Chico nórdico con pseudo-epilepsia tras maraton de Lich King

Gracias a una maratón de 27 horas jugando Wow: Lich King, un chico sueco de 15 años casi se va despachado al otro mundo. Después de jugar más de 24 horas sin comer, sin dormir y pegado a la pantalla, sufrió algo “que parecía ser un ataque epiléptico”, pero los doctores que lo atendieron aclararon que su cuerpo sufrió un cortocircuito de proporciones cuánticas por el exceso de concentración, falta de descanso y alimento.  Y como dicen por ahí, cuando ocurren las desgracias se toman medidas. El padre de este vikingo decidió poner límites al tiempo de juego después que se recupere.
Mi record ha sido 12 horas jugando half life de corrido, después de eso no se ni como me llamo, veo a Gordon Freeman en mi reflejo…

Fuente: 1 Up