W Labs: Módem 3G USB Sony Ericsson MD300

El módem 3G USB Sony Ericsson MD-300 es un equipo bastante único, ya que dentro de la oferta de equipos externos que brindan conectividad 3G para computadores móviles, es de los pocos que pueden ser enchufados directamente -sin necesidad de cables extra- a un puerto USB.

A continuación analizaremos este producto -dejando de lado el servicio del operador hasta finiquitar las pruebas- y veremos si es el que debes elegir cuando vayas donde tu operador favorito.

El Equipo – Sony Ericsson MD300

El Sony Ericsson MD300 es un módem 3G compatible USB con conectividad EDGE/GPRS y HSDPA/UMTS en redes de 850, 1900 y 2100MHz. Su tamaño es de meros 7×3,2×1,5 centímetros y su peso de 35 gramos, que lo transforma en uno de los de formato externo más pequeños del mercado. En su interior se encuentran los duendes mágicos a cargo de codificar y descodificar datos para que se entiendan con las redes de telefonía celular, y un chip de memoria de 128MB que le da hogar a los controladores y software de manejo.

En el interior del empaque nos encontramos con papelería propia de todo producto destinado a consumidores finales, un cable USB con alimentación extra para puertos versión 1.0/1.1 y un clip de soporte. Echamos de menos un cable de sólo dos extremos, útil para la mayoría de los computadores modernos con puertos USB 2.0 que no necesitan de los amperes extra que brinda el cable incluido, y un adhesivo de velcro para pegarlo a nuestro computador (para los casos en que el clip no es compatible por grosor de la pantalla).

Instalación y Software

Si bien el fabricante -Sony Ericsson- ofrece compatibilidad con Mac OS X, Entel PCS -el proveedor de la muestra- sólo entrega una versión que incluye los controladores para Windows 2000, XP y Vista. Para Mac OS X debes conformarte con el Huawei E220 del mismo operador.

Como ya les comentamos, el módem trae una memoria flash de 128MB en su interior, que incluye los instaladores y controladores. Al enchufarlo se ejecuta un AutoRun que nos abre inmediatamente la ventana de instalación.

Luego de instalar el software y que este haya almacenado los archivos de controladores en nuestro equipo, debemos desenchufar el MD300, enchufarlo luego de 10 segundos y se terminará de instalar.

Después basta con acudir al Wireless Manager, el software de gestión de conexiones de Sony Ericsson, para activar la señal de radio y conectarnos. Así de fácil.

Experiencia de Uso

Cuando lo enchufamos directo es cuando comienzan los problemas. Su peso y largo hacen que, al ser enchufado, quede un juego en su posición. Cuando ocupas como base un lugar que no es rígido, el módem puede hacer palanca y dañar el puerto de tu computador, este último directamente soldado a la placa madre del equipo.

Esto no es mayor problema cuando lo conectas con una extensión USB. ¿Pero qué ventajas trae este equipo al ser conectado de esta forma, cuando el Huawei E220 y el Alcatel One Touch x030 hacen lo mismo?

Los amantes de la movilidad son aquellos que aprecian la conectividad en todo momento, y son quienes ocupan computadores de entre 10″ y 12″ pulgadas de pantalla, esos que brindan gran portabilidad y que poseen uno o dos puertos USB. Esto quiere decir que en el peor de los casos -MacBook Air- poblarás todos los puertos, y en el mejor de los casos la mitad de ellos. Ni hablar si ocupas un viejo computador con puerto USB 1.0/1.1, ya que en ese caso tendrás que ocupar un cable bífido incorporado para compensar el amperaje entregado por sólo un puerto de este tipo.

Como si este tema -completamente estructural- no fuera poco, me encontré con dos nuevos problemas menores. Por un lado, el clip para ser colgado al monitor es de tamaño fijo, lo que quiere decir que a menos que tengas una pantalla de un grosor estándar, no calzará. Mención aparte merece el hecho de que el grosor es bastante amplio, por ende a menos que tu computador portátil sea de la década anterior, olvídalo. Por otro lado, nos encontramos con la tapa protectora. Esta sigue con un problema que hemos visto en infinitos flash drives USB, la tapa no puede ser enchufada en la parte trasera del módem cuando este último esté instalado en nuestro puerto USB, por ende perderla es altamente probable.

Conclusión

El módem 3G USB Sony Ericsson MD300 no nos convence del todo, hasta que nos enteramos de su sucesor, el MD400. El MD400 soluciona gran parte de nuestras críticas, posee un protector de conector fijo que tranquiliza nuestros temores de pérdida y tiene un peso y largo menor, lo cual soluciona en parte el tema de palanca sobre el puerto USB. Además y como novedad, integra un lector de memoria M2, lo cual siempre se agradece.

Volviendo al MD300, debemos decir que es un buen equipo, sin embargo no vemos que tenga ventajas sobre otros jugadores de este mercado, como el Alcatel One x030 o el Huawei E220. Su principal valor, el hecho de poder ser conectado directamente en un puerto USB no es del todo práctico al ocupar computadores ultra delgados o de pequeño tamaño. Y en el resto de las características, ya sólo entramos en un tema de software, que es meramente subjetivo. Ahora, si me preguntan a mí, mi favorito en diseño sigue siendo el Alcatel, pero el Sony Ericsson deja la vara alta con su Wireless Manager.

Lo Imperdible

El software de gestión de conexiones: Sony Ericsson Wireless Manager.

Lo Impresentable

Su gran tamaño, considerando su tipo de conexión.

Disponibilidad, precio y cobertura

El módem 3G Sony Ericsson MD300 está disponible en Chile en Entel PCS en tres modalidades, todas junto a un contrato de servicio de Banda Ancha Móvil: Compra por CLP $89.990, comodato con un solo pago de CLP $29.990 o 24 cuotas de $2.101 al mes.