ATI utilizaría refrigeración más agresiva en sus futuros GPUs

ATI utilizaría refrigeración más agresiva en sus futuros GPUs

por

Más allá de los heatpipes

Cuando hablamos de refrigeración al aire, los heatpipes están entre los métodos más efectivas para controlar las temperaturas del chip del que están a cargo, y lentamente han pasado de ser soluciones excéntricas de terceros fabricantes a convertirse en la opción por defecto en más de una VGA.

Sin embargo, el consumo de las tarjetas de video sigue en aumento, y AMD está preocupado de que sus sistemas de refrigeración convencionales se vuelvan demasiado masivos ante estas necesidades, y como tristemente aprendimos en la carrera de los MHz de Intel, las soluciones por fuerza bruta no ayudan mucho en este juego.

Ante este dilema ATI se encontró trabajando con Celsia Technologies para desarrollar un nuevo sistema de refrigeración, y en teoría habrían llegado a un sucesor a los heatpipes sumamente interesante conocido como “Vapor chamber pipes” (tubos de cámaras de vapor), utilizado en el sistema propietario NanoSpreader.

El NanoSpreader está basado en un sistema de dos fases en contacto directo con la fuente de calor, en donde la cámara principal contiene agua sellada al vacío. El calor del chip evapora el agua que está directamente sobre el punto de contacto y genera un flujo hacia la capa superior del disipador, dispuesto con una malla de cobre microperforada para acelerar el traspaso de energía al exterior y mantener un ciclo.

En el papel el NanoSpreader es un 30% más efetivo que un heatpipe, además de ser más ligero y barato de construir, con lo que sería una solución ideal para la próxima camada de tarjetas gráficas.

Fuente: X-Bit Labs