KWorld PlusTV Blazing Orange 1920ex

KWorld PlusTV Blazing Orange 1920ex

por

El PlusTV Blazing Orange es un aparato que te permite usar tu monitor CRT o LCD, como un televisor de alta definición. ¿Quien dijo Wii, PS3, television por cable / satelite o Sega Master System al lado de tu computador?

KWorld es una compañía taiwanesa que desde 1999 se dedica al diseño y fabricación de todo tipo de periféricos de video, que permiten la interacción entre dispositivos de televisión y grabación con nuestro computador, entre ellos, sintonizadores digitales y análogos, tarjetas de edición y captura de video, sintonizadores de televisión satelital, entre otros, siendo pionera en algunos aspectos, como por ejemplo, ser la primera compañía en diseñar una tarjeta sintonizadora PCI capaz de procesar señales tanto analógicas como digitales.

En esta oportunidad, KWorld trae ante nosotros un interesante producto cuyo nombre es de fácil memorización: el ‘PlusTV TVBox Blazing Orange 1920ex’, un sintonizador análogo que permite que un mismo monitor pueda cumplir hasta 3 tareas distintas: funcionar como la interfaz de nuestro computador; sintonizar un canal de televisión, ya sea de señal abierta o por cable; y servir para jugar con tu consola de videojuegos favorita (llámese PlayStation 2/3 o Nintendo Wii); todo esto simplemente presionando un botón, sin necesidad de hacer molestos intercambios de cables.

¿Cuántas veces no quisiste ver el señor de la Querencia al mismo tiempo que tenías que terminar con ese tedioso informe para la universidad, pero no tenías TV en la misma pieza? O si no, ¿Cuántas veces no quisiste que fuera posible ver simultáneamente la programación de varios canales en vez tener que hacer un molesto zapping? Pues bueno, KWorld nos asegura que todo esto será posible, y todo en el mismo monitor, gracias al sistema ‘Picture in Picture’ y a la opción de previsualización de canales que vienen incorporados en esta cajita milagrosa.

Nos encontramos ante un producto que dice tener muchas prestaciones y se ve muy tentador en papel. Sin embargo, en esta revisión nos centraremos más que nada en evaluar la calidad del upscaling que entrega este sintonizador, y como objetivos secundarios, chequear algunas de las funciones que nos ofrece.

Es hora de comprobar cómo se comporta el Blazing Orange en terreno, y ver si esta naranja quema tanto como su nombre lo dice.

Primera Mirada

Como podemos apreciar, el sintonizador viene en una caja de aspecto más bien sobrio, en donde se puede ver un resumen de las características que ofrece el producto. La única imagen que resalta en el anverso del embalaje es la del sintonizador mismo.

En el reverso podremos encontrar en más detalle las prestaciones de nuestro sintonizador, además de un detallado diagrama de instalación. Más adelante nos daremos cuenta de que este diagrama es más que suficiente para realizar la instalación.

Como se puede apreciar en la imagen, el contenido de la caja es bastante nutrido, destacando una gran cantidad de cables, el sintonizador, un control remoto con pilas, un transformador, un manual de instrucciones y una extraña pieza de forma circular.

El sintonizador en sí es de un aspecto relativamente frágil, y bastante liviano, lo que nos podría llevar a pensar que es un producto de dudosa calidad. Pero esto, señores, es solamente un prejuicio. No nos dejemos llevar por opiniones a primera vista. En su parte superior podemos encontrar 5 botones, que corresponden al botón de encendido y OSD, botones de volumen y botones de programación.

Si vemos la base del sintonizador, nos daremos cuenta que es de un color naranja bastante llamativo. Seguramente de ahí proviene su nombre.

En el panel trasero podemos encontrar, de izquierda a derecha: la entrada VGA; la salida hacia el monitor; la entrada y salida de audio; el conector MMI que servirá como entrada para S-Video, YPbPr y consolas de videojuegos; la entrada de corriente; y la entrada de antena coaxial.

Este es el transformador que viene en el paquete, que será el encargado de alimentar al sintonizador con corriente continua y un voltaje reducido. Podemos notar que el enchufe es del tipo A (o también mal llamado “tipo americano”), por lo que más de alguno necesitará hacerse de un adaptador para poder utilizarlo.

El control remoto tiene un sinnúmero de funciones, entre las que destacan botón de encendido, controles de volumen, botones de menú, y otras funciones más específicas, como un botón para modificar la resolución y la relación de aspecto, otro para activar la función PiP, para congelar la imagen, entre otras opciones bastante útiles. Este accesorio recibe alimentación de 2 pilas AAA, que vienen incluidas en el embalaje.

Dentro del cableado que viene incluido en el paquete podemos encontrar:

Un cable de audio estéreo de aproximadamente 1 metro de largo, con conectores machos del tipo mini-jack de 3.5mm en ambos extremos.

Un adaptador MMI A/V con entradas de video del tipo YPbPr y canales izquierdo y derecho de audio.

Un cable VGA, también de 1 metro de largo, que servirá para realizar la conexión desde nuestro computador hasta el sintonizador.

Un detalle que se agradece bastante son los adaptadores para las consolas Nintendo Wii y PlayStation 2 y 3 que vienen incluidos, los que permitirán la interconexión entre ellas y nuestra cajita mágica.

La extraña pieza circular que habíamos mencionado con anterioridad es un simpático pedestal que sirve para dejar el sintonizador en posición vertical. Más adelante comentaremos sobre su utilidad.

Por último, el nunca bien ponderado manual, que incluye las instrucciones de instalación, especificaciones técnicas, instrucciones de operación, resolución de problemas, etc. El manual viene escrito en inglés, lo que podría llegar a ser un problema para algunos. Podemos encontrar algunos errores de redacción y ortografía dentro del manual, pero nada muy grave. Es perfectamente entendible.

Características y Especificaciones

El Blazing Orange 1920ex tiene soporte para un amplio rango de resoluciones, que van desde los 800×600 pixeles (a 75 Hz) hasta la no despreciable cantidad de 1920×1200 pixeles (a 60 Hz), y KWorld asegura que es completamente compatible con cualquier monitor CRT y LCD, ya sea del tipo normal (relación de aspecto 4:3) o extendido (relación de aspecto 16:9), además de soportar los siguientes estándares de video: 480i, 480p, 576i, 576p, 720p y 1080i.

Dentro de las funciones que nos permite el Blazing Orange, se encuentra la opción de hacer previsualización desde 9 hasta 12 canales simultáneamente, además de diversas funciones como congelamiento de pantalla, reducción de ruido para una imagen más clara y estable, encendido y apagado automático programable según la hora, calculadora, calendario, entre otras.

Una de las características del sintonizador a la cual KWorld le parece dar más énfasis es el PiP (Picture in Picture), que dividirá nuestra pantalla en ventanas cuyo tamaño y posición serán ajustables a gusto del consumidor, y, como ya hemos mencionado, nos permitirá hacer varias cosas simultáneamente, como ver nuestra programación favorita de la televisión mientras navegamos por la Internet.

Esas son, a grandes rasgos, las características más importantes que nos ofrece el Blazing Orange. Por otro lado, sus especificaciones técnicas son las siguientes:

– Poder de entrada: 5V CC, 800mA.
– Entrada de TV: tipo IEC de 75 Ohm o coaxial tipo-F.
– Sistemas de TV soportados: NTSC, PAL, Secam.
– Entradas de video: Entrada compuesta RCA, S-Video 4 pines, YPbPr RCA, entrada para consolas (PS2/3 y Wii, vía adaptadores).
– Salida de video: D-SUB (VGA).
– Entrada/Salida de audio: Mini-jack estéreo de 3.5mm.
– Resoluciones soportadas: 800×600 @ 60/75Hz; 1024×768 @ 60/75Hz; 1280×1024 @ 60Hz; 1440×900 @ 60; 1680×1050 @ 60Hz; 1920×1200 @ 60Hz.

Plataforma de Pruebas

– KWorld PlusTV TVBox Blazing Orange 1920ex
– Computador (genérico, es indiferente para el caso)AOC Spectrum 7VlrA CRT 17’’
– LG L192WS LCD 19’’

Metodología de Pruebas

Como nuestro objetivo es determinar qué tal funciona el upscaling y cómo es la calidad de imagen con el Blazing Orange 1920ex, la metodología de pruebas consistirá en hacer una serie de pruebas de upscaling a distintas resoluciones en nuestros monitores de pruebas, para luego dar una apreciación personal sobre la calidad de la imagen en cada caso. Para evaluar el resto de las funciones que ofrece el sintonizador, el método consistirá en dar una apreciación personal sobre la opción, respaldada con fotos para que el lector pueda hacerse, a grandes rasgos, una idea de cómo funciona.

Instalación

La instalación no es nada del otro mundo, aunque tal vez pueda marearnos un poco la primera vez debido a la gran cantidad de cables que vienen en el paquete y las entradas/salidas que posee el panel trasero del 1920ex.

Pero no te asustes, siguiendo al pie de la letra las indicaciones de la ilustración presente más adelante no hay posibilidad de perderse en el camino. Rápidamente démosle una pasada al esquema, de arriba hacia abajo para no enredarnos.

En primer lugar, conectamos el cable VGA al sintonizador y el otro extremo a tu tarjeta de video en el computador, si es que tienes un computador, claro está, o si quieres darle ese uso. Recuerda que no es necesario tener un computador para poder ocupar el sintonizador, ya que su función principal es permitirnos usar un monitor cualquiera como un aparato de televisión, o más genéricamente hablando, procesar cualquier tipo de señal de video para que sea mostrada por tu monitor. Luego, y esto sí que es primordial, debes conectar tu monitor al sintonizador. La salida es del tipo VGA común y corriente, como la de una tarjeta de video de las antiguas.

Luego, en caso de que tengas computador, usa el cable de audio que viene en el paquete para conectar la salida de audio de tu tarjeta de sonido con la entrada de audio del 1920ex, y luego, conecta la salida de audio del mismo con tus parlantes, audífonos, sistema súper-gruvi-dubi-surround u otro por el estilo (o no conectes nada si quieres que suene el parlante integrado del sintonizador). Es necesario hacer el bypass del audio a través del 1920ex ya que, de no hacer esto, cuando cambies de modo computador a modo televisión seguirás escuchando lo que ocurre en el computador, y no es lo que queremos.

El siguiente paso es opcional, al igual que el del computador. Esta entrada multipropósito nos permite, vía adaptadores, hacer ingresar una señal de video de prácticamente cualquier tipo de dispositivo, como una cámara de video, un reproductor de DVD, o las ya citadas consolas Nintendo Wii y PS2/3.

Luego, debes alimentar con corriente a la naranja a través del transformador, y por último, si viene al caso, debes conectar el cable coaxial que trae la señal de televisión, ya sea abierta o televisión por cable. En nuestro caso (usuario de Triple Pack VTR), al no tener televisión en la misma pieza, hubo la necesidad de sacar el cable coaxial del módem y enchufarlo en la entrada del sintonizador. Esto funciona gracias a que la señal de televisión viaja por el mismo cable que los datos de la Internet, sólo que a una frecuencia distinta.

Una de las gracias que tiene este producto, en el caso de usarlo en conjunto con tu computador, es que no requiere la instalación de ningún tipo de controlador para su correcto funcionamiento, ya que el sintonizador funciona por su propia cuenta. Si lo pensamos bien, su única interacción con el computador es procesar la imagen que éste le entrega. Podríamos decir que es un dispositivo Plug&Play (Enchufar y Usar) por esencia.

Es necesario comentar que el pedestal que permite que el sintonizador quede en posición vertical se hace prácticamente inservible, ya que el 1920ex, al ser tan liviano, no puede con el peso de los cables (sobre todo el cable VGA), haciendo que se desmaye súbitamente. Tal vez habría sido más útil de haber tenido una mayor superficie de apoyo, pero, lamentablemente, no es el caso. Sin embargo, usar el dispositivo en posición horizontal no causa ningún tipo de problema, por lo que este detalle cobra poca importancia.

Pruebas: CRT

No todo el mundo ha tenido la oportunidad de actualizarse a un monitor LCD hasta el momento, u otros simplemente no han querido, por lo que haremos algunas pruebas en un monitor CRT para el regocijo de los nostálgicos y los que aún son fieles a este tipo de monitor. Esta prueba será hecha conectando el sintonizador a un computador y a la señal de televisión por cable.

Una vez instalado todo el aparataje, podemos percatarnos de que automáticamente el monitor nos muestra los eventos que están ocurriendo en el computador, lo que nos indica que hemos hecho bien la conexión. La calidad de imagen es tal, que nos es imposible discernir que la señal no está saliendo directamente de la tarjeta de video de nuestro computador. Por razones técnicas, la foto no se aprecia bien, pero confiad en nuestro juicio.

Posteriormente nos dispusimos a probar el modo TV, sin embargo, esto fue lo único que vimos al activarlo:

Después de un intenso ejercicio cerebral, nos dimos cuenta que esto ocurría debido a que la resolución venía establecida a 1920×1200, y nuestro querido CRT no la soporta. La manera de solucionarlo fue presionando el botón para cambiar la resolución del control remoto y movernos a ciegas con los botones de selección de opción. Con un poco de suerte pudimos cambiar la resolución y fuimos capaces de entrar correctamente al modo TV.

Con respecto a las pruebas de upscaling, les podemos contar que el Blazing Orange comportó bastante bien junto con nuestro fiel monitor CRT. En una primera instancia, probamos con la resolución más baja soportada, es decir, 800×600. Si tienes un ojo demasiado sensible y eres muy quisquilloso con respecto a la calidad de imagen, es probable que no te sientas a gusto estando a poca distancia del monitor, ya que se alcanza a notar un cierto grado de pixelación. Sin embargo, a 1 metro de distancia esto se hace casi imperceptible. A 1024×768, debemos decir que la calidad de imagen es bastante buena, incluso a una corta distancia. La calidad es definitivamente mejor que en una televisión normal del tipo CRT, con colores bien nítidos y prácticamente nada de interferencia. A medida que vamos subiendo la resolución, los cambios se hacen imperceptibles, manteniéndose una muy buena calidad de imagen, hasta llegar a 1680×1050, que es el máximo upscaling permitido por nuestro monitor.

Como dato aparte, les contamos que el sonido que ofrece el parlante integrado es de muy mala calidad, más o menos como el de una radio portátil, y se satura mucho a alto volumen. Aunque esto no será un problema ya que suponemos que todos usarán un sistema de audio externo para el caso. Cualquier tipo de parlante servirá.

A continuación, hablaremos a grosso modo de las 2 principales opciones que trae el Blazing Orange, que son la previsualización de canales y el modo PiP.

El modo de previsualización de canales funciona bastante bien, aunque puede resultar un poco carente de utilidad para algunas personas. A grandes rasgos, consiste en una especie de auto-zapping, en donde la programación va rotando cada 1 segundo en el recuadro del medio, mientras alrededor, en recuadros más pequeños, van quedando capturas de los canales que ya han pasado.

El modo PiP es, a juicio propio, bastante más útil que la función anterior. Como se puede apreciar en la imagen, se despliega una pequeña ventana que funciona como un televisor. Ideal para ver la teleserie mientras redactas un review para CHW. En ciertas ocasiones podría molestar, ya que obstruye una parte de la pantalla, pero esto no es problema ya que puedes modificar el tamaño y ubicación de la ventana por medio del control remoto.

Pruebas: LCD

Debemos decir que el panorama cambió al usar un monitor LCD como dispositivo de salida para el sintonizador. En primer lugar, al estar en modo computador, a diferencia del caso del monitor CRT, la calidad de imagen se ve afectada al pasar a través del 1920ex. Tal vez no es muy visible para algunos, pero con nuestro ojo de lince biónico podemos notar que, sobre todo en ciertos ángulos, se puede apreciar un molesto fenómeno de fantasma (o ghosting, en inglés). Este efecto es menos notorio si nos posicionamos justo al frente del monitor, pero de todas formas es un detalle que puede incomodar a más de alguno.

Posteriormente, nos dispusimos a probar el upscaling. Debemos decir que en 800×600 la calidad es bastante deficiente, como se puede apreciar en la imagen siguiente. De cerca es sencillamente infumable. Probamos muchos canales de la señal por cable (que en el aparato de televisión se veían bien), y no hubo caso. Había mucha interferencia, a pesar de tener activada la opción de eliminación de ruido. Además, el efecto de fantasma que veíamos en el modo computador se seguía manteniendo en el modo televisión.

A medida que íbamos subiendo la resolución, debemos decir que la calidad de imagen iba mejorando un poco. A 1680×1050, máximo upscaling soportado por nuestro monitor LCD, la calidad mejoró sustancialmente, aunque de cerca seguía siendo un poco incómodo a la vista, y la interferencia y el efecto de fantasma seguían penando.

A medida que nos alejamos del monitor, estos efectos se van haciendo menos perceptibles, y a una distancia de aproximadamente 2 metros podemos decir que ya no son molestos, y ver la programación se torna una experiencia agradable.

Por otro lado, el modo PiP nos dio una grata sorpresa, ya que la calidad de imagen que se aprecia en el monitor LCD es bastante buena, a la par con la del monitor CRT.

Del modo de previsualización no hablaremos en esta ocasión, ya que no existe diferencia en comparación a la prueba con monitor CRT.

Conclusión

La calidad de imagen y su capacidad de upscaling en monitores CRT nos ha dejado bastante contentos. La imagen, si bien no es impecable, se ve bastante mejor que con un aparato de televisión común. Por otro lado, si bien en un principio nos quedaron algunas dudas con la calidad de imagen al usar un monitor LCD, a medida que fuimos haciendo más pruebas de upscaling la calidad fue mejorando. A unos 2 metros de distancia la imagen es bastante decente, y si pensamos que uno no suele mirar televisión a una distancia menor que esa, podemos decir que nos sentimos bastante satisfechos con el producto.

KWorld, marca tal vez no muy conocida en la región, se ha anotado un porotito con este producto. El Blazing Orange 1920ex es el tope de gama de la línea TVBox, y como ya hemos dicho durante la introducción, es un producto con bastantes prestaciones. A pesar de tratarse de un sintonizador analógico, nos ha sorprendido con su calidad de imagen. Además, su fácil instalación y uso, el nutrido contenido del paquete, junto con las diversas funcionalidades y opciones de conectividad que ofrece, nos han dejado con un buen sabor de boca.

Lo Bueno

– El paquete cuenta con una gran cantidad de accesorios. Prácticamente todo lo necesario para la instalación viene incluido.
– Buena calidad de imagen en monitores CRT.
– Integra opciones interesantes, como el modo PiP y la previsualización de canales.
– Variada gama de opciones de conectividad.
– Incluye control remoto.
– No requiere ningún tipo de controlador para ser utilizado junto a tu computador.

Lo Malo

– La calidad de imagen en monitor LCD deja un tanto que desear a cortas distancias.
– Efecto de fantasma cuando se usa monitor LCD.
– Mala calidad del sistema de sonido integrado.

Lo Feo

– No hemos encontrado nada feo en este artículo.

Comente este análisis