El Sonim XP1 es torturado en vivo para tu disfrute


En este preciso momento, mientras lees estas palabras, hay un pobre celular siendo torturado a punta de martillazos en algún lugar del mundo… y lo está disfrutando.

No, no hablo de algún teléfono dirigido a usuarios sadomasoquistas, sino del Sonim XP1. Este pobre aparatito ha resistido impertérrito más de 36.000 fuertes golpes propinados con un martillo accionado por un brazo impulsado por aire comprimido, pretendiendo demostrar así que -tal como lo promueve la empresa que lo construyó- es indestructible. La idea de la transmisión en vivo es golpear el móvil hasta que se haga trizas… O hasta que el martillo se rompa.

Tan seguros están de esto en Sonim, que ofrecen 3 años de garantía ante cualquier evento, incluso si deliberadamente lo trataste de estropear.

El aparato en si es muy básico: su pantalla muestra 65.000 colores, es GSM tribanda, te permitirá hablar, mandar y recibir mensajes, navegar vía WAP, tiene bluetooth 1.0, soporta Push-to-talk, pesa 128 gramos de pura resistencia y está construído para resistir golpes, caídas, agua en cantidades industriales, polvo, maltratos y temperaturas extremas… y por si fuera poco, ¡soporta ringtones polifónicos!

Vía internet, se vende desbloqueado por la módica suma de EUR€339.

Si quieres ver como maltratan al pobre XP1 pincha por acá. Y si quieres saber si el teléfono sigue funcionando, puedes llamar o mandar mensajes al +1-646-309-3072 (Número Internacional) para corroborar que todavía tiene señales de vida.

¿Buena idea para un W Labs, eh?

Links:
XP1 Live Stress Test (Página Oficial Sonim)
Mechanical hammer attempts to destroy phone. Film at–right now! (CNET)