Impactantes revelaciones sobre el spam

Impactantes revelaciones sobre el spam

por

Los peores márgenes del planeta

Un grupo de investigadores liderado por Stefan Savage, de la University of California-San Diego, condujo un experimento equivalente a hacer de agente encubierto conviviendo con la mafia, claro que lo hizo en términos geek y sin arriesgar el pellejo: infiltraron la red informe de la investigación de la cual sólo comentaremos lo esencial.

Como algunos de ustedes sabrán, este tipo de redes realiza su trabajo en dos etapas. Apelando a una enorme base de correos, envía gusanos que convierten a la máquina que los abre en un disimulado servidor smtp bajo las órdenes de la Storm Worm. A su vez, estos zombies (cuya naturaleza pasa desaparcibida para los dueños que sólo comentan que su PC "anda lento") ofician de nodos de envío de spam ofreciendo productos por campaña: alargadores de la virilidad, quemadores de grasa, analgésicos de grueso calibre. El ciclo se completa cuando unos pocos incautos compran estos productos.

noticia

El equipo de Savage logró hackear un proxy intermedio, de tal manera que los correos que se enviaban producto de las tres "campañas" que monitorearon eran adulterados y dirigían a los potenciales clientes a un sitio propio en donde al intentar comprar los productos el cliente llegaba a una página de error sin poder ingresar información confidencial. Ergo, no se producía la compra pero el estudio marcaba aquello como una venta exitosa.

La conclusión del estudio es reveladora. La tasa de eficiencia del spam, si acaso se mantuviera la proporción, es de menos del 0.00001%, lo cual es un pésimo resultado para cualquier empresa, salvo claro cuando tu mano de obra son PCs contaminados que haces trabajar grátis. El equipo de Savage envió 350 millones de correos en 26 días y vendió el equivalente a USD 2.800. Si pensamos que sólo controlaron el 1.5% de la capacidad de la Storm Worm, podemos pensar que en un mes se envían casi 27.000 millones de correos para obtener unos USD 215.000.

Y entonces la pregunta cae de cajón: con unos márgenes tan malos, no será cosa de jugar un poco con los números para que el negocio ya no salga a cuenta y matemos el spam por un simple muñequeo con los costos de operación?

Fuente: Ars Technica