W Labs: Motorola MotoROKR E8

por

Fue a principios de año cuando Motorola lanzó oficialmente el MotoROKR E8, durante la CES 2008, llamando inmediatamente la atención por su diseño. El principal atractivo que posee el equipo es su teclado táctil con sensores hápticos, que se adapta según el uso que le estemos dando al terminal y que produce una pequeña vibración cuando presionamos una tecla.

De esto y mucho más hablaremos en detalle en esta nueva entrega, recién salida del horno desde nuestros laboratorios.

El Equipo – MotoROKR E8

El equipo viene en una caja que a simple vista nos señala a qué tipo de usuario esta orientado el equipo. Por ser de la línea ROKR se entiende que su fuerte esta en la reproducción de audio, pero añadiéndole algunos detalles estéticos que lo hacen bastante atractivo.

Al abrir la caja lo primero que vemos es el teléfono, sin que se puedan apreciar las teclas y del que sólo vemos un semicírculo con un punto central y en la parte superior, el logotipo de Motorola.

Al cambiar el ángulo desde donde apreciamos el teléfono, podemos apreciar unas pequeñas marcas que sobresalen de la superficie, éstas tienen por objeto señalar la existencia de una tecla virtual.

El equipo se siente un tanto grande y pesado, pero de una robustez que brinda seguridad al momento de tenerlo en la mano.

En la parte superior sobresale el conector para audífonos, el que posee una protección de plástico que es un serio candidato a desprenderse luego de un tiempo de uso. Lo mismo para la protección del conector del cable USB.

Al interior de la caja nos encontramos con todo lo necesario para disfrutar del equipo: Audífonos con micrófono integrado, cable USB de sincronización, cargador, manuales y un CD con software que nos facilita la tarea de cargar nuestra música al teléfono.

La lista de características que nos ofrece el ROKR E8 es bastante extensa, pero daremos un repaso por lo más destacado de ellas: 115x53x10.6mm son sus dimensiones, equipo quatribanda GPRS/EDGE class 12, peso de 100 grs., batería con una capacidad de 970 mAh, pantalla de dos pulgadas QVGA 240×320 TFT, Bluetooth 2.0, USB 2.0, 2 GB de memoria interna (ranura microSD de expansión), conector para audífonos de 3.5 mm, reproducción de archivos con formatos MIDI, MP3, AAC, AAC+, Enhanced AAC+, WMA, WAV, AMR-NB y Real Audio (RA) v10. A todo lo anterior se agrega una cámara de 2 megapíxeles con capacidad para grabar videos y compatibilidad con Windows Media Player.

Experiencia de Uso

Luego de instalar la SIM Card y cargar la batería durante algunas horas, lo primero que hacemos es encender el teléfono. Destaca su luminosa -aunque un tanto reducida- pantalla y el despliegue casi en forma mágica de su teclado. Lo primero que cuesta es acostumbrarse a la forma como se debe utilizar el teclado, ya que es necesario aplicar una presión un tanto mayor a lo normal para marcar un determinado número. Al momento de realizar esta acción, en forma inmediata el teléfono responde con una pequeña vibración, que busca reproducir la experiencia de un teclado normal pero que a la larga no cumple con este objetivo.

La distribución del teclado parece óptima, con una buena separación entre teclas pero que se ve un tanto empañada por el mal diseño de la rueda de navegación (FastScroll) y de las teclas direccionales.

La rueda de navegación se aprecia como un semicírculo con un funcionamiento similar al que encontramos en un iPod. Al interior de éste se encuentran las teclas direccionales (arriba, abajo, derecha, izquierda). Los problemas se producen al momento de utilizar las teclas direccionales, ya que al encontrarse demasiado próximas al semicírculo en varias oportunidades activan el semicírculo cuando en realidad buscamos utilizar una tecla direccional. No es algo demasiado grave pero que luego de una semana de uso nos seguía produciendo errores.

Una de las críticas que se les hace a los equipos Motorola es que su Sistema Operativo es un tanto lento y su interfaz poco amigable. Lamentablemente en este caso nos encontramos ante la misma situación.
El equipo responde en forma lenta cuando navegamos por el menú o cuando interactuamos con distintas aplicaciones. La verdad que no es algo muy molesto ni que genere algún tipo de problema en el funcionamiento, pero se siente que le falta la velocidad que encontramos en otros equipos.

Reproductor multimedia

Para probar las capacidades de reproducción de audio del equipo, lo conectamos a un computador con Windows XP. Este lo detecta de inmediato como si fuera un medio de almacenamiento externo, pero a su vez nos ofrece la alternativa de utilizar el reproductor Windows Media Player para administrar la música que deseamos copiar hacia el teléfono. La integración entre ambos no presenta mayores problemas y es cosa de arrastrar y copiar para transferir la música. Se pueden crear listas de reproducción y la velocidad de transferencia resulta bastante rápida.

Los audífonos incorporados en el empaque no permiten evaluar la calidad del sonido ofrecido por el teléfono, ya que no son de una calidad aceptable. Al reemplazarlos por unos antiguos pero fieles Sony MDR-E811, nos permiten señalar que la calidad del audio obtenido resulta más que aceptable.

Al seleccionar el botón que activa las opciones del reproductor de música, comenzamos a disfrutar la incorporación de la tecnología ModeShift, que activa determinadas teclas según el uso que se le este dando al teléfono. En el caso de la reproducción de música, sólo se encienden las teclas relacionadas a esta. Lo mismo encontramos cuando utilizamos la cámara.

Conclusiones

En general el MotoROKR E8 cumple con lo que promete. Un diseño llamativo y alejado de lo que encontramos en equipos similares de otras marcas. Con una buena calidad de sonido (siempre que se utilicen buenos audífonos) y excelente velocidad de transferencia de archivos. La integración con Windows Media Player es perfecta y facilita el trabajo de organizar las canciones que nos gusta llevar en el teléfono.

Lo Imperdible

  • Su diseño que destaca a simple vista.
  • Completas características multimedia.
  • Memoria integrada de gran capacidad, ampliable con tarjetas microSD.
  • Al tacto se siente firme.
  • Cargador y cable de sincronización USB.

Lo Impesentable

  • La superficie acristalada registra nuestros dedos con lujo de detalle.
  • Fragilidad de protectores para el Jack de audio y para el conector de sincronización/carga.
  • Audífonos de baja calidad.
  • Sistema Operativo lento.

Operadores y Precios

En Chile sólo el operador Movistar ofrece este equipo, con un valor de compra de $225.900 CLP ( 425 US$ | 305 € | 4.528,8 MXN), o de $149.900 CLP ( 282 US$ | 202,4 € | 3.005 MXN) en comodato con opción de compra al término del contrato.