La Piratería vs. la Naturaleza Humana

La Piratería vs. la Naturaleza Humana

por

La piratería es un tema que involucra a muchos pero que pocas veces se discute. En esta oportunidad analizaremos su aspecto cultural y los últimos hechos en esta materia.

En todos los ámbitos de la vida, las personas tienen un umbral de tolerancia a situaciones negativas, que mientras que este no sea superado, las personas suelen aceptar la circunstancia que les ocurre. Esto se ve claramente cuando la gente se ve enfrentada al dolor, al rechazo y a situaciones en las cuales sienten que sus derechos han sido pasados a llevar entre otros.

Uno de dichos umbrales que un grupo de personas sintió sobrepasado recientemente, fue aquel relacionado con el sistema de protección de copia implementado en uno de los juegos más anticipados del último tiempo: Spore. La gente hizo pública su molestia con dicho sistema calificando el juego con una estrella en Amazon.com, lo que implica a la fecha una calificación promedio de 1 a 5 de 1.27 aproximadamente o una estrella y media según Amazon.

Esta acción no resulta del todo extraña si se considera que el sistema de protección de copia implementado permite al usuario instalar el juego únicamente tres veces antes de que se deba llamar a Electronic Arts para validar su copia del juego. Sin duda, este es uno de los sistemas de protección de copia más restrictivos que hay en el mercado en la actualidad.

Pero el prestigio de Spore no solo se vio afectado por las calificaciones negativas en Amazon, pues también el juego va encaminado a ser uno de los mas pirateados de la historia si las estadísticas actuales se mantienen. Según TorrentFreak, desde Septiembre 2 hasta Septiembre 13, el juego ha sido descargado más de 500.000 veces en distintos sitios de descarga de torrents. Aun cuando obviamente dichos números no son del todo exactos dada la naturaleza de este sistema de transferencia de datos, el mismo sitio propone un ejemplo que muestra la magnitud de la estadística presentada: desde Noviembre de 2007 hasta ahora, Crysis ha sido descargado 420.000 veces.

El problema de la piratería (o lo que en su momento se define como piratería) ha estado presente desde hace siglos. De hecho investigando un poco en la historia, los paralelos entre el sistema Torrent y las redes clandestinas de oferta de libros prohibidos surgidas en el siglo XVII poco tiempo después de la invención de la imprenta ,tienen muchas similaridades, incluyendo grandes campañas de persecución a los piratas en donde estos son vistos muchas veces como criminales extremadamente peligrosos. Las diferencias radican principalmente en las razones en su momento para justificar el control de esta actividad.

Para poder entender este problema, se debe comprender que el ser humano por naturaleza es un ser social que en términos generales, comparte e intercambia información con sus pares. De hecho, el ser humano aprende la mayoría de las cosas que sabe por imitación, esto es especialmente cierto en los primeros años de vida.

Pensando únicamente en mí gusto musical y cómo fue que lo adquirí, este se baso principalmente en escuchar cassettes piratas que mis amigos tenían o grabando de la radio las canciones que me gustaba tener. Esto se aplica para todos los seres humanos en distintos ámbitos, ya sea libros, películas, o programas computacionales entre otros. Incluso, muchos gustos de comida se adquieren porque alguien compartió con uno el plato o bebida en su momento.

Este patrón de compartir e imitar es lo que hizo que nos volviésemos consumidores de toda clase de productos, muchos de los cuales pagamos para poder disfrutar. La razón que nos hace efectivamente pagar por algún producto o servicio es precisamente la valoración que le damos al objeto en cuestión.

El ser humano es muy práctico y sabe que si lo que él desea no vale lo que él considera apropiado, buscará alguna alternativa para conseguirlo o simplemente no se esforzará en ello. Por otra parte, si desea algo con mucha intensidad, empleará todos los métodos posibles para conseguir los recursos que le permitan acceder a lo que él quiere. Esto es lo que hace que para una persona sea absolutamente lógico pagar por un disco de Britney Spears y para otra persona esto sea totalmente ilógico.

Pero independiente de los gustos, la piratería no va a dejar de existir por hacer esquemas de protección de copia cada vez más restrictivos, al contrario, el único efecto que esto surte es hacerle la vida cada vez más difícil a la gente que valora el producto y cuando la incomodidad causada por el sistema supera el umbral de tolerancia, situaciones como la que vive Electronic Arts con Spore son la consecuencia.

Muchas de las soluciones para disminuir la piratería ya están inventadas hace mucho rato: bajar los precios de los productos a los niveles que estén acorde con lo que la gran mayoría está dispuesta a pagar o asegurarse que los productos entreguen suficiente valor agregado para justificar su precio entre otras.

Ahora, lo que no se puede pretender, es acabar con la piratería pues como se indicó anteriormente, el ser humano es recursivo; si las latas de Coca-Cola y Pepsi costaran U$50 cada una, mucha gente recurriría a una de las innumerables copias económicas existentes en el mercado, de hecho mucha gente no se puede dar el lujo actualmente de comprar estas marcas de bebidas constantemente y por eso compran las alternativas. El software, la música, las películas, los libros y todo lo demás no se escapan a estas reglas por mucho que la propiedad intelectual de estos productos este mucho más marcada.

Pensando en lo anterior, la realidad es que EA no está quebrando por las descargas por Torrent de Spore y Britney sigue teniendo plata para sus costosas fiestas. Al mismo tiempo, desarrolladores Open Source pueden vivir de sus creaciones, así el producto base sea gratuito y los jóvenes músicos que luchan todos los días por alcanzar la fama, promueven que sus grabaciones sean distribuidas por todas las formas posibles para que la gente los conozca.

Ser “piratas” -en el sentido de compartir la información- es parte de nuestra cultura, y más allá de la ambición desmedida por lograr que el crecimiento de una empresa se mantenga constantemente a tasas irreales, el conjunto de políticas que determinan tanto los precios, como las restricciones de los productos, determinan en buena medida el éxito de los métodos alternativos para su adquisición.

 

Comente este artículo