Samsung y Motorola demandadas por "rayos perjudiciales"

Samsung y Motorola demandadas por "rayos perjudiciales"

por

Juraba que los rumores del tipo "celulares + radiación = cerebro frito" habían acabado hace algunos años, pero Michael R. Bennett en California piensa lo contrario. Según él, mientras tuvo contrato con T-Mobile entre agosto de 2003 y Diciembre de 2005 con un terminal Samsung, y entre ese mes y abril de 2006 con un teléfono Motorola, ambos le expusieron a radiación perjudicial que terminó por inutilizarle el tímpano. ¡Chan!

La demanda dice así:

El 28 de abril de 2006, el demandante comenzó a perder la audición en su oído derecho, además de sufrir vértigo, pérdida de equilibrio y daños a su intégridad física producto de dichos síntomas, los que sigue sufriendo hasta el día de hoy. (…) De acuerdo a lo señalado por el demandante, estos síntomas se habrían producido por radiación electromagnética emanada desde los teléfonos Samsung y Motorola durante el período señalado debido a su diseño y producción impropios e inseguros.

Hay que destacar que la versión estadounidense de la operadora germana está con por el lado de los buenos en esta historia, por haber ayudado oportunamente al pobre Michael cuando sobrevivía al ataque de los rayos microondas del espacio radioeléctrico. Suerte para él; ahora, si me disculpan, me voy a coser la oreja derecha que se me cae a pedazos.

Link: New cellphone health litigation surfaces in California court (RCRWireless)