Xega promueve cambios en chips subcutáneos de geoposicionamiento

Xega promueve cambios en chips subcutáneos de geoposicionamiento

por

La implantación de chips subcutáneos ha sido uno de los temas más polémicos del último tiempo, y esta discusión se ha revivido por lo realizado por la empresa mexicana Xega en conjunto con la norteamericana, VeriChip. Hasta ahora habíamos visto sistemas basados en chips de radio frecuencia y hoy se ha propuesto un sistema diferente, que conjuga las ventajas del RFID y la telefonía móvil.

Este sistema funciona a través de un chip del tamaño y peso de un grano de arroz que se implanta bajo la piel del cliente, y que envía los datos de ubicación a un transmisor que puede utilizar la red de telefonía móvil que se encarga de enviarlas al satélite para su triangulación y posterior determinación de posición.

El nuevo sistema permitiría expandir la cobertura, pues pasaríamos de los actuales 100 metros que permite RFID por si sólo, a coberturas mucho más amplias, que en un futuro podrían ser tan amplias como las de nuestros celulares. Teniendo como requisito para esto, la instalación de transmisores en cada una de las torres de telefonía móvil.

Por el momento, Xega ve como mercado objetivo a personas con alguna enfermedad de gravedad que requiere de control médico inmediato en caso de complicaciones (léase problemas cardíacos, epilepsia, etc.) dado que además el sistema puede conjugarse con mediciones de parámetros biológicos. Pero nadie niega que a futuro sistemas como éste sean el estándar de identificación reemplazando a nuestras cédulas de identidad. Por nuestra parte, nos limitamos a señalarles que el sistema tiene un costo anual de 2200USD (1.143.000 CLP). La discusión sobre la conveniencia de sistemas como éste, se las dejamos a ustedes.

Link:  Xega creates human tracking chip (GizmoWatch)