Gordo y feo, el G1 ya es un éxito en su preventa

No importa que Ballmer lo ninguneara hace algunos días, no importó que su empaque sea la pesadilla de los meticulosos ni que el teléfono sea… ehm… poco agraciado en su diseño. Así, tan feíto como lo ven, el G1 consiguió vender más unidades de las que T-Mobile había presupuestado para el periodo de preventa.

Tanta sería la demanda que el primer equipo que porta el sistema operativo Android ha generado, que T-Mo habría encargado triplicar la orden inicial de unidades a la fábrica HTC, encargada de su fabricación.

Así las cosas, en la operadora aseguran que todos los que hayan reservado un G1 lo tendrán, pero es seguro que mucha gente lo recibirá varios días después del 22 de octubre, fecha en que comenzará la invasión de los androides.

Link: T-Mobile Sells Lots of G1 Handsets, Increases Production (MobileWhack)