W Tip: ¿Cómo hacer un Hard Reset?

¿Tu teléfono no se siente bien?, ¿ya no funciona como antes?, ¿instalaste y desinstalaste tantas aplicaciones en tu móvil que el sistema operativo ya está trabajando mal?, ¿te pescaste un virus?, ¿tienes necesidades de aventura? Bueno, Wayerless te recuerda algunas formas para ‘lavarle el cerebro’ a algunos equipos más comunes -y otros no tan convencionales- y dejarlos como recién salidos de fábrica… al menos, por dentro.

Antes de comenzar, te recomendamos hacer una copia de seguridad de tu información sensible (contactos, imágenes, temas, etc.), pues todo esto se pierde al hacer un Hard Reset. Además, es bueno tener conectado tu equipo en una toma de corriente durante el proceso para evitar quedar sin batería en medio del formateo… ¡Eso sería fatal!

Advertencia: Wayerless no se hace responsable por problemas desprendidos directa o indirectamente de los procedimientos acá señalados. Todo este material debe ser probado bajo la propia responsabilidad de quien quiera llevar a cabo lo que abajo se explica.

Nokia s40, s60: Al teclear *#7370# desde el menú de llamada, aparecerá una pantalla que pedirá confirmar el proceso ingresando un código –12345 por defecto- y ¡chás!, tu finlandés volador tardará algunos segundos en quedar absolutamente casto e inmaculado.

Puedes hacer algo similar al encender tu móvil con el botón 3, el que sirve para responder (ese verde, tú sabes) y el * apretados a la vez.

Antes de iniciar el proceso, es recomendable hacer un respaldo de tu información importante con Nokia PC Suite (debí haberte dicho esto antes de empezar, ¿cierto?).


Sony Ericsson: Esto funciona en los más nuevos… Menú, ajustes, reinicio maestro, reestablecer todo. Si te pide clave (y lo hará, créeme) le escribes 0000, y listo… en serio, listo.


Samsung: Simplemente, enciende tu teléfono con la tecla 6 y # presionadas. Si no funciona así, inténtalo utilizando el siguiente código: *2767*3855#


Palm: Para los teléfonos palmípedos existen varios tipos de reset (tantos que podrían ser un tema aparte), pero hoy mencionaremos uno en particular… el Extended Hard Reset.

Para lograrlo debes presionar -y mantener- el botón de encendido mientras presionas una vez el botón reset que está detrás de tu equipo. Cuando salga la pantalla con el símbolo Palm, sueltas el botón de encendido. Al momento que te pregunte si deseas hacer reinicio, pulsas y mantienes el botón de scroll hacia arriba, para luego presionar en cualquier orden las siguientes teclas: Agenda, contactos, tareas y notas. Procura haber presionado todas ellas o el proceso no se completará.

Una vez que hayas hecho esto, suelta el scroll y tu Palm trabajará para quedar limpia de todo lo que le hayas puesto encima.


HTC Diamond: Sí, puede ser que nadie tenga este teléfono aún, pero nunca está de más saber que hacer con él si llega a caer en nuestras manos.

Para realizar un Hard Reset hay que sacar la stylus, y luego encender -si no está previamente encendido- el Diamond. Presionamos (y mantenemos) el botón para bajar el volumen del sonido y la tecla central del pad principal (¡bajo la pantalla, hombre!), para luego pulsar el botón reset con la punta del lápiz (lo encuentras en el mismo lugar donde se aloja la stylus). Sueltas el botón reset, pero mantienes presionadas las otras dos teclas.

En ese momento, el sistema te avisará que estás haciendo un Hard Reset, que te borrará todo y te amenazará con las penas del infierno… no hagas caso, suelta las teclas que tenías previamente pulsadas, y confirma la operación presionando la tecla para subir el volumen. Tu Diamond volverá a cero en menos de lo que canta un gallo.

Para otros HTC, bastaría con presionar -y mantener- ambas ‘soft keys’ (esas que tienen una rayita central) mientras se presiona el botón reset o se enciende el móvil.


BlackBerry: En la versión 4.0 o superior del OS de BlackBerry, toca ir a Opciones (avanzadas), seguridad, contraseña, borrar dispositivo. En caso de pedirte un código, escribes ‘blackberry’ y confirmas… cuando vuelva a la vida, estará completamente borrada.


iPhone: Para el iCoso, el asunto es fácil… Con el teléfono apagado, mantén presionados el botón ‘Home’ y el ‘Sleep’ durante 20 a 25 segundos. Verás aparecer la manzana blanca en fondo negro, que te dará la primera señal de que las cosas están saliendo bien. Cuando salga el indicador de que debes conectar el teléfono a iTunes, haz caso y conéctalo (duh!). En caso que no se abriera iTunes automáticamente, tocará hacerlo por nuestra cuenta.

El programa detectará tu terminal como un equipo ‘en modo de recuperación’ (no te preocupes, todo marcha bien). Cuando llegues al panel del iPhone en iTunes, dale a restaurar… el resto lo hace el software.

Este proceso requiere de una conexión a internet… además, perderás todo el software pirata que hayas instalado en tu teléfono, también los desbloqueos (en caso de que fuese un 2G).

Tras terminar la restauración, podrás recuperar tu información importante al cargar la copia de seguridad hecha con anterioridad por iTunes.

Ahí tienes. Distintas opciones para distintos teléfonos. Ah, y nuevamente, recuerda tener cuidado cada vez que te metas en las tripas de tu móvil, pues podría causar daños irreparables a su estructura interna. ¡Suerte!