FWInterviu: Dr. Rodrigo Kuljis: "La cura para la Enfermedad de Alzheimer no existe"

FWInterviu: Dr. Rodrigo Kuljis: "La cura para la Enfermedad de Alzheimer no existe"

rod.jpg

El 8 de septiembre pasado, el neurólogo e investigador chileno Rodrigo Kuljis, le envió una carta a la Presidenta de Chile Michelle Bachelet, donde critica la designación del último premio nacional de Ciencias Naturales, por considerar que se cometieron graves irregularidades.

El Doctor Rodrigo O. Kuljis, M.D se contactó directamente con nosotros para dar a conocer su punto de vista profesional sobre una polémica dada a conocer por el diario La Tercera en Chile. (Aconsejamos leas esa nota antes de nuestra entrevista con el doctor)

Lo entrevistamos en Miami, con el mero propósito de que tuviera tribuna abierta para dar a conocer su punto de vista como científico.

Estamos abiertos a discutir con otros doctores o científicos este hecho en particular que nos parece es de suma importancia científica.

Nos contactamos con otro neurólogo de prestigio en Chile, el Dr. Jorge Villacura, quién además de calificar al Dr. Kuljis como "uno de los más destacados investigadores del Alzheimer" apoya en su totalidad lo argumentado por Kuljis.

Después del salto, nuestra entrevista completa y las credenciales correspondientes al doctor para poner todo en perspectiva.

Rodrigo O. Kuljis, M.D.

  • John Sealy Distinguished Chair for Clinical Research in Alzheimer's Disease
  • Professor of Neurology, Neuroscience, Cell Biology and Pathology and Senior Scientist at the George and Cynthia Mitchell Center for Neurodegenerative Disease, University of Texas Medical Branch
  • Professor Emeritus (former Esther Lichtenstein Professor of Neurology, Psychiatry and Behavioral Sciences)
    University of Miami School of Medicine
  • Vice Director del Centro Internacional de Biomedicina (Chile)
  • Fundador y Presidente, Brain-Mind Project (EE.UU.)
  • Fundador y Presidente, Encephalogistics, Inc. (EE.UU.)
  • Miembro de Neuroinnovation (Chile)

¿Cuál ha sido el aporte de los investigadores chilenos al Alzheimer?

En Chile hay un número reducido, pero de calidad, de investigadores tanto de laboratorio como clínicos, que han hecho aportes muy significativos al conocimiento de la enfermedad de Alzheimer. Es absolutamente clave que las organizaciones que financian el progreso sobre la enfermedad de Alzheimer en Chile sepan reconocer y apoyar a aquellos que han hecho los aportes más significativos, y que aún hacen investigación científica rigurosa, de nivel internacional, y que luchan por mejorar los recursos nacionales para conquistar ésta y enfermedades relacionadas.

Me hes imposible exagerar la importancia del rigor científico, y muy especialmente en relación a los tratamientos experimentales. Esto incluye el repudiar y dejar de apoyar aquellos que descienden a la pseudo-ciencia, y deliberadamente afirman por años que han descubierto un tratamiento sin un solo ensayo clínico.

Desgraciadamente, el ejemplo más claro en el país de este tipo de decadencia es precisamente el otorgamiento del Premio Nacional por una cura que no existe, y el despilfarro crecientes de millones de pesos chilenos para "investigaciones" sobre la Hierba de San Juan durante muchos años, justificándolas con argumentos pseudocientíficos que han engañado por años tanto a las "autoridades" como al público, y a los contribuyentes que pagan por estas actividades.

¿Cuáles son las perspectivas que tiene esta enfermedad a futuro?

El futuro es incierto – y probablemente muy oscuro – en la medida que se continúe destinando recursos gubernamentales cuantiosos a la pseudociencia y a los fraudes en biomedicina, en desmedro de los enfermos, de sus familiares y de los científicos y médicos honestos e íntegros de los cuales depende nuestro futuro.

Es por eso que nuestra responsabilidad (incluyendo la de FayerWayer y la mía) es la de exponer y denunciar los fraudes, con la esperanza que las autoridades verdaderamente comprometidas con el futuro del país reconozcan estas situaciones obscenas, y creen mecanismos basados exclusivamente en el mérito biomédico (y no en manipulaciones políticas, la pseudociencia y la pseudotecnología) para fomentar el progreso en la conquista de las enfermedades neurodegenerativas.

¿Por qué consideras que se cometieron irregularidades en la entrega del Premio Nacional de Ciencias?

Según le he comunicado a la Presidenta de Chile – demostrando con documentación – el Ministerio de Educación le comunicó por escrito al pueblo chileno que el galardón fué por la cura de la enfermedad de Alzheimer, aunque dicha cura no existe. Esto constituye un fraude, al cual se destinaron fondos fiscales no sólo para el galardón mismo, sino que también para una pensión vitalicia, además de aún más cuantiosos fondos para proyectos de investigación desde hace años. Sin embargo, aunque el Premio es por actividades científicas, no hay cura para la enfermedad, con lo que queda científicamente demostrado que el galardón no pudo haber sido dado por ese concepto. Aún más, el Premio fué concedido por un panel de expertos que se avalaron de científicos compenetrados con la enfermedad de Alzheimer, incluyendo la Premio Nacional de Ciencias 2006, y ninguno de estos expertos, ni tampoco el galardonado, parecen haber hecho el menor esfuerzo por desmentir la aseveración falsa de que existe una cura para la enfermedad de Alzheimer. Esto último es clara e indiscutiblemente en desmedro del público, y especialmente de los enfermos y de las familias afectadas por la enfermedad de Alzheimer.

¿Estás de acuerdo con el sistema actual para la entrega del premio? De no ser así ¿qué cambios le harías?

Obviamente no estoy de acuerdo. Es indispensable que la Presidenta de Chile intervenga para evitar que estas irregularidades – incluyendo el mal uso de los recursos fiscales – vuelvan a ocurrir, y que los Premios Nacionales se den por mérito científico y profesional inteligible al público, y a individuos sin tacha alguna profesional, moral, ética y legal.

Tu has señalado que el premio otorgado al Doctor Inestrosa fue por "la cura del Alzheimer", sin embargo,  la doctora Cecilia Hidalgo, una de las jurados en el proceso, indicó que la adjudicación del premio obedece "al impacto de su investigación en el Alzheimer." ¿Compartes esa opinión?

Nuevamente, mi respuesta han sido los documentos públicamente accesibles del Ministerio de Educación, y en numerosos medios de comunicación – todos los cuales entregué a la Presidenta – que desmienten tanto a la Doctora Hidalgo como a la Ministra de Educación, y que prueban que el que dice la verdad soy yo.

 

Cabe enfatizar también que en Chile hay muchos científicos con cientos de publicaciones a su haber, miles de citas bibliográficas, que han formado a centenares de profesionales de calidad, y que, por supuesto, tienen mérito científico considerable. La gran mayoría de estos profesionales distinguidos no reciben premio alguno por su destacada labor, y mucho menos algún Premio Nacional. ¿Cuáles son las bases sobre las cuales las autoridades escogen a unos y no a muchos otros para estos galardones? Definitivamente la justificación declarada por la Doctora Cecilia Hidalgo no contesta esta pregunta, ni desmiente absolutamente nada de lo expresado en mi carta a la Presidenta Bachelet.

Es importante recalcar que es lícito exigir que los premios sean por logros reales – y no por una cura que no existe – legítimos y muy excepcionales, y que sean otorgados a individuos sin tacha moral, ética, profesional y legal. Mi carta a la Presidenta explica claramente porqué me parece que varios de estos criterios no han sido satisfechos en el otorgamiento del Premio Nacional de Ciencias Naturales 2008.

¿Cuales son los reparos que tienes con la línea de investigación del Doctor Inestrosa respecto de la Hierba de San Juan?

No hay estudios clínicos que verifiquen su aseveración que cura la enfermedad de Alzheimer. Esta aseveración aparece en comunicados de prensa numerosos desde por lo menos el 2005, los cuales citan la intención de efectuar estudios de eficacia clínica. Estos estudios, prometidos hace ya muchos años, son tan inexistentes como la cura que el Gobierno de Chile (avalado por la Academia Chilena de Ciencias) dice se ha logrado. Sin estudios científicos no hay ciencia, sin ciencia, no puede haber Premio Nacional de Ciencias Naturales.

 

El Doctor Inestrosa – avalado por el Gobierno de Chile y por la Academia Chilena de Ciencias – ha conseguido un logro tan impactante como desastroso: en vista que las "autoridades" declaran – falsamente – a la enfermedad de Alzheimer como curada, es obvio que toda investigación al respecto debe frenar inmediatamente en Chile. ¿Porqué invertir un peso más en un problema que ha sido solucionado? Este es el legado obsceno de esta situación escandalosa a todos los chilenos que están forzados a soportar y a lidiar diariamente con las enfermedades neurodegenerativas, y ahora sin reconocimiento gubernamental de sus precarias necesidades urgentes por progreso genuino. Aún más, si llevamos este hecho fraudulento a su conclusión lógica, el mismo Inestrosa no debiese recibir un centavo más para investigaciones sobre la enfermedad de Alzheimer.

Afortunadamente, el mundo ignorará esta fantochada, y redoblará los esfuerzos por realizar avances genuinos sobre dicha enfermedad, que afecta a por lo menos a 36 millones de personas. Es además lamentable que la situación en Chile demuestra a los científicos jóvenes, y a aquellos de mérito genuino, que tienen posibilidades mucho mejores para el éxito basado en el mérito profesional verdadero en el extranjero, por lo que este escándalo multiplicará el efecto ya devastador de la llamada "fuga de cerebros." Como si esto no fuese demoledor por sí mismo, este escándalo también apaga las posibilidades de muchos chilenos de obtener fondos internacionales para la investigación científica, ya que en los ojos de muchas autoridades mundiales este tipo de ayuda sería miserablemente malgastada. A mi parecer, es inaudito el que se haya otorgado un Premio por causarle estas calamidades al país.

 

Concluyo enfatizando nuevamente que, en mi opinión, es fundamental informarle claramente a los chilenos y al mundo que la cura para la enfermedad de Alzheimer no existe, y que la Hierba de San Juan puede causar efectos adversos muy serios a los pacientes ya debilitados por esta condición. He presentado los detalles en mi carta a la Presidenta Bachelet – hasta el momento sin respuesta – y espero fervientemente que ella disponga de los recursos para proteger a los chilenos, para que esta situación altamente vergonzosa, inaudita y profundamente dañina nunca vuelva a ocurrir.

Link: Científicos protagonizan dura polémica por entrega de último Premio Nacional de Ciencias (La Tercera)