. por ultimo, nos muestra lo mismo que vimos en las otras pruebas gráficas, un avance modesto en cuanto a aceleración gráfica se trata. Nuestra primera teoría es que nuestra configuración gráfica, solo una GeForce GTX 280, es más que llevable por un Core 2 Extreme QX9650 y cualquier ventaja en potencia que el Core i7 tiene, no se ve reflejada al ocupar esta tarjeta. Por suerte, Core i7 hoy recién hace su presentación formal y tenemos mucho tiempo para probar esta plataforma en CrossFire, SLI y tarjetas más poderosas como la Radeon HD 4870 X2.

Conclusión

Intel nuevamente cumple con su Tick Tock y nos encontramos justo y a tiempo con el primer exponente de la nueva familia Nehalem: Core i7 "Bloomfield". Así mismo, estamos ante el primer procesador de esta linea Core i7, el Extreme 965, que como su nombre lo dice y en honor a su caracter Extreme, es lo más poderoso y costoso de la linea de procesadores de escritorio de Intel.

Sin embargo lo que importa hoy no es la tosca y torpe placa madre Intel DX58SO – muestra de ingeniería – que no nos permitió entregarles un apartado de overclock responsable en este articulo o el procesador, que cuesta lo mismo que una motocicleta china, sino la llegada de Core i7 como una gama completa de productos.

Este procesador llena todas nuestras expectativas de potencia. Vemos como fue concebido desde el papel como un procesador multinúcleo a tal punto que si bien pareciera que cada uno de los nucleos de un Core 2 Quad es más potente que un núcleo de Core i7, a la hora de trabajar en equipo, el segundo despedaza al primero. Es como se cumple la maxima de que un equipo – real, deportivo por ejemplo – no es sólo un conjunto de estrellas, sino cómo se entienden, potencian y apoyan entre sí. La memoria cache de tercer nivel y su fabricación monolítica son claves en esta tarea.

En las pruebas de sistema reales – dejando de lado las pruebas sintéticas – vemos como el Core i7 es entre un 20 y 25% más rápido que un Core 2 Extreme o Core 2 Quad en igualdad de frecuencias. Suficiente para nosotros, recordemos que recién estamos ante el primer modelo, que aún queda espacio para mejorar (QPI, 32nm y nuevas placas madres) y es un salto completamente aceptable para un cambio de arquitectura. En cuanto a juegos, no esperábamos más de ellos y vimos como hay mejoras, marginales pero mejoras al fin y al cabo. Esperamos sin embargo, que estos nuevos procesadores den una potencia necesaria a los más exigentes y pudientes, los poseedores de sistemas de dos, tres y hasta cuatro tarjetas gráficas.

La incorporación de un controlador de memoria integrado y con capacidad de manejar tres módulos de memoria RAM en paralelo con un ancho de banda de 192-bit fue todo un acierto. Si bien hoy por hoy esto no tiene mayor razón de ser – no al menos en el escritorio y con las aplicaciones que aquí probamos – permite que la arquitectura escale: ocho núcleos, doble procesador, más de dos procesadores, incorporación de núcleos gráficos, etc.

En conclusion estamos ante una arquitectura impecable, que incorpora finalmente cosas que la escuela de los semiconductores ya esta implementando, como SoC (System on Chip), que muestra que el liderazgo actual de la compañía azul esta bien ganado y que Conroe y Penryn – la microarquitectura Core – no fue sólo un golpe de suerte.

Intel lo hace nuevamente y nosotros aplaudimos. Ahora a esperar la llegada de los modelos que si podremos pagar y a adorar al nuevo rey de la colina: Intel Core i7.

Comente esta análisis