Intel Atom v/s VIA Nano

Intel Atom v/s VIA Nano

por

Una batalla mítica por el mercado de las placas madres integradas, con las dos más novedosas soluciones mini-ITX del mercado. Ambas ideadas para quienes buscan un buen rendimiento, silencio en el trabajo, bajo consumo y por sobre todas las cosas, conveniencia a la hora de considerar precio/rendimiento.

Una de estas soluciones nos viene de la mano de ECS y se trata del modelo 945GCT-D, equipado con un procesador Intel Atom 230 Diamondville, que trabaja a una frecuencia de 1600Mhz con un bus frontal de 533Mhz, un cache L1 de datos de 24Kb, 32Kb de cache L1 de instrucciones, 512Kb de cache L2 y soporte para tecnologías Hyper-Threading. Un punto destacable es que su fabricación es en 45nm y utiliza 47 millones de transistores ubicados en el DIE más pequeño que se puedan imaginar, ya lo verán. Pasando a las memorias vemos la primera falencia del modelo que probamos, ya que solo soporta como máximo 2 módulos DDR2 de 1GB cada uno, con frecuencias de 400/533Mhz. Esto limita bastante nuestra plataforma si es que se nos ocurre la descarada idea de instalar un sistema operativo como Windows Vista. Lamentablemente en la tarjeta gráfica la situación no mejora, sorpresa fue la nuestra al ver que este modelo no incluye puerto PCIe de 16x obligándonos, si es que queremos mejorar este aspecto, a adquirir una escasísima tarjeta aceleradora PCI. Esperemos que estas falencias sean corregidas con modelos posteriores por parte de ECS.

Pasando a la otra esquina, pusimos nuestras manos en un procesador esperado por muchos y comentado por todos. Hablamos del VIA Nano L2100 que viene instalado en la placa madre modelo Epia-SN de VIA. Este procesador trabaja a una frecuencia de 1800Mhz con un bus frontal de 800Mhz y con una fabricación en 65nm. Posee una memoria cache L1 de datos y L1 de instrucciones de 64Kb cada una, y L2 de 1Mb con 16 vías de asociatividad; estas características más una unidad de punto flotante más alta, junto soporte para las instrucciones SSE prometen mejorar considerablemente el rendimiento multimedia. A diferencia del modelo de Intel, el Nano incluye soporte para memorias de 533/667Mhz pudiendo instalar 2 módulos de 2GB cada uno como máximo, las cuales lamentablemente solo operan en Single Channel. Mucho se habla también acerca de la tecnología llamada “64-bit Superscalar Speculative Out-Of-Order MicroArchitecture” lo que permitiría que Nano soporte un set de instrucciones completo de 64 bits, además provee funcionalidad para macro y micro fusión, junto con una sofisticada rama de predicciones para un procesamiento más eficiente y un mejor rendimiento.

Otro de los atributos destacables que incluyo VIA es un puerto PCIe de 16x, capaz de soportar tarjetas aceleradoras actuales pensando siempre en algo no muy potente como para no caer en el temido “cuello de botella” que haría el resto del sistema. Importante de destacar es que VIA diseño esta placa madre con soporte para procesadores con núcleo C7 y Nano, ambos son compatibles en cuanto a los pines, con esto solo sería necesario un cambio de BIOS.

Intel promete y VIA se esmera por figurar, ¿cuál de las dos plataformas será la mejor en la cancha?, si quieren saberlo sigan leyendo esta nueva revisión de CHW.