[Labs] Spore

Tengo 18 planetas conquistados 😛

Esta vez analizamos el juego de Will Wright, creador de Los Sims y la mente maestra detrás de Maxis. El camino a la evolución desde una célula unicelular hasta la conquista del espacio; desde que tenías un ojo y dos flagelos hasta naves espaciales con propulsión máxima.

No se pierdan el análisis de uno de los mejores títulos de este año, que pudo haber sacado 5/5 si no es por su DRM…

Introducción

A menudo vemos que Los Sims ya es un título sólidamente establecido en el mercado, y que por supuesto aún con expansiones igual vende bastante. Su creador, Will Wright quiso realizar un título totalmente diferente esta vez, mucho más ambicioso que el título que lo llevó a la fama.

Partió con el título “Sim Everything” y terminó siendo llamado “Spore”, y no es prácticamente un juego de estrategia, sino un juego de tipo “God Game“, donde juegas a ser dios de tu propia civilización. Títulos de este tipo son Civilization, Los Sims y Black & White entre otros más.

La caja

Spore es un juego sólo para PC y Mac. De hecho, el disco de instalación es híbrido para ambas plataformas, y puedes jugarlo sin problemas previa instalación. El juego pesa relativamente poco, no más de 4 GB luego de ser instalado en el sistema. Incluye el Creador de Criaturas pues es parte íntegra del juego, así que si compras Spore y luego el Creador de Criaturas te encontrarás con que perdiste unos USD $10.

No requiere un gran equipo crysis-killer para correr a la máxima experiencia, tiene varias opciones para bajarle la calidad el juego si tu tarjeta de video queda “demasiado corta” para jugar Spore, que son bastante simples de configurar, pero obviamente a mayor resolución y calidad notarás que tu computadora empieza a andar a saltos.

Lo malo de todo es que incluye SecuROM, un DRM muy prohibitivo. Según el programa mismo sólo permite 3 activaciones, por lo que si cambias tu hardware más de tres veces estás condenado. Después de insertar el CD-Key debes estar conectado a Internet para autentificar digitalmente, y lo hará cada 10 días. Lo mismo sucedió con Mass Effect (que causó gran desaprobación en nuestro sitio) pero este se eliminó por las demandas de los usuarios, pero con Spore no: en Amazon están dejando la embarrada y borrando tópicos en los foros de EA. Este es un gran, gran punto en contra, pues significa que tendrás un ladrillo después de instalarlo 3 veces. Pero avisamos que para no dejarlos con las manos vacías analizaremos el juego en sí y no su pésima política de instalación.

De qué se trata

Deberías leer sobre la Panspermia, la teoría sobre cómo aparecieron los seres vivientes en el planeta. El argumento para empezar a jugar el mismo: todo comienza con un meteorito que cae al planeta con una célula. Tu principio es sobrevivir alimentándote como carnívoro o vegetariano, ser depredador y no ser depredado; fácil de entender para alguien no familiarizado con este tipo de juegos.

Posteriormente saldrás del océano, tendrás patas y caminarás sobre la tierra. Tienes que mantenerte con tu especie en un nido, dependiendo del camino que elegiste para evolucionar, “agregar” nuevas partes a tu cuerpo para tener mayor ventaja, y finalmente pasar al estado Tribal.

A medida que avanzas en el juego vas notando que la sociabilidad es tu aliado, donde tendrás que generar guerras con otras tribus para adquirir sus tecnologías, o bien, aliarte con ellas.

Terminado este proceso de sociabilidad pasas a otro mucho mayor, abarcando todo el planeta y peleando por los recursos naturales. Obviamente todo depende de cómo decidas llevar a cabo la tarea, para posteriormente terminar conquistando todo el planeta.

Fácilmente llevarás más de 5 o más horas (dependiendo de tus l33t 5k1llz) mientras el juego te encanta en cada lugar. A veces recibirás visitas de naves espaciales aún en estado tribal, o uno que otro artículo haciendo referencia a otro juego. Como podrás imaginar, Spore no termina allí, y por amor a la historia, no me atrevo a contarte cómo termina.

Gráficas

Tengamos en cuenta que en Spore su enfoque no es gráfico, sino atmosférico. Me refiero a que en vez de ver efectos bonitos y texturas ultra detalladas, tendremos mundos y hábitats llenos de vida, tal como si fuesen otros planetas. No intenta ser realista, pero la dirección artística es muy buena.

Creo que Spore es un mundo de detalles, algunos más descuidados que otros, pero no entorpecen muchas veces el juego, ni tampoco se ven mal como para decir “Oh Dios mío! Tremendo bug!”. Pero, a pesar de poseer un buen equipo, el streaming de texturas se nota bastante, y eso que no nos quedamos cortos ni por disco duro (Seagate 250GB 7200.10), y por alguna razón sentimos que la caché de texturas administrable del juego, seteado a 1024MB como el máximo de nuestra tarjeta, no jugó un rol importante. A pesar de ésto, la jugabilidad queda intacta.

Sonido

Siempre han dicho que la música es quien tiene la principal culpa de manifestar la atmósfera del momento. En el típico asalto a una tribu urbana, el ritmo de la música ambiental es tan sutil y simple que te permite sentir desde lo alto lo que está aconteciendo. La banda sonora calza perfectamente.

También puedes apreciar buenos efectos sonoros para un juego de este tipo, cuando suceden eventos importantes como al pasar al siguiente “estadio”. Están todos bien logrados y es lo más rescatable de Spore.

Jugabilidad

Hay que partir este apartado tirándole flores al Creador de Criaturas, Edificios y Artefactos. La capacidad de creación es máxima, puedes hacer cualquier cosa con un poco de tiempo, y dependiendo de la dificultad. Puedes deshacer varias acciones para empezar de nuevo, puedes modificar casi todas las formas, puedes colocarlas casi en todas partes, etc. Y si no estás conforme, puedes usar la Sporepedia para usar una criatura predeterminada.

El universo es muy amplio, hay muchas posibilidades de encontrar sistemas variados, planetas, criaturas o hábitats muy surrealistas. Pero sientes que jugarlo es demasiado fácil, incluso en dificultad normal. Hay miles de combinaciones posibles, criaturas diferentes, naves diferentes, y eso es algo muy rescatable.

A medida que avanzas en el juego el juego te explica qué debes hacer de una excelente forma. También posee excelentes tutoriales para ver sin salir del juego, si quieres revisitar algo que no aprendiste o bien no sabes cómo hacer. Además, la inclusión de “logros” por, por ejemplo, avanzar a la conquista del espacio en sólo una partida continua (sí, yo lo logré) te sube el ánimo.

Lo que sí es cierto es que Spore es una especie de varios juegos de estrategia en uno, muy bien conectados por cierto. Tenemos algo de EVE Online, algo de Age of Empires 3, y conceptos de varios juegos. Ninguno es digno del título de innovación por sí sólo, pero sí es evidente que Spore en su conjunto lo logra.

Finalizando, la Sporepedia y capacidad on-line son muy geniales. Puedes desde compartir criaturas y descargar nuevas, hasta visitar planetas de otros jugadores y adquirir material de otros usuarios para usarlos en tu universo. No existe Multiplayer, pero este modo en línea es en sí una buena manera de compensarlo.

Apreciaciones

Título adictivo, volverás a jugarlo. Muchas posibilidades y horas de juego. Gráficos y sonidos que cumplen su cometido. Todo el contenido se adapta muy bien a tus creaciones, especialmente en línea. Fácil de aprender a jugar. No es la gran innovación del año pero la suma de sus partes sí. DRM y SecuROM dejan la embarrada y le quitan potencial al juego, te hace requerir un Crack para Spore (no es la idea).

Veredicto

4/5

“Darwin tenía razón! Si no es por el DRM, este juego podría ser mejor”