Tropiezo de NVIDIA en la bolsa

por

Aunque más bien fue un clavado

En medio de la crisis financiera mundial hay algunos que lo pasan peor que otros y NVIDIA está sufriendo como nunca. Después de pasar septiembre con números cercanos a los 11.7 dólares por acción, ayer sus acciones estuvieron por un rato a apenas USD 7.31, pero al final del día repuntaron un poco para cerrar a 7.85, lo cual es de por sí una caída del 13% en base diaria. Pésimo.

Esta situación no obedece simplemente al mal momento generalizado que viven las bolsas del mundo, sino al informe de un analista que predijo -cual pitoniso- que NVIDIA mostrará resultados negativos para su tercer trimestre, y que esto le llevará a deshacerse del negocio de los chipsets.

NVIDIA acumula una caída bursátil en base anual del 73% y según el analista Michael McConnell de Pacific Crest todavía podría caer otro 25%. Además, dijo que los dividendos por acción serán nada más que la mitad de lo que había predicho Wall Street.

Todas las conclusiones de McConnell se apoyan sobre su convencimiento de que NVIDIA se deshará del negocio de chipsets durante el 2009, basándose en que la compañía no tiene un roadmap claro para innovar en esa línea de productos y a que, luego de los despidos de la semana antes pasada, la unidad de chipsets se quedó sin el 40% de sus empleados.

A diferencia de lo que suele ocurrir con los rumores, esta vez el responsable de Relaciones con Inversionistas, el vicepresidente Mike Hara, salió al paso del análisis de Pacific Creast asegurando que no tienen intención de abandonar el negocio de los chipsets, que éste sigue siendo vital en sus planes de largo plazo.

Se ve muy complicada la cosa para NVIDIA en este minuto, y sería malo para la industria como un todo si la empresa se derrumba definitivamente. Esperemos que puedan levantar cabeza y recuperar el terreno perdido.

Fuente: The Street